«La que has liado, pollito»

No tengo más remedio que salir al ruedo. Desconozco si tú, que me lees, me consideras torero, banderillero, picador, arenero o mulillero….. o muletilla. La verdad es que tengo tipo de picador, he hecho de arenero, he arreado muchos tipos de mulas, me he tirado a muchas plazas como muletilla, he puesto muuuuuchas banderillas y no me falta valor como a los toreros. Por su puesto, me refiero a las plazas de la vida…

Me importa un bledo triunfar en esta plaza, pero el derecho a torear no me lo quita nadie. Mi amigo Juan de Sevilla -que tengo aquí a mi lado- no ha podido reprimirse y me ha dicho «Güandedió holé la grasia y er salero, biba la madre que te parió y biba el harte y la halegría» Gracias Juan. Va por ti y por todos los que se tiraron a la plaza y salieron empitonados……. Y después de un poco de humor, contesto a Carlos Fuente directamente ya que el sí me juzga y me critica, por emitir mi opinión.

Sigo el mismo orden que tú en tu escrito de ayer,  querido profesor, y reitero mi respeto y admiración profesional por lo mucho que has hecho -y te queda por hacer- por el protocolo. Ayer di mis razones para decir NO a los Colegios -porque serían uno por Comunidad autónoma- y hoy contesto a algunas de tus opiniones sobre mi persona y a otros asuntillos sin más importancia que la que el que lea esto, quiera darle. A saber:

  1. Desde tu condición de socio de la AEP me interesa mucho tu opinión. Tanto como la del último incorporado a la AEP. Que hayas sido vice presidente de la AEP, fundador de la OICP, socio de la APECA y miembro de otras distinguidísimas academias no te otorga más derechos que a mi para expresar opiniones. Tu eres muy importante y nadie te puede restar méritos pero, siendo yo mucho menos importante que tu, digo lo que creo que debo decir, sin ningún miedo a la crítica. Frente a tu brillante pasado protocolario, solo presento mi derecho a opinar.   
  2. Mi posicionamiento no es de amargura sino de rabia contenida. Lo dije ayer pero lo has debido pasar por alto. El único amargor que siento -y me gusta- es el del vermú de grifo que me tomo de vez en cuando. No recuerdo la marca pero ya la escribiré por aquí por si a alguien le gusta ese toque de amargor. Seguro que a tí también.
  3. Llevo mucho menos tiempo que tú en la AEP, no hace falta que me lo recuerdes. Pero ya que recurres a la historia quizá merezca ser recordado que bajo tu mandato como Vicepresidente de la AEP promoviste un movimiento para crear eventos, un Observatorio de Protocolo y más tarde un Sindicato, sin contar con la AEP. Eso hizo mucho daño a la Asociación Española de Protocolo y a tus compañeros directivos. Afortunadamente, creo yo, todo quedó en agua de borrajas.
  4. Yo soy un modesto Delegado de la AEP en Castilla La Mancha y tengo la gran responsabilidad y el honor de velar por los intereses de catorce asociados y también de contribuir a defender a los más de trescientos profesionales asociados de toda España. Lo haré como mi conciencia me dicte y a pesar de tu rechazo. Hasta el momento no he hecho nada que pueda ser interpretado como una carga bajo la línea de flotación de la AEP y, llegado el caso, antes de hacer daño dentro de la organización, presentaría mi dimisión. Todavía no me la han pedido y yo, en este momento, no barajo esa posibilidad.
  5. No digo que no te mueva el interés profesional. Dije todo lo contrario. Sin embargo resulta, cuando menos, sorprendente que la OICP -que Preside Gerardo Correas- haya convocado una reunión para intentar buscar, entre otros aspectos, la unidad de las asociaciones de protocolo con parecidos objetivos a los que tu destacabas en tu post. Yo veo una causa y un efecto en esto. Así lo veo yo y tú lo desmientes. Yo hago uso de mi derecho y opino y tu dices que mezclo asuntos. Bueno, son opiniones encontradas con razonamientos diferentes. Por cierto, insisto, en que  que la reunión promovida por la OICP tiene objetivos que debiera liderar la AEP y no una organización internacional. 
  6. Jamás he creído ser el único defensor de los intereses de los profesionales de protocolo como tú, errónea e injustamente, me calificas. Ha habido y hay muchos que hacen mucho más que yo. Cualquier compañero de la Directiva de la AEP tiene más méritos que yo, trabaja más que yo y lucha por los asociados más que yo. Lástima que de tus razonamientos y de tus brillantísimos e indudables méritos y experiencia -a los que aludes con tanta insistencia- se colija que eres el adalid y abanderado de la única e irrefutable verdad sobre protocolo. Lo dije ayer. Ni tutelas, ni tu tías. Yo te respeto y admiro, pero tengo mi propia opinión.
  7. La Asociación Española de Protocolo es la única que lleva el apellido «PROTOCOLO». La AVEA, OPC y otras que citas en tu post de ayer -como las de azafatas- son de eventos y/o congresos. A ellas seguramente pertenezcan algunos de los que ya lo hacen a la AEP. Por cierto ahora recuerdo, también, que tú promoviste una iniciativa para añadir a la AEP el apellido «EVENTOS». Creo que fui el único que, públicamente, en una Asamblea General se negó a adoptar ese apellido. Ya ves, estamos condenados a no entendernos.
  8. Por último, ya que has mencionado a otras asociaciones -no «protocoleras» sino «eventistas»-, por su puesto, cualquier miembro de nuestra asociación que se considere «eventista» es muy libre de pertenecer a todas y cada una de las asociaciones que tu mencionas. Pero la nuestra es la única de protocolo y abraza a los eventistas, heraldistas, relacionistas públicos, comunicadores, periodistas, organizadores de actos, divulgadores de las buenas maneras ….y a todo el que demuestre ser profesional del protocolo.  LA AEP es la única de protocolo, la única de ámbito nacional y la única que acredita la profesionalidad en materia de protocolo de sus asociados.

Por último,

  1. Si la UE no quiere a los colegios ni «pintaos»,
  2. Si hay que crear tantos colegios como autonomías existen, después de unos trámites terribles que no aseguran su creación,
  3. Si hay comunidades en las que es imposible, por el escaso número de profesionales, mantener una Delegación de la AEP,
  4. Si los intereses de los profesionales se pueden defender desde ahora y para TODOS los profesionales desde la AEP,
  5. Si tenemos una infraestructura y una experiencia de más de 25 años…..

¿Por qué no nos dejamos de tantas ideas de colegios que no hacen más que desgastarnos y hacernos perder un tiempo valiosísimo?

«Lo escrito, escrito está»…..y mi amigo Juan de Sevilla me acaba de susurrar al oído: «Güandedió, la que as liado…. poyito…»

© Juan de Dios Orozco López.

También te puede interesar.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.