Una intervención quirúrgica de éxito para un problema Real.

Esta claro que el Palacio de la Zarzuela no podía dejar pasar el tiempo sin intentar dar solución al desafortunado incidente de la Misa de Pascua que en tan mal lugar ha dejado a La Reina Doña Letizia. Los responsables de Palacio se han enfrentado a un creciente murmullo en el que la indignación de los monárquicos y el oportunismo republicano han sumado -de forma inauidita- contra de la Reina. La crisis que de forma rotunda se ha desatado, no debía ir a más y la oportunidad para disminuir el impacto negativo de un gesto terriblemente desafortunado, ha aparecido con la operación de D. Juan Carlos. Ha sido la solución inmediata para comenzar una campaña de imagen que durará mucho tiempo y que cicatrizará las heridas en la opinión pública pero no eliminará las marcas. Se sabía que D. Juan Carlos debía operarse pero no cuando. Este hecho ha sido […]

Seguir leyendo

Doña Sofía, La Reina de España.

Siempre afirmé con rotundidad y defendí que ella ha sido la mejor Reina que jamás tuvo España, después de Isabel La Católica. Y es que su majestuosidad nunca pudo ponerse en entredicho ni cuando fue Princesa de España -en el régimen de Franco- ni durante todos y cada uno de los 39 años en los que ha sido Reina de España. No he encontrado ni un solo gesto público, ni un solo despropósito, ni una sola palabra que pudiera poner en evidencia a D. Juan Carlos o a un miembro de la Familia Real y no le falta carácter ni firmeza. Doy fe de ello. Incluso D. Juan Carlos la calificó como «una gran profesional» que supo representar su papel con una elegancia de carácter, distinción, abnegación, credibilidad y gentileza nunca vistos antes. Es una dama educada, amable, firme, desenvuelta, culta, afectuosa y exigente, cualidades de las que solo las grandes de espíritu y miras pueden alardear. No […]

Seguir leyendo

Macri y el protocolo en su visita de estado a España.

Acabo de leerlo en el diario argentino la nación en el que se escribe sobre el protocolo -referido a la indumentaria y otras normas de cortesía- que regirá los actos con los que SS.MM Los Reyes de España han honrado al presidente de mi muy querida Argentina. Me piden en las redes sociales que de mi opinión porque el artículo, aunque cargado de verdades, necesita aclarar algunos detalles. Tengo la inmensa suerte y el verdadero honor de haber servido en la Casa de S.M El Rey y mi opinión, creo yo, puede ayudar a comprender y a ampliar lo ya explicitado en el artículo. Confieso que lo escrito me ha gustado y debo destacar una frase que hago mía: «…los códigos de ceremonial adquieren un valor semántico de relevancia: cumplirlos o transgredirlos será una declaración de principios«. Por eso, el presidente argentino y su esposa, con su indumentaria, contribuirán a facilitar las […]

Seguir leyendo

La imagen Real de la Reina.

Aprovechando que tengo unos días de convalecencia, tras una intervención quirúrgica que me ha dejado el abdomen con más agujeros que un colador, me pongo a escribir de la imagen de la Reina. Reconozco que cada vez me gusta más echar avispas a unos y otros sin más intención que la de provocar debate y contrastar pareceres de quienes sí entienden de protocolo, etiqueta e imagen pública. Porque «enteraillos» los hay a patadas pero los verdaderamente entendidos en la materia son pocos, muy pocos…..y todos los conocemos. Curiosamente los que más entienden son los que más practican la auto-crítica y la discreción. Está claro que ningún miembro de la Familia Real necesita de mi defensa pero como soy español (a mucha honra), monárquico (por convicción y para llevar la contraria a algunos) y entiendo un poquito -sin ironía ni falsa modestia- de estas cosas del protocolo y la imagen, voy a […]

Seguir leyendo

La imcompatibilidad del té y el protocolo.

Me puedo meter en un jardín del que me resulte difícil salir. Aún así -perdida la vergüenza y el miedo al qué dirán- voy a escribir sobre la relación de mutua-necesidad-amor-odio que tenemos los que nos dedicamos a la organización de actos y los periodistas. Estos necesitan de nuestra aprobación para colocarse en los sitios donde tirar las mejores fotografías, acceder a espacios «reservados» y presenciar momentos que les permita hacer su trabajo de forma genuina. Nosotros los necesitamos a ellos por aquello de que si «no hay foto no hay acto». El problema surge cuando permitimos que la prensa esté presente en lugares que van más allá de lo que conviene al organizador. Me refiero a que dejando que la prensa campe a sus anchas por cualquier espacio y participe, aunque sea de forma pasiva, en conversaciones muy privadas, la ayuda que necesitamos de ellos se torne en perjuicio […]

Seguir leyendo

El protocolo del «besamano»

