La fotografía poco acertada del Brexit.

No sé porqué, pero me lo temía. Y así ha ocurrido. Hay fotografía del Brexit y, por supuesto, nada favorecedora para la UE. Al contrario que para el Reino Unido, como siempre. Verás, soy de los que piensan que cuando uno declara abiertamente que no quiere ser tu amigo, lo mejor es dejarlo marchar. Y eso significa que después de la manifestación -pública o no- de la enemistad se deben acabar, también, las formalidades que se utilizan con los verdaderos amigos. Nunca se puede tratar a un amigo igual que al que te desprecia, pero como en la UE somos unos memosacomplejadosabrazafarolassexadoresdepollos(*), no solo le tendemos al enemigo un puente de plata sino que lo chapamos en oro de 24 quilates y, también, le decimos al mundo que los gastos corren de nuestra cuenta. Los amigos cuando llegan a acuerdos se fotografían y sonríen. Pero fotografiarse con el enemigo cunado te […]

Continue Reading