Emoción, credibilidad y aceptación Real.

Lo hemos visto en la Boda Real británica. Aunque no pude verla en directo, desde ayer en la noche y ahora de viaje, no he dejado de leer y corroborar lo que ya era un éxito de comunicación Real cantado y coreado por todo el mundo. El juego de las miradas, las lágrimas, la sonrisa y el beso -ah! el beso de amor que se echó tanto de menos en el boda del Rey Felipe VI- son parte del kit emocional que hacen de un acto sin interés político y cargado de religiosidad, un hecho mundialmente seguido y aceptado tanto por monárquicos como por republicanos. Por encima de los 1300 millones de €uros que ha dejado en beneficios una boda Real a la que no ha asistido ningún miembro de familia real conocida, la celebración de esta boda ha supuesto un impulso a la aceptación de la monarquía británica que […]

Seguir leyendo

¿Barbacoa o Boda Real?

Ya os comenté que no podría asistir a la Boda del Príncipe Guillermo y la Princesa Catalina. Así fue. Las cosas de mi amigo Juan de Sevilla… que siempre tiene a bien celebrar sus famosas barbacoas de «shoriso, morsilla, zolomiyo maserao en bino y yerbas der campo y pápas asás» justo cuando se produce un evento de tanta trascendencia como una Boda Real en UK. Así es él y así soy yo, que intento no hacer feos a la gente que realmente me aprecia y que cuenta con mi aprecio. Os confieso que, después de la barbacoa, vi doblegada mi voluntad de no ver nada de la Boda ante la insistencia de Juan. Así que nos colocamos delante de su ordenador de sobremesa- el lo tiene en el salón de su casa- y vimos fotografías y vídeos del acontecimiento. Me han contado que en varias TV,s han aparecido expertos en […]

Seguir leyendo

Michel Obama, el Ministro Blanco, la Boda Real y «tuitear».

Pertenezco a un grupo profesional internacional relacionado con el protocolo, cuyos integrantes desarrollan o han desarrollado su labor profesional ligada al protocolo en las más altas instancias del Estado en diferentes naciones. En muchas ocasiones, como es la que nos ocupa ahora, intercambiamos artículos de los medios de comunicación de nuestros respectivos países. Hoy me ha llegado este en el que se aconseja, entre otros, no «abrazar afectuosamente a la Reina» y «no tuitear desde la iglesia» en la próxima Boda de Kate Middleton y el Príncipe Wlilliam. Del abrazo a la Reina , únicamente practicado en público por Michelle Obama, no hablaré pero del tuiteo sí porque no sé quién me ha enviado una fotografía del Ministro D. José Blanco quien, durante el desarrollo de un acto relacionado con la religión – me da igual que sea católica, musulmana, hebrea o sintoísta-,  se dedica a contestar correos o a […]

Seguir leyendo