¿Cambiar la imagen de un líder?

Buceando por internet me he encontrado con varios artículos que Teresa de la Cierva ha escrito para ABC.es. En ellos ha solicitado a algunos “asesores de imagen” o estilistas o peluqueros, que cambien el look de Llamazares, Rajoy y Zapatero. Imaginaba algunas barbaridades, pero tantas………………….. Estas son algunas de las brillantes sugerencias para el Presidente Zapatero: «no le vendría mal un poco de pelo injertado que le acorte la frente». Hombre, que el Presidente no está tan apurado como D. José Bono…. «Tiene un físico muy hollywoodiense, debería emular el estilo del icono de los 70, Steve McQueen». Seguro que » a lo yorch cluni» le va mejor. «El bigote también a lo Brad Pitt en «Malditos Bastardos» le haría parecer más moderno». Brillante idea. A este tipo se le enciende un led -en lugar de una bombilla- de lo moderno que es. «Cejas redondeadas». Eso si que no. Con […]

Seguir leyendo

La talla de políticos y empresarios.

Hace unas horas he oído a alguien en la radio que hablaba de las “tallas”.  Venía a decir que para observar la talla de una escultura, de una obra de arte, era necesario alejarse de ella. Al contrario, cuando se trata de tallar a políticos o empresarios, para medir su valía es necesario acercarse a ellos. El problema es que este acercamiento para el conocimiento es prácticamente imposible por varias razones. Una de las razones que impiden el acercamiento a estos políticos-empresarios de talla es que, en la mayoría de los casos, están rodeados de una camarilla de asesores que,  bien por necesidad de proteger la imagen de su “señorito” o para proteger las  prebendas y privilegios que le ofrece esa cercanía, establecen barreras infranqueables. Estos últimos –los de las prebendas o privilegios – son los que podríamos calificar de trepas o pesebreros. Sus capacidades son tan escasas que ven […]

Seguir leyendo

¿Cambiar de imagen?

Si me encuentro cómodo con mi forma de vestir….. si no me da miedo de la persona que me observa cuando me miro al espejo……..si me da igual una 48 que una 52 (en mi caso una 58)…….entonces ¿por qué un cambio de imagen?. Oye, bajo estas circunstacias no deberías de cambiar de imagen. Tu eres muy feliz tal y como eres, así que no cambies. Pero si te pareces a Don Pinpon, sales corriendo y gritando cuando -aún después de restaurarte la cara con cremas y menjunjes- te miras al espejo y, además,  usas una talla 90, lo mejor es que………cambies de look. De verdad, de nada te va servir una crema liporreductora, un borrador de arrugas o visitar las tiendas de Serrano con una abultada VISA. Mira, los que somos así (de feos) no tenemos más solución que pedir a la Virgen que nos haga un milagro y nos convierta en clon de Brad Pitt a […]

Seguir leyendo