Premeditación o casualidad en protocolo.

La escalera por la que no bajó Obama del Air Force One en la cumbre del G-20 de China está dando mucho que hablar. Demasiado. Ya sabes que el presidente de EEUU no pudo bajar por la puerta que utiliza normalmente sino que se vio obligado a hacerlo por otra “menos distinguida” y en la que la prensa estadounidense y la autoridades de EEUU que lo esperaban, no pudieron estar presente con la comodidad y antelación suficiente. He leído en algún lugar que miembros del equipo del Presidente de EEUU tuvieron que levantar los cordones de acotados para acercarse a Barack Obama. Ello motivó las quejas de los norteamericanos, el enfado de los chinos que reclamaban las prebendas de su papel como anfitriones  y proporcionó un elemento de discordia en la relación EEUU-China. Echa un vistazo a esta fotografía que de sencilla y explícita lo dice todo.

US President Barack Obama and Chinese President Xi Jinping
Si al poco elegante recibimiento de Obama añadimos esta fotografía, no es necesario ser adivino para afirmar que las relaciones entre China y EEUU no son las mejores.

Lo cierto es -según la prensa norteamericana- que la disputa comenzó antes de la llegada de Obama cuando la avanzada de protocolo, comunicación y seguridad de la Casa Blanca tuvo el primer encontronazo con la seguridad China que dilató los controles de acceso a la plataforma aérea y pretendió limitar el número de personas de EEUU que recibirían a Obama. “Hicieron cosas no previstas” afirmó una funcionaria de la Casa Blanca.

US security personnel inspect parts of the airport prior to the arrival of US President Barack Obama (not pictured) at Hangzhou Xiaoshan International Airport in Hangzhou on September 3, 2016. World leaders are gathering in Hangzhou for the 11th G20 Leaders Summit from September 4 to 5. / AFP / NICOLAS ASFOURI (Photo credit should read NICOLAS ASFOURI/AFP/Getty Images)
El exceso de celo de la seguridad del Presidente Obama, que revisó hasta las juntas de las plataformas de hormigón de las pistas de aterrizaje, pudo contribuir al malestar chino.

The Telegraph lo destaca con este titular: “Barack Obama snubbed on the tarmac arrival at China G20” cuyo contenido no tiene desperdicio porque viene a afirmar que el Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica fue menospreciado en relación con otros Jefes de Estado/Primeros Ministros. El artículo afirma que no se puso de manifiesto el “tradicional estilo diplomático”

Resultado de imagen de g-20 china obama
Aunque parezca una nimiedad, no es lo mismo a efectos de protocolo e imagen, bajar desde arriba del avión que hacerlo desde la panza. No. No es lo mismo.

Ocurrió justo lo que no busca el protocolo en estas ocasiones, que no es más que provocar el acercamiento y evitar roces innecesarios para facilitar y reforzar relaciones o disminuir barreras que obstaculicen la formación de vínculos. Por estos motivos no entiendo la actitud de los responsables chinos, únicos culpables de que la escalera por la que debió bajar el Presidente Obama no estuviese dispuesta…..a menos que lo hicieran deliberadamente. Lo cierto es que esta reunión se ha declarado poco efectiva y en ella no se han alcanzado, al parecer, los objetivos deseados. Sinceramente no encuentro explicación a esta falta de previsión de China que incluso choca de frente con su usual forma de actuar que siempre está cercana a la perfección.

Me parece infantil que en un aeropuerto internacional y ante la presencia de varias decenas de dignatarios extranjeros no se haya tenido en cuenta este detalle. Por eso creo más en la premeditación que en la falta de previsión o la casualidad……

….pero si no es así -ya sabes- alguien pedirá la cabeza del Jefe de Protocolo.

© Juan de Dios Orozco López.

 

También te puede interesar.....

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.