Nos hace falta más protocolo.

Esta semana ha dado para hablar y debatir mucho sobre protocolo. A veces los fallos de protocolo son divertidos, pero los tres casos a los que me voy a referir me han producido una gran tristeza porque, conociendo a grandes profesionales de protocolo en Argentina y México, me ha sorprendido lo ocurrido. Ha sido  también una sorpresa por lo inesperado de lo ocurrido y también me ha producido indignación porque, en muchas ocasiones, un fallo de protocolo se traduce en un insulto a una persona o -peor aún- a una nación. Comenzaré por referirme a lo acontecido en Argentina cuando, en un aeropuerto en el que va a tomar tierra el avión que transporta en vuelo oceánico a un Jefe de Estado, resulta que no hay escalera que llegue a la puerta del avión. He oído muchas escusas y leído otros tantos intentos de justificar lo injustificable.  A saber: que […]

Seguir leyendo

Premeditación o casualidad en protocolo.

La escalera por la que no bajó Obama del Air Force One en la cumbre del G-20 de China está dando mucho que hablar. Demasiado. Ya sabes que el presidente de EEUU no pudo bajar por la puerta que utiliza normalmente sino que se vio obligado a hacerlo por otra «menos distinguida» y en la que la prensa estadounidense y la autoridades de EEUU que lo esperaban, no pudieron estar presente con la comodidad y antelación suficiente. He leído en algún lugar que miembros del equipo del Presidente de EEUU tuvieron que levantar los cordones de acotados para acercarse a Barack Obama. Ello motivó las quejas de los norteamericanos, el enfado de los chinos que reclamaban las prebendas de su papel como anfitriones  y proporcionó un elemento de discordia en la relación EEUU-China. Echa un vistazo a esta fotografía que de sencilla y explícita lo dice todo. Lo cierto es -según la prensa norteamericana- que la disputa […]

Seguir leyendo