La policía exigirá ser educado (o protocolario).

Quien diga que ser educado no está de moda, no sabe ni por dónde le da el aire. Es más, ahora se nos pide ser educado -como si en otros tiempos no hubiera sido así-  en el transporte público, en los establecimientos, en las reuniones de negocios y en nuestra vida social con una sola finalidad: que todos nos sintamos cómodos. La verdad, como reza el aforismo español, “Nunca es tarde si la dicha es buena”. Durante muchos años en España -me atrevo a decir que en muchos países de Europa- se ha apartado, despreciado y criticado todo lo relacionado con las buenas maneras que nuestros padres nos enseñaban y exigían. Como en cualquier otra cultura del mundo, aquí se premiaba al niño que cedía el interior de la acera a la persona mayor; se aplaudía al caballero que entregaba el asiento a una señora o se agradecía, con el aplauso […]

Seguir leyendo

Trump, siempre Trump.

Me imagino cómo han de estar los asesores de Trump. No hay comparecencia pública del Presidente de los EE.UU de Norteamérica que no tenga una “trumpada” -término acuñado, creo, por mi amiga Marita Serna- que finalmente difumina el verdadero objeto de la reunión.  Es lo que tiene no confiar en el protocolo o, lo que es peor, desafiarlo y obviarlo. Para mi es inevitable establecer comparaciones entre Obama y Trump. Mientras que aquel no se enfrentaba a un grupo de cámaras y personas hasta no conocer el más mínimo detalle y movimiento que debía o podía ocurrir, éste continua despreciando su puesta en escena, desafiando las leyes básicas del saber ser, saber estar y saber actuar que todo dirigente, se supone, debe poner en práctica. No parece que Trump tenga propósito de la enmienda. Todas las ideas, propuestas e intenciones que pueden estar incluidas en un acto quedan minimizadas por […]

Seguir leyendo

Donde no hay, no se puede pedir.

Son muchos los que, al llegar al poder, avisan que desprecian el protocolo y la etiqueta porque los distancia de la sociedad y sus votantes. Podría interpretarse -así lo llegué a creer- que algunos dirigentes querían desmarcarse de la corbata, la americana y los modales barrocos para no ser identificados con el establishment, que tan mal ejemplo ha dado en los últimos años. Pero no es así. Lo que realmente ocurre es que ese desprecio por el ser, parecer y actuar públicamente de manera correcta es parte de su estrategia de comunicación. Llamar la atención de manera soez es rentable. Siempre vimos cómo para recibir a los más altos representantes y acudir a importantes momentos,  los asistentes lucían una correcta indumentaria como muestra de respeto a las personas o los actos que se celebraban. Es lo que tienen nuestra civilización y nuestra cultura, el respeto se demuestra incluso con la indumentaria. Por extensión, […]

Seguir leyendo

El estilo permanece.

Ya estoy preparando mi segundo libro sobre protocolo. Estoy escribiendo sobre protocolo aplicado al liderazgo y las relaciones internacionales, empresariales, personales, diplomáticas. Por eso estoy volviendo a leer -junto con otros tantos “incunables”- el libro “Código de etiqueta y distinción social” del Duque de Camposol que unido al artículo de Arturo Pérez Reverte “No era una señora” , me han dado una idea sobre la que escribir otra vez: los buenos modales. La educación y la cortesía siempre fueron cualidades premiables y muy valoradas por las sociedades avanzadas. La sociedad prestigiaba y valoraba a quienes, además de cumplir con las leyes, cumplían con sus deberes de ciudadano. Se trataba de agradar a los demás y el único premio era la consideración de los demás y la satisfacción personal. La actitud de agradar y de no distorsionar la normal relación de personas -aunque sus posiciones personales, ideológicas y de religión sean distantes- […]

Seguir leyendo

Protocolo en El Quijote.

El Quijote, Parte 2, Capítulo 10 “No comas ajos ni cebollas, porque no saquen por el olor tu villanería. Anda despacio; habla con resposo; pero no de manera que parezca que te escuchas a ti mismo; que toda afectación es mala. Come poco y cena más poco; que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago. Sé templado en el beber, considerando que el vino demasiado ni guarda secreto, ni cumple palabra. Ten cuenta, Sancho, de no mascar a dos carrillos, ni de eructar delante de nadie”. Don Quijote y Sancho Panza. Foto de Bea Burgos. Pues he hecho caso a mis amigas y compañeras de protocolbloggerspoint y me he puesto a buscar en la web frases del Quijote relacionadas con el protocolo, la cortesía y la etiqueta. Me parece que la que os dejo es -por sencilla-  brillante y viene a demostrar que el protocolo -en tanto que […]

Seguir leyendo

Diez preguntas insolentes y una respuesta protocolaria.

