Con un pito en la boca.

Lo siento de verdad. No sabes cuanto lamento verme obligado a opinar sobre cuestiones protocolarias que nuestra sociedad, supuestamente, debía haber superado ya hace años. Lo que viene más adelante tiene dos partes: a) y b). La parte a) se dedica a calificar despectivamente y de manera directa a los cobardes a los que gusta tener pitos en la boca. La parte b), no menos seria que la anterior, es en la que doy mi opinión protocolaria. Avisad@ estás. Parte a) o del calificativo despectivo. No han transcurrido dos días desde el bochornoso espectáculo de los silbidos al Himno Nacional y a S.M. El Rey. Los comentarios de los peruanos y de otras nacionalidades (entendí algo en inglés que no me gustó) no son nada elogiosos hacia un país que permite estas burradas. Lo que sentí en el aeropuerto de Lima viendo insultado al Himno Nacional y vilipendiado a S.M. El […]

Seguir leyendo

El valor de los símbolos.

El Ministro de Interior ha ofrecido una rueda de prensa en la que anunció que se multará «…con sanciones de hasta 30.000 euros las ofensas o ultrajes a España, las comunidades autónomas, las entidades locales y sus símbolos, instituciones e himnos cuando estas actuaciones no sean constitutivas de delito». Resulta paradójico que el propio Estado español tenga que establecer normas para preservar sus símbolos del insulto de sus propios nacionales cuando debieran ser estos los que motu proprio los defendieran. Recogemos ahora, en forma de piezas de desguace, lo que nosotros mismos hemos provocado con una educación carente de los valores característicos de una nación fuerte y cohesionada. Advierte el Gobierno que el insulto o la vejación a la Bandera, sus símbolos o instituciones puede costar hasta 30.000 €,s pero preveo que esto no va a dar resultado más que para calmar las demandas de algunos y como medida disuasoria no muy […]

Seguir leyendo

Himno oficial de España.

Una de las sorpresas más grandes que hemos podido observar en competiciones deportivas internacionales ha sido la reciente equivocación de los organizadores del Tour de Francia cuando, en lugar del Himno de España sonó el de Dinamarca. Todos nos sentimos un poco molestos por este asunto. Unos años antes, en la competición de Copa Davis  que se celebró en Australia, sonó el himno de Riego que fue utilizado por la República Española en el siglo pasado. En Australia, ante las protestas del equipo y  las autoridades españolas presentes, no se comenzó la competición hasta que se consiguió la interpretación del «Himno Oficial de España» que, por cierto, llevaba en un CD la Directora de Comunicación de la Federación Española de Tenis. Espero que esto no os ocurra y para ello os proporciono, a petición de una de mis lectoras, el Real Decreto 1560/1997 por el que se regula el Himno […]

Seguir leyendo

Abuchear al Rey y al Himno Nacional no es delito.

Abuchear al Rey y al Himno Nacional no es delito, así lo ha determinado la Audiencia Nacional.Y es que nosotros -los españoles- somos así de modernos. Yo diría que, además de modernos somos maleducados, irreverentes, libertinos y gilipollas. Sí, gilipollas, porque no somos capaces de respetar ni siquiera nuestro propio himno, ni al Jefe del Estado, ni a las demás autoridades que se encontraban en el palco del estadio donde se celebró el partido de fútbol de la Copa del Rey. Somos, perdón, son tan cínicos que primero faltan al respeto, para después luchar por un trofeo que lleva el nombre de S.M. El Rey. La mayoría de los «abucheadores» no son más que borregos que, amparados en la masa, se divierten ofendiendo al Rey y a los demás españoles. Mi padre diría que ellos, estos modernos de «boquilla», son unos mulos, perdón otra vez, acémilas, que suena más moderno. Estos […]

Seguir leyendo