Que venga alguien de protocolo….

No era para darle palmaditas en la espalda, no. «El pequeño Nicolás» quería que viniese alguien de protocolo para que le franqueara el paso a la Fiesta del 2 de Mayo…y pedirle responsabilidades. Ja,ja.  Pensaba que, gritando, los de protocolo le iban a abrir las puertas de la sede del Gobierno de Madrid para que el pudiera disfrutar de la compañía de los altos cargos entre los que antes se movía como pez en el agua y ahora le dan la espalda con extrema desidia. Ya no tiene amigos que bailen a su ritmo, ni escoltas, ni coches de representación, pero sigue llamando a los de protocolo como si nosotros tuviésemos la solución a su más que reprochable actitud. Afortunadamente allí estaba la Guardia Civil, garante de la seguridad, que exigió respeto a la presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid a la que llegó, al parecer,  a insultar.

Siempre hay algo de verdad en esto de pedir ayuda a los de protocolo. Es cierto porque para nosotros, los de protocolo, lo imposible lo hacemos rápido y en los milagros, tardamos un poco más…pero lo de Nicolás era imposible por su soberbia de niño pijo. El no tiene más mérito que el de haber querido aparentar lo que nunca ha sido.

Nosotros siempre tenemos una solución para cualquier problema que surja, dentro de nuestras competencias y lo determinado por nuestro «señorito». Para quien demanda nuestra presencia o ayuda, si es que es digno de ella, somos capaces de todo para desfacer entuertos. ¿Imperdibles?, ¿no encuentra su asiento?, ¿una fotografía con el anfitrión?, ¿perdió su invitación?, ¿un paracetamol?,¿un masaje cardíaco? ……allí estamos nosotros, no se preocupe. Tenemos la solución a su problema. Porque es nuestra obligación procurar comodidades ……pero todo tiene un límite. Lo que una persona puede exigir a los de protocolo no puede superar la linde de la ética ni las posibilidades materiales. Más aún cuando el solicitante no merece el más mínimo respeto y no ha sido invitado a un acto. Cierto es que parte de lo que ha ocurrido es culpa de los de protocolo pero también han encontrado la solución -junto con el Servicio de Seguridad- al comprobar que Nicolás no estaba invitado e impedirle el acceso. No es menos cierto, también, que se cursaron invitaciones con las que se permitía acudir al acto con un acompañante (no identificado previamente). Esta fue la circunstancia que utilizó Nicolás. Al parecer la invitada fue ¡¡¡¡¿la madre?!!!! que se hizo acompañar de su hijo.

¿Qué hubiera ocurrido si, por acción u omisión de los de protocolo y seguridad, este joven se hubiese colado en ese cóctel de celebración? Simple y llanamente que los de protocolo estarían echados a los pies de los leones, la seguridad estaría en entredicho y los de comunicación tendrían un grave problema para dar explicación a una presencia rechazada por toda la sociedad que volvería a dar alas a este desaprensivo individuo.

Fran Nicolás le lanza un dardo a Cifuentes, tras su veto en la fiesta del 2 de mayo
Nicolás pidiendo a un miembro de la Guardia Civil la presencia de «los de protocolo». Como dice Carlos Herrera, «Hay más tontos que botellines» Foto: El Norte de Castilla

Lección aprendida: Es necesario cursar, para estos actos, invitaciones nominales.

Mi amigo Juan de Sevilla, que es muy drástico, quiere le curse una invitación a Nicolás, pero para otro tipo de cóctel: «Güandedió, porfabó ¿tu podría hinbitar ar pekeño Nicolá a un costel que via dar llo en er campo? Bamos a cabá holibos, zacá zevoyas y recoé garvansos a mano. Tres dia de costel conmigo y ze le hacava to la tontería ar poyo pera ezte»

Pues no sé cómo localizarlo para cursar la invitación pero, como los de protocolo tenemos solución para casi todo, la encontraré…..otra cosa es que el se brinde a la participación en esta fantástica iniciativa de mi amigo Juan de Sevilla.

Escrito por Juan de Dios Orozco López.

También te puede interesar.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.