Líderes con pies de barro.

Escribía hace unos días sobre las cualidades personales de Rafael Nadal que le encumbran hasta las más altas cotas de credibilidad social. Al igual que el Papa Francisco, su coherencia personal -entiéndase ser y parecer lo mismo- les impulsa a ser creíbles sin esfuerzo alguno. Son transparentes y cualquiera de sus acciones públicas contribuye al crecimiento de su prestigio y su reputación. Ambas dos, prestigio y reputación, se construyen sobre las bases de la cohesión de múltiples factores personales, que provocan una aceptación pública mayoritaria, por encima de creencias y gustos pasajeros. Nacieron para liderar por el convencimiento, el ejemplo, la verdad, el honor, el esfuerzo y la sencillez que son ingredientes –digo yo- de los cimientos de los verdaderos paladines. Es lo que tiene construir sobre roca. Los vaivenes de las modas, las campañas publicitarias y el éxito pasajero no les afecta porque tienen fuertemente anclados sus pies al […]

Seguir leyendo

Michel Obama, el Ministro Blanco, la Boda Real y “tuitear”.

Pertenezco a un grupo profesional internacional relacionado con el protocolo, cuyos integrantes desarrollan o han desarrollado su labor profesional ligada al protocolo en las más altas instancias del Estado en diferentes naciones. En muchas ocasiones, como es la que nos ocupa ahora, intercambiamos artículos de los medios de comunicación de nuestros respectivos países. Hoy me ha llegado este en el que se aconseja, entre otros, no “abrazar afectuosamente a la Reina” y “no tuitear desde la iglesia” en la próxima Boda de Kate Middleton y el Príncipe Wlilliam. Del abrazo a la Reina , únicamente practicado en público por Michelle Obama, no hablaré pero del tuiteo sí porque no sé quién me ha enviado una fotografía del Ministro D. José Blanco quien, durante el desarrollo de un acto relacionado con la religión – me da igual que sea católica, musulmana, hebrea o sintoísta-,  se dedica a contestar correos o a […]

Seguir leyendo