La nueva Lady Di.

Lo vi el otro día mucho más claro. Me recomendaron un documental en el que aparecía el  Príncipe Harry y su hoy esposa, Meghan Markle. Magnífico en su producción y realización. Ha sido cercano y muy emocional, como todo lo que se hace en el Reino Unido relacionado con la monarquía. No es que yo tenga una especial predilección por los británicos pero reconozco que los Windsor, desde los inicios del reinado de Isabel II, han sabido sembrar y recolectar una sustanciosa cosecha de aceptación social mundial. Los historiadores y estudiosos de la dinastía británica otorgan gran parte del mérito al Príncipe de Edimburgo de cuya mano se comenzaron a retransmitir en directo los actos de la monarquía, antes reservados a un exclusivo y reducido numero de privilegiados. Esa apertura y la visión de lo que acontecía a los reyes y sus familias, que abrió las puertas de los palacios […]

Seguir leyendo

Protocolo en términos de futuro.

Todo va demasiado rápido. La sucesión de momentos destacables, la velocidad a la que se desarrollan, la rapidez de la difusión en los medios de comunicación y los numerosos frentes que se crean, hacen casi imposible disponer de tiempo para dedicar a la reflexión sosegada. No hay tiempo para determinar, con visión de futuro, la estrategia que se ha de seguir en la actividad pública de dignatarios y personalidades públicas. Ello hace que, en la mayoría de las ocasiones, quienes tienen la responsabilidad de dirigir los Gabinetes de políticos o empresarios no tengan tiempo más que de poner parches a las novedades que ocurren. Mucha actividad pública de la autoridad y poco personal para diseñar, gestionar y actuar hacen un cóctel peligroso.  Más bien pronto que tarde ese cóctel se convierte en altamente explosivo, detona y se producen daños irreparables a la reputación del dirigente y por extensión a la […]

Seguir leyendo