¡Ay madre! Qué lío tienen algunos con esto del besamano -otros especialistas interestelares le llaman «pasamano», como si del apoyo para subir escaleras se tratase- que supuestamente debían pasar  los invitados a la cena que Mario Vargas ofreció para celebrar su 80 cumpleaños. Al decir besamano parecería que se tratara de ejecutar una serie de movimientos sumisos. Nunca los ví así y, en el siglo XXI, no debiera entenderse como gestos de sometimiento a las personas que nos reciben. Muy al contrario, los anfitriones están obligados a recibir a sus invitados y ambos debieran actuar con modales adaptados a las exigencias de etiqueta que el lugar y las personas presentes merecen. Esto es, el besamano no es más que un saludo entre personas -invitados y anfitriones- que se demuestran respeto públicamente. No es necesario que unos y otros sean amigos. Sí es necesario el mutuo respeto explicitado por el gesto de estrechar la mano […]

Seguir leyendo

El protocolo es el camino: Vive la France!

Por encima de ideologías, gustos e intereses personales se sitúan siempre los valores y los intereses propios de un colectivo como pueda ser una nación. Los valores comunes se defienden con normas de obligado cumplimiento. Respetar las normas, sean protocolarias o de otra índole, hacen más grande a una nación, más creíbles a los dirigentes que las cumplen y las hacen cumplir y más honestos, libres y demócratas a quienes las acatan por convicción y libremente. Aceptar normas significa respetar al prójimo e imponerte a ti mismo no sobrepasar los límites que conculcarían la libertad del otro. Si así lo haces, contribuyes a los intereses comunes y mereces respeto. Si no lo haces, la sociedad te rechaza. Así funciona la vida. No digo nada nuevo porque esta manera de pensar y actuar es parte de nuestra cultura. Lo que ha hecho Más y sus más aventajados borregos nacionalistas ha producido una ruptura y un rechazo masivo […]

Seguir leyendo

Un café y la hoja de reclamaciones.

Hay  actitudes de personas que dan lástima y otras que, además, merecen la indiferencia, cuando no el desprecio. Nos quejamos con demasiada frecuencia de la lejanía entre las personas que nos representan y la sociedad. Queremos que tengan altas responsabilidades, que todas las actividades que ejecuten las hagan de manera excelente y, además, que cuando no estén desempeñando esas funciones se asemejen a nosotros, bajen del Olimpo de los dioses y nos den palmaditas en la espalda como si nos conociesen de toda la vida. Cercanía, demandan unos; naturalidad exigen otros….además de honestidad, capacidad, liderazgo, competencia…. El caso es que los que señalan con el dedo a los que ahora ocupan puestos de responsabilidad parecen ignorar que cuando estos abandonen sus puestos otros vendrán a hacer lo mismo, con mayor o igual dignidad, puntualidad y desvelo o quizá con ninguna de las anteriores. Nunca estamos conformes con quienes lideran instituciones, […]

Seguir leyendo

Carta abierta a Fernando Ramos.

Mi respetado profesor, querido amigo: La boca hay que mantenerla abierta cuando es necesario y cerrada, para que no entren moscas, tantas veces como la ignorancia y la falta de razón sobrepasen al conocimiento y a  la verdad. La razón, creo yo, puede ser subjetiva y estar ligada a los sentimientos pero la verdad es única, si es que está respaldada por los hechos. Como tu y yo atendemos a diferentes razones -tu eres razonablemente republicano y yo razonablemente monárquico- yo no contesto a ninguno de tus republicanos argumentos por temor a que lo intelectual de nuestras diferencias nos aleje en lo personal, aun cuando tus comentarios sobre la monarquía sean a veces gruesos. Prefiero, entonces, tal y como tu haces, buscar los muchos lazos que nos unen antes que buscar las tijeras que los corte. Además de nuestro gusto por la buena comida y los buenos caldos nos unen, entre otros, el amor a España y el profundo […]

Seguir leyendo

Los políticos no son buenos actores.

Lo natural es preocuparse por las Infantas. Lo artificial es comportarse como si nada ocurriese aunque un tsunami lo arrase todo.

Obama masca chicle con nicotina en público y los chinos se enfadan. Está mal mascar chicle en público. Cosa diferente es masticarlo en el salón de tu casa. Allí, oculto a las vistas de todos, puedes rumiar cual vaca en un prado porque nadie te ve y las normas de protocolo las pones tu. Putin cubre con una manta a la esposa del Presidente chino. Entonces, allí censuran las imágenes y en occidente poco más que acusan al presidente ruso de «tirarle los tejos» a la primera dama que, por cierto, es General del Ejército chino. Hay que tener valor…… Yo no le doy mucha importancia, pero es que a los chinos no les gustan este tipo de galanterías. Ellos son más de chupitos de licor de lagarto y de aplaudir a todo el que se mueve, inclinando la cabeza, mientras dejan correr el aire entre las personas. Es lo que hay, y es obligado respetarlo. Para eso […]

Seguir leyendo