Diez preguntas insolentes y una respuesta protocolaria.

DIEZ PREGUNTAS 1.-¿Por qué tengo que recibir a quien me desprecia y pretende humillarme? 2.-¿Por qué tengo que agradecer un servicio cuando no solo no se me ha prestado sino que se me ha perjudicado? 3.-¿Por qué tengo yo que estar siempre sometido a la norma mientras que otros la desprecian? 4.-¿Por qué debo callarme cuando otros vociferan? 5-¿Por qué tengo que respetar a quien no me respeta? 6.-¿Por qué debo poner al mal tiempo buena cara? 7.-¿Por que tengo que ceder cuando ellos pretenden preceder? 8.-¿Por qué debo saber ser y aprender a estar estar mientras ellos solo quieren parecer y aparentar? 9.-¿Por qué estoy obligado a medir mis palabras cuando ellos vociferan e increpan? 10.-¿Por qué tengo que admitir, cien mil veces 100, pulpo como animal de compañía? UNA SOLA RESPUESTA Porque eso te hace diferente a ellos. © Juan de Dios Orozco López

Seguir leyendo