La mala educación es cosa de políticos (USA)

Bueno, no sólo de políticos. A veces creemos que las malas formas, los gestos descorteses, las conductas inapropiadas son inseparables de los políticos españoles. La verdad es que esto de incomodar a los demás no es sólo patrimonio nuestro. En estos días hemos visto algunos ejemplos externos. Veamos: Obama acude al congreso y un congresista repúblicano -del partido de los otros- le grita: “You lie” (mientes) en público. Esto es muy fuerte eh?. Un movidón tremendo oiga!. El congresista ha pedido disculpas por las “formas” pero no por el fondo. De hecho su descompuesta actitud le ha proporcionado 200.000 $ para su campaña electoral en tan sólo 24 horas. ¡ Hombre, así cualquiera le dice a Obama o a quien sea necesario que miente!. Después pides disculpas y a vivir que son dos días…….además de esperar otra oportunidad para decir a cualquier otro personaje: “usted es un mentecato, lerdo, imbécil, putón, meapilas, abrazafarolas (de estos dos calificativos no se si hay traducción al inglés)” y a 200.000$ por calificativo no está mal eh?.

En el Parlamento español, lo correcto hubiera sido decir: “Su señoría falta a al verdad”. Esto viene a significar lo mismo que “usted miente”, pero adornado con las necesarias dosis de moderada educación que impone el respeto impuesto por el Presidente del Parlamento (de Castilla La Mancha no). Si en el Congreso se profiriesen tamaños insultos, D. José Bono hubiese “llamado al orden” a Su Señoría con las graves consecuencias del escarnio público y, en el peor de los casos, la obligatoriedad de ponerse corbata. Aquí lo de a 200.000 $ el insulto no se estila. A lo má que llegamos, con las faltas de educación, es a un “chorreo”.

Y es que muchas veces nuestros políticos – los españoles-  derrochan educación hasta en el extranjero. Esto es lo que le ha ocurrido al  presidente Zapatero quien no ha tenido más remedio que asistir a tomar café a la casa de putas de Berlusconi residencia particular del Persidente Berlsuconi por cortesía institucional, y ha debido soportar con estoica paciencia los comentarios machistas del presidente italiano en una rueda de prensa. ¡Con dos cojones que diría algún cas

También te puede interesar.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.