Cada uno en su lugar.

La observación. ¡Cuánto se aprende de la observación! ¡Qué importante es uno u otro gesto! ¡Cuánta contenido e información hay en los gestos! Ya sabes que una de las finalidades del protocolo es decir por el gesto lo que explícitamente no se puede o se debe decir. Desde hace unos años vengo observando qué hacen los dirigentes e intento descifrar el porqué de sus gestos. Me sirve para aprender cómo hacer las cosas bien y evitar cómo hacerlas mal….en protocolo y en mi vida profesional y privada. En algunos casos, esos gestos no son premeditados y descubren intenciones no deseadas por los actores. El dirigente que por ignorancia o desprecio actúe públicamente así,  no es más que un auténtico irresponsable. Un gesto de un gobernante o alto directivo empresarial puede traducirse en un aumento o disminución significativa de los índices de su imagen pública, credibilidad y, en el peor de los casos, […]

Seguir leyendo

Gesto, espacio y tiempo.

Estos son los tres factores determinantes en la organización de actos institucionales y empresariales.  El gesto es la forma de comunicación no verbal  que se emplea para enviar mensajes «no explícitos» a los asistentes. Veamos un ejemplo: el gesto de recibir a un invitado a pié de vehículo demuestra la importancia que, para el anfitrión, tiene la persona que llega. Recibir de esta forma, lleva anejo el mensaje «tu eres muy importante para mi» (para el anfitrión). El hecho de ser recibido por personal subalterno o, en el peor de los casos,  la ausencia de recibimiento, destaca la poca importancia de un invitado. Los espacios determinan, también, la «jerarquía» de los invitados. Así, la cercanía al anfitrión tiene una directa relación con la importancia del asistente. Si a un invitado lo integramos en la presidencia de un acto le estamos indicando su mayor importancia respecto de otros que son distribuidos en la […]

Seguir leyendo

Corpus Christi en Toledo. Protocolo.

Nada se deja al azar en el Corpus Toledano. Cada cofradía, capítulo, hermandad o gremio tiene miembros que se dedican a estos menesteres. Además decenas de personas con medios de transmisiones se preocupan de coordinar los movimientos de todos. Hay que tener en cuenta que desde la cabeza hasta la parte de atrás de la procesión hay más de un kilómetro. Ajustar los engranajes y cumplir con horarios no es nada fácil. Cuando entraba en la S.I Catedral Primada me encontré con este canónigo al que me dirigí. Me contó algunas de sus responsabilidades protocolarias. Concretamente, debía recibir a las autoridades que entraban por la Puerta Llana de la Catedral. Por si te interesa, todo lo referido al protocolo de la iglesia católica se encuentra en «El Ceremonial de los Obispos».

Seguir leyendo