No-protocolo como estrategia de comunicación.

«No sirve para nada». Al menos eso es lo que algunos afirman del protocolo. «El protocolo distancia a los líderes de la sociedad a la que se deben», dicen otros. El caso es que, en realidad, el protocolo es utilizado – a veces manipulado- para atender a los objetivos de unos y otros. Lo curioso es que nadie, creo yo, salvo los que nos dedicamos a estos menesteres, se atreve a admitir que -además de procurar la convivencia- sirve para comunicar. Así lo viene a demostrar algunos líderes políticos que lo utilizan, a hurtadillas, como si no les afectase ni interesase. En muchos foros y en este blog he afirmado que son varios los factores que afectan al protocolo en tanto que técnica de comunicación y facilitadora de las relaciones personales, institucionales, diplomáticas, empresariales o políticas. Destaco hoy cómo se utiliza el espacio – sí, lo de ceder o no la derecha-, el tiempo […]

Seguir leyendo

Sharapova: «Mea culpa» y puesta en escena.

Lo decía Mehrabian. Casi el 60% del valor de un mensaje está en la carga no verbal del emisor. Y es verdad, los seres humanos no dejamos de ser animales. Animales racionales pero, al fin y al cabo, animales. Y los animales no hablan. Su comunicación se basa en gestos y ruidos que son las componentes principales de la Comunicación No Verbal. No hace falta hablar para que otros entiendan.  Quede claro que el proceso de observación no es voluntario en sociedades avanzadas sino inducido. Vemos incluso lo que no queremos; vemos lo que no nos interesa e incluso vemos lo que despreciamos. Vemos, observamos y tomamos decisiones. Esto es un hecho. Quien entiende lo anterior y es capaz de utilizarlo en su vida pública, se convierte en un gran comunicador que puede influir en los que lo observan. Algunos políticos y sus asesores saben mucho de lo anterior. Hay mensajes […]

Seguir leyendo

Retórica y discurso protocolario (y II)

En numerosas ocasiones me he referido a la elaboración del discurso protocolario que viene a fundamentarse en la configuración de los diferentes elementos de la escena, en su distribución especial y espacial, en la coherencia con lo verbalmente explicitado y en la necesidad -en muchos casos exigencia- de decir por la imagen lo que con palabras resultaría inoportuno, políticamente incorrecto o difícil de explicar. De esto último saben mucho los comunicadores políticos y empiezan a implementarlo los que gestionan la comunicación empresarial. Es cierto. Los grandes discursos, además de grandes interpretaciones, necesitan de una elaborada, meditada y cuidada puesta en escena. No me refiero a la arquitectura de interiores o a la decoración sino a la táctica protocolaria que hace saltar la chispa en el observador y viene a despertar interés por el discurso verbal, complementa su contenido y lo impulsa para hacerlo persuasivo. No vale cualquier espacio, no vale […]

Seguir leyendo

Me llena de orgullo y satisfacción.

No te preocupes. No voy a felicitarte de nuevo por la Navidad. Pero, prepárate porque yo también voy a comentar El discurso del Rey. Fíjate que a mi me parece que, en su conjunto, no ha habido nada nuevo. Bueno, yo creo que el lugar desde el que habla el Rey es uno de los pocos cambios que se han llevado a cabo. En esta ocasión ha hablado desde un rincón de algún lugar del Palacio de la Zarzuela que se asemeja, en lujo, al salón de muchos de los españolitos de a pié. Algunos hubieran querido que la acción se desarrollara en la cocina, mientras que S.M contribuía a los quehaceres domésticos. Ello hubiera contentado a las feministas. Quizá hubiera sido buena idea, también, que S.M. hubiera ofrecido parte de sus palabras mientras sembraba zanahorias en un huerto totalmente ecológico. Ello hubiera contribuido a hacer más felices a los […]

Seguir leyendo

La construcción del discurso protocolario

Como puedes apreciar, cansado de dar vueltas siempre al mismo asunto, yo no escribo sobre el protocolo en el día de la Fiesta Nacional. Reconozco que he leído un par de post escrito por personas importantes del protocolo en España muy interesantes, pero me cansa y me aburre la temática. Se que alguien puede pensar lo mismo de cuanto escribo yo. Vuelvo a la carga con los usos, costumbres y la organización de actos en los que participan personas con las más altas responsabilidades y cuyas acciones públicas, gestos o declaraciones tienen una trascendencia que supera las ya ficticias fronteras entre naciones. Escribo sobre  la responsabilidad del diseño del discurso protocolario, su construcción y puesta en escena. Reflexiono sobre  lo que va más allá de la mera organización y ejecución de un acto. Estoy obsesionado con la necesidad de alinear las acciones de protocolo con la comunicación corporativa e institucional y […]

Seguir leyendo

El contexto en los mensajes navideños (I)