DIEZ PREGUNTAS 1.-¿Por qué tengo que recibir a quien me desprecia y pretende humillarme? 2.-¿Por qué tengo que agradecer un servicio cuando no solo no se me ha prestado sino que se me ha perjudicado? 3.-¿Por qué tengo yo que estar siempre sometido a la norma mientras que otros la desprecian? 4.-¿Por qué debo callarme cuando otros vociferan? 5-¿Por qué tengo que respetar a quien no me respeta? 6.-¿Por qué debo poner al mal tiempo buena cara? 7.-¿Por que tengo que ceder cuando ellos pretenden preceder? 8.-¿Por qué debo saber ser y aprender a estar estar mientras ellos solo quieren parecer y aparentar? 9.-¿Por qué estoy obligado a medir mis palabras cuando ellos vociferan e increpan? 10.-¿Por qué tengo que admitir, cien mil veces 100, pulpo como animal de compañía? UNA SOLA RESPUESTA Porque eso te hace diferente a ellos. © Juan de Dios Orozco López

Seguir leyendo

Cortesía institucional.

La cortesía institucional comienza a ser la gran ausente en las relaciones políticas y diplomáticas. Desde hace algunos meses los hechos no hacen más que reforzar la idea de que las relaciones entre altos dirigentes se han convertido en una continua manifestación de mala educación. Esta actitud pública no hace más que acentuar la soberbia de unos y la escasa responsabilidad de otros. Algunos dirigentes, con las más altas responsabilidades, han abandonado el gusto por intentar acercarse o distanciarse de sus rivales desde la cordura y con argumentos doctos. No se practican la sonrisa y las buenas maneras. Mucho menos la tolerancia y escasamente la inteligencia. Parece que actuar públicamente con formas descompuestas alecciona a los más exaltados,  a los menos moderados, a los más vocingleros….. Las discrepancias y desavenencias ya no se solucionan con la sutileza de antes y entre bambalinas. Muy al contrario, los enfrentamientos se llevan a la […]

Seguir leyendo

Tu mismo.

Lo hemos oído multitud de veces, “no hay una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión” Y es muy cierto. En multitud de ocasiones, los prejuicios nos hacen ver en los demás actitudes que no nos resultan agradables pero el examen del otro, y su aceptación o rechazo a priori,  es parte de la condición humana. Por eso es tan importante causar una primera buena impresión. Si no conseguimos la aceptación desde el principio, cuando menos, deberemos emplear tiempo y energías en cambiar la percepción negativa que de nosotros se tenga. Si, por el contrario, empleando un mínimo esfuerzo, la otra parte nos acepta, tendremos ganado un tiempo valiosísimo. Aprender a “caer bien” a los demás, desde el principio, es cuestión relacionada con la educación, con la urbanidad…..y con eso que llaman protocolo que algunos califican de “casposo” por pura ignorancia. Todo se aprende, siempre y cuando haya una predisposición a ello. Por eso, hacerse querer, respetar y apreciar […]

Seguir leyendo

No hay disculpa.

Pues nada, que los máximos responsables del mundo no tienen modales o educación. Ya lo he escrito en muchas ocasiones. Aquel que tuviere una responsabilidad pública de cierto nivel la debe llevar a acabo a tiempo completo. Digo yo. Les va en el sueldo y lo deberían asumir voluntaria y consciente. Los políticos están obligados a ser ejemplo de los valores más representativos de sus culturas. Son múltiples las razones que exigen y justifican esta deseable forma de actuar.  Nos hacen falta líderes que sean ejemplo permanente a seguir y cuya actitud sea observada, al menos, como digna. Pero nadie, incluso los que más poder tienen en el mundo, quiere comprometerse al 100% con la función docente y de ejemplaridad exigible a todo dirigente político. Por eso yo insisto en que es necesario ser y parecer en todo momento, salvo en la ducha. Es preocupante que nadie quiera  predicar con el ejemplo. Quien está sometido a […]

Seguir leyendo

Protocolo como lenguaje universal : “May I come in?”……”between, between”

Yo hablo y escribo, a duras penas, el castellano. Lo aprendí desde mi nacimiento. Es castellano de “mother tongue”. Pero lo malo es que ahora no solo vale con el castellano. Es necesario hablar inglés…y escribirlo……. y traducirlo……. e interpretarlo. Yo ya pasé todos los tribunales necesarios para acreditar mi nivel inglés. Recuerdo mi primer examen oral de inglés con apenas 20 años. Cuando me llegó el turno de enfrentarme al tribunal, consciente de que debía ser extremadamente educado y protocolario, solicité permiso para acceder a la sala donde un señor de gesto serio me miraba fijamente. Era el presidente del tribunal, pensé que era británico -aunque luego me enteré que era de Badajoz- y mis primeras palabras fueron: “May I come in?” A lo que el contestó con un elocuente y seco “Yes”, en nombre de las señoras-lobas-vocales del tribunal y en el suyo propio. Fue fantástico. Era la […]

Seguir leyendo