Richard Gere y Don Quijote.

Ya sé que alguna intentará fusilarme al amanecer con su implacable feminismo. Pero me da igual. A estas alturas, me es “hinberosímil y habsolutamente despiadante” -así lo diría mi amigo Juan de Sevilla- que traducido al castellano viene a decir: me da igual. Y es que esto de ser caballero, aspirar a serlo o, al menos, intentarlo no es una cuestión de género  sino más bien una condición personal, una actitud que bien puede tener tanto una mujer como un hombre. Sí, ser caballero es como la actitud de Ser Elegante sobre la que ya escribí aquí. Primero hay que sentirla y luego exteriorizarla. Mi visión de la caballerosidad está muy cercana a un enfoque práctico de la vida que consiste en generar a mi alrededor un clima agradable que me haga sentir bien y haga sentir bien a los demás. Sin embargo, está claro que es imposible agradar a todo […]

Continue Reading

Llegar el último y marcharse el primero.

Llegar el último y marcharse el primero. Eso es lo que hace la persona de más rango cuando asiste a un acto ya sea público o privado, oficial o social. Es un derecho que le distingue del resto de los invitados y que todo el mundo acepta, salvo los más ignorantes, descorteses o maleducados que piensan que ellos, y solo ellos, son los importantes. Hoy he leído, de nuevo, que la Reina de Inglaterra ha roto una sola vez el protocolo. Me parece un doble contrasentido en primer lugar porque esto de romper el protocolo es una memez inventada por los medios de comunicación y en segundo lugar -y quizá sea más importante- porque no es que la Reina de Inglaterra o un dirigente rompan el protocolo, sino que ellos son realmente el protocolo. Aquí encaja perfectamente la frase adaptada de Gustavo Adolfo Becquer que se podría dirigir a la Reina […]

Continue Reading

Sin pasión no hay combustión.

No son planos. No. En el Reino Unido y la Casa Real británica saben manejar los asuntos de comunicación y pocas acciones se acometen sin antes haber estudiado muy en detalle las ventajas e inconvenientes de dar un paso. Todo el que conozca cómo funciona esto de la credibilidad institucional sabe que hay algunos elementos indispensables. Preparar el camino y buscar un combustible adecuado para el motor monárquico es fundamental. Desde la muerte de Lady Di, en la que la monarquía británica se dio cuenta que necesitaba contratar a expertos y no solo valerse de leales servidores, el camino a seguir está marcado: solo profesionales para tratar su comunicación e impulsar su imagen pública.  El combustible en estos días lo está proporcionando Meghan Markle y así, el motor de la monarquía funciona a la perfección. Lo tienen claro y para ellos lo importante es la institución y no el medio […]

Continue Reading

La mejor manera de pagar un traje.

Que Obama se sirvió de las técnicas de marketing político para su éxito es una realidad y que Macron, el Presidente de la República francesa, ha copiado lo mejor de Obama es una evidencia. Hasta la llegada de Obama, ningún político reciente del mundo se preocupó tanto por su imagen pública  y a ninguno le dió unos resultados tan beneficiosos. Macron se ha valido de un discurso innovador en Europa que conecta emocionalmente con la sociedad, y de una coherencia personal que no se corresponde con su coherencia política. A la vista está que la coherencia política tiene menos valor que la personal y que, por ejemplo, demostrar amor por una mujer que podría ser su madre ha hecho que la aceptación emocional y pasional del observador sobrepase en mucho a la razón que imponen los hechos y sus ideas poco ortodoxas. Macron se ha convertido en un líder moderno que […]

Continue Reading

Protocolo en términos de futuro.

Todo va demasiado rápido. La sucesión de momentos destacables, la velocidad a la que se desarrollan, la rapidez de la difusión en los medios de comunicación y los numerosos frentes que se crean, hacen casi imposible disponer de tiempo para dedicar a la reflexión sosegada. No hay tiempo para determinar, con visión de futuro, la estrategia que se ha de seguir en la actividad pública de dignatarios y personalidades públicas. Ello hace que, en la mayoría de las ocasiones, quienes tienen la responsabilidad de dirigir los Gabinetes de políticos o empresarios no tengan tiempo más que de poner parches a las novedades que ocurren. Mucha actividad pública de la autoridad y poco personal para diseñar, gestionar y actuar hacen un cóctel peligroso.  Más bien pronto que tarde ese cóctel se convierte en altamente explosivo, detona y se producen daños irreparables a la reputación del dirigente y por extensión a la […]

Continue Reading

Un asiento Real.