Como todos los años, intento descifrar algunos detalles de los mensajes que los responsables políticos emiten en estas fechas. Junto a la verbalización de ideas es necesario destacar los «artefactos» que conforman el espacio que rodea a estas personalidades y que se contituyen también en verdaderos emisores de ideas. En muchas ocasiones el mensaje verbal es coherente con el entorno. En otras ocasiones, cualquier cosa es buena -aunque no lo sea- bien por el verdadero  desconocimiento de determinadas técnicas de comunicación, bien por la dejadez de los responsables de comunicación. Lo más peligroso para los responsables políticos es que, en no pocas ocasiones, se rodean de supuestos «asesores» convencidos de su buen hacer. Esto no ocurre en la Casa de S.M. El Rey pero sí, por ejemplo, en algunas comunidades autónomas. Casi todos los responsables políticos hacen un resumen de lo acontecido en el año – malos tiempos para la […]

Seguir leyendo

Habilidades, cualidadades y CARISMA.

El pasado domingo leía en El País un artículo relacionado con las capacidades de comunicación de los candidatos catalanes Mas y Montilla. El autor asignaba a Mas una mayor capacidad para comunicar desde el atril, mientras que Montilla sería más ágil en las distancias cortas. En este sentido, el periodista –siento no recordar su nombre- establece una relación directa entre las capacidades y la formación que cada uno tiene. Mas, universitario, es hábil y certero desde el  púlpito y todos sus mensajes son medidos, ajustados y eficaces. Sin embargo no posee las habilidades de Montilla para socializar. Montilla, que pasó por la universidad pero no consiguió finalizar ni Derecho ni Sociología, es ágil en el “bis a bis”. Resulta simpático, agradable y siempre tiene palabras cercanas para la gente que se le aproxima.  Sin embargo, en el estrado es frío y no consigue llegar al público. Parece, entonces, que hablar […]

Seguir leyendo

En «olor» de multitud.

Fue el otro día viendo la televisión. Si. Estaba haciendo zapping y me topé con el programa «España en la Memoria» de Alfonso Arteseros, en el que se repasaba la vida de D. Alfonso XIII. Durante el programa se entrevistó a quien ha escrito un libro relacionado con D. Leandro de Borbón, el hijo de D. Alfonso XIII. Lamento no haberme quedado con el nombre del escritor, que es experto en todos estos temas. El caso es que me pareció oír al literato que alguien había sido recibido en nosequé sitio en «olor de multitud». Por mi condición de militar de Infantería, tengo amplia experiencia en esto de los «olores de multitud». Debo reconocer que he oído la expresión en muchos lugares y olido a la multitud en otros tantos. Yo creía que la expresión correcta era «loor de multitud». Pero, ante la fortaleza y convicción con la que se […]

Seguir leyendo

Otra de Berlusconi.

Que Berlusconi es un bocachancla es evidente. Ya sabéis que, en determinadas ocasiones, un gesto ofrece más información que la palabra. Incluso en muchas situaciones, los gestos son «prediseñados» para ofrecer implícitamente un mensaje que, de haber sido enviado directa y explícitamente, podría ser demoledor. Berlusconi no tiene modales. Eso está claro. Si los modales son la expresión externa de nuestra educación, este pájaro no ha llegado ni a conocer los más básicos principios del comedimiento. La educación no es más que la barrera y los límites que se auto impone una persona para no hacer y decir lo que le de la gana en el momento en el que le de la gana. El caso es que Zapatero, después de reunirse con Berlusconi, compareció ayer ante la prensa y este  que se cree gracioso – los italianos también lo piensan-  se permite ridiculizar al Presidente del Gobierno de España. […]

Seguir leyendo

Un «bisho» en la Casa Blanca.

Un amigo de Sevilla me llama con la intención de ofrecerme temática para el blog. Transcribo parte de la conversación que he mantenido con el. Mi amigo de Sevilla: “ Guan que no, que no se trata de otro perro……….. Que no, que no`stoy hablando de argún asesó der Presidente……….. Es que no ha salío bien la puesta en escena de Varac Hovana. Yo: ¿Cómoooooooooo?. ¿Un fallo en la puesta en escena del Presidente Obama? . ¿Que los de protocolo y comunicación de la White House no han controlado todos los detalles? Vengaaaaaaaaaaaa. Mi amigo de Sevilla: Pues sí, eso a pasao. Es que en la “güais jaus” hay «topos»… noooooo, infiltraos no, joé. ¡Un bisho, coño, ¡¡¡¡¡¡un-bi-sho!!!. Que no tentera de ná, coones, güan.” Después de un largo intercambio de pareceres y búsquedas en Internet ya he conseguido ver la fotografía de lo ocurrido. La tienes más abajo. Obama comparecía […]

Seguir leyendo