Trump: Mucho protocolo, pocos modales y mala imagen pública.

Mucho protocolo porque, hasta donde yo he visto, la organización del acto ha sido perfecta. Como siempre. Pocos modales porque a este hombre le da igual parecer y ser  grosero. Mala imagen y aceptación social por la escasa presencia de público y las muchas protestas que se han puesto en marcha. No quiero repetir lo que otros ya han dicho hasta la saciedad pero no puedo dejar de escribir sobre la toma de posesión de Trump. Hace cuatro años ya lo hice con la toma de posesión de Obama en dos artículos ( Artículo 1 y Artículo 2). No he observado grandes variaciones en la organización pero sí en los gestos que Trump. No entro a hablar del fondo pero sí en las formas como herramienta básica de generación de credibilidad de un responsable público. Ese es mi interés y mi trabajo. Se me ha ocurrido que tomando  fotografías de los […]

Seguir leyendo

Protocolo en la toma de Posesión de Obama ( y II).

He repasado varias galerías de fotografías y he visto numerosos vídeos. Admito que no dejo de sumar puntos a la cuenta del protocolo del Presidente Obama. Son numerosos los detalles, los gestos, los pormenores que hacen de esta ceremonia – repetida cada cuatro años por mandato constitucional-  paradigma de la organización de actos. Se puede observar, también, un riguroso y concienzudo control de todo que incluso en determinados momento, pudiera considerarse excesivo, inflexible y encorsetado. Todo esta diseñado y ejecutado con precisión milimétrica de forma que pareciese que el gusto por la perfección se viera empañado por la rigidez de la actuación de cada uno de los actores. Solo Obama y sus hijas se han permitido algún pequeño gesto no diseñado o ensayado con anterioridad. Aún así, la ceremonia está revestida de un perfecto y riguroso trabajo protocolario que debe ser ejemplo y motivo de estudio en las Universidades que imparten enseñanzas de protocolo. Por mi parte, […]

Seguir leyendo

Protocolo en la toma de Posesión de Obama (I): El detalle.

Bien está lo que bien parece. He seguido la toma de posesión de Obama y me ha parecido, como siempre, que nada -o casi nada- se escapa al control de su Jefa de Protocolo. Ya he comentado en otras ocasiones el magnífico trabajo que se hace en la Casa Blanca y el esmero, absoluto control y obsesión por el detalle con que Capricia Marshal hace honor a su responsabilidad. Algunos pensarán que con tanto dinero y tantas personas es fácil organizar actos de este calibre. Yo solo diré que la profesionalidad y la preparación técnica suplen en multitud de ocasiones a cualquier cantidad de dinero. En la fotografía que te dejo, se pueden apreciar las marcas para las posiciones que ocupan, entre otros,  POTUS (President of The United States) y FLOTUS (First Lady Of The United States). Esto es cuidar de la imagen de ambos dos. Durante la semana iré colocando […]

Seguir leyendo