Un esmoquin para el éxito.

Se lo he oído a Carlos Herrera esta mañana. Mas o menos venía a decir: “Nadie debe pensar que Pablo Iglesias iba vestido de esmoquin sino de maitre…y cuando fue a ver a SM El Rey lo hizo de camarero” Su indumentaria, utilizada según para qué, da una idea del respeto que le merecen a algunos las más altas instituciones del Estado por un lado, y los saraos en los que no le faltan palmeros, por otro. A Carlos Herrera no le falta razón. Este político quiere tener “un gesto al cine español” pero es incapaz de tenerlo con el Jefe del Estado cuando se trata del futuro de España y de los españoles.

Pablo Iglesias se viste según conviene a sus intereses mediáticos. Su elegancia de conducta deja mucho que desear.
Pablo Iglesias se viste según conviene a sus intereses mediáticos. Su elegancia conductual deja mucho que desear. Su apariencia también.

En esto de la indumentaria que algunos políticos saben utilizar magistralmente, no debemos dejar que el bosque nos impida ver los árboles.  Yo he llegado a una sencilla conclusión que todos los que me seguís conocéis. Que Pablo Iglesias se ponga un esmoquin para ir a un sarao y acuda en mangas de camisa a La Zarzuela no es solo cuestión de modales -que también- sino el resultado de la premeditación y alevosía mediática. Vamos, que forma parte de su estrategia de comunicación. La indumentaria tiene unos códigos que algunos utilizan en el modo en que más conviene y en este caso  denota un significativo menosprecio hacia el Rey y a los españoles y provoca la sonrisa, el aplauso y la aprobación de sus seguidores en los Premios Goya. Se diga lo que se diga, el respeto también se demuestra con la indumentaria. A la vista está, aunque se quiera dar otra explicación y se deje a la interpretación.

Si hay oportunidad de acaparar la atención, aunque cueste admitirlo, los de Podemos le dan vueltas en la gestión de la comunicación al resto de sus contrincantes que suelen permanecer agazapados hasta que una debacle se cierne sobre sus cabezas y se ven obligados a reaccionar. Sin embargo los de Podemos son absolutamente proactivos y adelantan, por varios cuerpos, los lerdos pasos de los que gestionan la comunicación de los partidos mayoritarios.

Hay que reconocerle el mérito a Podemos en esto de comunicar y sacar partido a toda comparecencia pública. Cada vez que se va a producir un hecho que masivamente va a ser atendido por la sociedad, allí están ellos. Se adelantan con hechos llamativos -cuando no provocativos- para acaparar la atención de los medios de comunicación social. Lo hacen sistemáticamente y sus contrincantes aún no se han dado cuenta y no aciertan. Presta atención a esto. Pedro Sánchez en un alarde de “modernidad y rebeldía” – la que pensaba iba a tener el líder de Podemos- se presenta sin corbata  a los Premios Goya mientras que en una jugada de comunicación magistral, el líder rebelde, rompedor y anti sistema, que tanto desprecia a la alta sociedad, se viste como ella. Este resulta con un éxito arrollador. Aquel con el más absoluto de los ridículos.

Podemos diseña estrategias de comunicación mientras que los demás se quedan en el plano táctico. Podemos le mete un gol por la escuadra a los grandes comunicadores de los partidos tradicionales con extremada habilidad y además, todo el mundo se lo ríe.

Quizá sea la hora de cambiar estrategias de comunicación….si es que alguna vez las tuvieron.

Para que después digan que esto del protocolo no sirve para nada.

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

6 comentarios

  1. Gracias! Juan De Dios!! Excelente! Creo que adivinaste mis pensamientos.. En Argentina estoy viviendo errores que me encantaría.. contar y escribir!!!.. Pero las personas, aunque están en grandes cambios.. aun no comprenden que las faltas de respeto entre los comunes ofenden y entre los grandes indignan !! Tal vez con este maravilloso articulo tuyo.. Vuelva al ruedo!!! Gracias!!! VIVA EL PROTOCOLO!!!
    PEBR

  2. Totalmente de acuerdo contigo Juan de Dios.
    Pero lo más asombroso de todo es que está todavía peor con smoking que sin el, aún siendo de las prendas que más pueden favorecer a un hombre…
    ¡¡¿¿??!!

  3. Estimado Maestro: Muchas gracias por regalarnos otro magnífico artículo, tan bien explicado y razonado (que parece muy simple, pero no lo es). Este partido mide al milímetro todas sus comparencias y su estrategia de marketing política es de sobresaliente.
    Por si no habia quedado patente el menosprecio que siente hacia el Jefe del Estado, ahí estaba su smoking en los Goya para confirmarlo.
    Simplemente, una vergüenza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.