El saludo correcto.

Se ha escrito mucho sobre la forma correcta de saludar a algunos dignatarios. La verdad es que salvo para el caso de los miembros de las Fuerzas Armadas, la forma de saludar se basa más en las tradiciones que en la exigencia que impone una norma legal. Que yo sepa, ninguna ley en ningún país democrático exige ejecutar un saludo a una autoridad o representante institucional o político que vaya más allá de la mera expresión de respeto. En el saludo se ofrece, como poco, respeto y cordialidad. Acabo de ver en las redes sociales un debate relacionado con el cómo se ha de saludar a un rey y el significado sumiso de determinados gestos. Permíteme que te ofrezca mi opinión no solo en lo que se refiere a la realeza de cualquier país sino a diferentes tipo de saludo. Pongamos como ejemplo a la monarquía británica que en su web oficial afirma: There are […]

Seguir leyendo

El protocolo del «besamano»

¡Ay madre! Qué lío tienen algunos con esto del besamano -otros especialistas interestelares le llaman «pasamano», como si del apoyo para subir escaleras se tratase- que supuestamente debían pasar  los invitados a la cena que Mario Vargas ofreció para celebrar su 80 cumpleaños. Al decir besamano parecería que se tratara de ejecutar una serie de movimientos sumisos. Nunca los ví así y, en el siglo XXI, no debiera entenderse como gestos de sometimiento a las personas que nos reciben. Muy al contrario, los anfitriones están obligados a recibir a sus invitados y ambos debieran actuar con modales adaptados a las exigencias de etiqueta que el lugar y las personas presentes merecen. Esto es, el besamano no es más que un saludo entre personas -invitados y anfitriones- que se demuestran respeto públicamente. No es necesario que unos y otros sean amigos. Sí es necesario el mutuo respeto explicitado por el gesto de estrechar la mano […]

Seguir leyendo