Pedid y se os dará…protocolo, mucho protocolo.

Reconozco que me gustan las frases lapidarias. Muchas de ellas dicen tanto en tan pocas palabras que son dignas de estudio….y además ahora están de moda. La verdad es que con pocas palabras se puede decir mucho. Permíteme un ejemplo: «Menos es más». Tres palabras -juego de palabras- que tiene mucha validez en el mundo del protocolo. Menos tiempo de duración de un acto lo hace más dinámico, menos aburrido y reduce la oportunidad de que Murphy actúe. Pero menos protocolo….menos protocolo…aumenta los fallos organizativos -en el plano puro y duro de la operativa- y pone de manifiesto las carencias de respeto por los demás, además de la falta de responsabilidad institucional y deber de representación que venimos observando en nuestros políticos. Es curioso, lo que hemos visto días atrás en Vigo es difícil observarlo en el mundo de la empresa e incluso en encuentros sociales. La falta de organización y la mala […]

Seguir leyendo

Tu mismo.

Lo hemos oído multitud de veces, «no hay una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión» Y es muy cierto. En multitud de ocasiones, los prejuicios nos hacen ver en los demás actitudes que no nos resultan agradables pero el examen del otro, y su aceptación o rechazo a priori,  es parte de la condición humana. Por eso es tan importante causar una primera buena impresión. Si no conseguimos la aceptación desde el principio, cuando menos, deberemos emplear tiempo y energías en cambiar la percepción negativa que de nosotros se tenga. Si, por el contrario, empleando un mínimo esfuerzo, la otra parte nos acepta, tendremos ganado un tiempo valiosísimo. Aprender a «caer bien» a los demás, desde el principio, es cuestión relacionada con la educación, con la urbanidad…..y con eso que llaman protocolo que algunos califican de «casposo» por pura ignorancia. Todo se aprende, siempre y cuando haya una predisposición a ello. Por eso, hacerse querer, respetar y apreciar […]

Seguir leyendo

Las musas me han abandonado

Lo he intentado, pero no lo consigo. Me pongo a pensar sobre la temática de mi próximo post y nada, que no, que las musas – como cantaba Juan Manuel Serrat- deben estar de vacaciones. En realidad las musas de la mitología griega inspiraban a poetas y músicos y yo de esas altas disciplinas estoy totalmente desconectado. ¡Un poco de inspiración! ¡Por favor! Solo pido un poco de inspiración para escribir, por ejemplo, del acto de toma de posesión del Presidente Feijoo cuya sobriedad es manifiesta. Es curiosa la fotografía -criticada por algunos compañeros de profesión y alabada por otros- que algunos medios destacan. La mesa quizá sea baja o quizá sea perfecta para destacar la figura del presidente. El ángulo de tiro de la cámara muy bajo (contrapicado), quizá para hacer más grande la figura del presidente. La corona del repostero cuya colocación, quién sabe, es fruto de una […]

Seguir leyendo

De mal en peor.

Dirás que soy pesado, pero creo que vamos de mal en peor. Cuando he comentado, con un experto del mundo del protocolo, lo que acabamos de ver todos los españoles en la primera entrevista al Presidente Rajoy, me ha espetado: «Hay que dar una oportunidad a los responsables para que hagan las cosas mejor que antes». No me ha quedado otra respuesta: «En cuestiones de imagen y legalidad, para el Presidente de un gobierno,no hay segundas oportunidades». Las banderas, otra vez las banderas. Me explico. Observa la fotografía del primer Consejo de Ministros presidido por Rajoy que te dejo a continuación. Parecería que las banderas de España (a la izquierda de la imagen) y de la Unión Europea (a la derecha) están «arrinconadas» como si formaran parte del mobiliario. La sensación de lo percibido es que se utilizan para cubrir huecos, cuando todos sabemos que son el símbolo oficial que respalda la actividad oficial, en este caso,  del […]

Seguir leyendo