Este va a ser el primer artículo del año y más que opinión -que es lo usual en mi- quiero llevar a tu atención alguna anécdota que ya puedo contar porque es de dominio público el hecho que la motivó. Tu ya sabes que mi máxima y la de todos los que nos dedicamos a esto de estar cerca de los dirigentes – los de protocolo siempre estamos ahí- es “VER, OIR Y CALLAR”. Naturalmente seguiré teniendo siempre presente este principio pero hoy voy a contarte una anécdota que solo unos pocos conocen y que puede ser ilustrativa de nuestro trabajo protocolista, protocolario, protocolero o protocolar……. como quieras llamarlo. Lo hago porque es -yo creía que no era así- de dominio público. Me ocurrió en la Boda de Su Alteza Real la Infanta Doña Elena en Sevilla. Nunca lo hice público en el blog porque pensé que, salvo los que […]

Continue Reading

Yo estuve en el XVI Congreso Internacional de Protocolo.

Allí han pasado muchas cosas y reconozco que casi todo fue bueno. Yo estuve allí y fui testigo. Se ha hablado mucho de protocolo, comunicación y también de imagen. Hay que reconocer que ha sido un gran congreso y que se ha realizado un gran esfuerzo por parte de la EIP. De bien nacidos es ser agradecidos y lo que está bien, bien está. Gerardo Correas ha sido un magnífico director de una orquesta y coro que no equivocaron notas ni desafinaron. Me lo he pasado en grande dictando mi conferencia, asistiendo a otras tantas, conociendo a nuevos colegas, saludando a amigos y poniendo, por fin, cara a conocidos de las redes. No ha sido perfecto, es cierto, pero ha dado para mucho. No obstante lo anterior, a mi me hubiera gustado introducir algunos cambios que quiero poner de manifiesto: No ha sido buena idea distribuir a ponentes y oyentes […]

Continue Reading

Protocolo, formalidad y legitimidad democrática.

En democracia existen instrumentos de comunicación que contribuyen a legitimar determinados hechos. Los acuerdos o desacuerdos, las victorias o las derrotas son trasladadas a la sociedad no ya con la difusión de los documentos legales sino con la generación y distribución de imágenes de actos institucionales que son creadas por los departamentos de protocolo. Sin la difusión gráfica de lo que acontece, parecería que un hecho no es legítimo. Podríamos decir que en democracia, lo público ofrece legitimidad mientras que lo secreto, lo oculto es sinónimo de poco democrático o ilegal. Legitimar un acto en democracia requiere tiempo y plazos legales que son, precisamente, los espacios temporales que utilizan los equipos de protocolo para que, lo trasladado a la sociedad desde las instituciones, responda exactamente al objetivo institucional de comunicación. Nada debe quedar al azar porque, de lo contrario, toda o parte de la legitimidad que se persigue con la difusión, quedaría menospreciada. […]

Continue Reading

Mi nombre es Juan, Juan de Dios.

¡Hombre ya!….. que hasta los que me conocen me llaman Antonio (Orozco)….. y yo no soy cantante. A veces canto en la intimidad de la ducha pero solo cuando el aparato de radio tiene tal volumen que opaca mi trino. De otra manera, ni yo me soportaría…..Todo esto viene porque desde hace algún tiempo, cuando alguien me menciona o se dirige a mi me llama Antonio. Esto es lo que le ha ocurrido, entre otros, a Carlos Fuente que me menciona en uno de sus post como Antonio, aunque ya lo ha corregido. Bueno esto es mera anécdota que me da pie y sirve para ahondar un poco en las afirmaciones de mi post “Sin protocolo no hay comunicación”. Lo que escribo me lleva mucho tiempo de meditación, razonamiento -intento ser racional- y prudencia sin que ello menoscabe la libertad que me proporciona mi independencia, de la que tanto alardeo y orgulloso estoy. No obstante, reconozco que lo […]

Continue Reading

Sin protocolo no hay comunicación.

No me interesa – a los efectos de este cuaderno de bitácora- la política. Ya lo sabes. Sin embargo me parece que, para los que nos dedicamos al protocolo, es necesario la observación y la crítica de cuanto acontece públicamente a los dirigentes políticos nacionales e internacionales. Es tan importante la gestión de la presencia de autoridades en actos públicos que nada se puede dejar al azar porque todo afecta a la política, a la diplomacia y a las relaciones internacionales. Tanto es así que me atrevo a decir que donde se hace realmente protocolo puro es en las instituciones públicas. Ya sé que algunos me señalarán con dedo acusador pero, para mi, no es lo mismo organizar, desde el punto de vista del protocolo, un congreso de 1000 médicos que un encuentro del G-20. Aquello es un evento que requiere infraestructuras de todo tipo y esto es un acto que, además, necesita de la visión que […]

Continue Reading