Errores de protocolo y vudú intercultural.

Alguno anda por ahí creyendo que un error de protocolo es ponerse una americana amarilla para asistir a una recepción en una embajada. Pero eso es tener mal gusto.

Otros piensan aún que un error protocolario es sorber la sopa, pero eso es una falta de urbanidad en occidente y no en algunos países africanos, por ejemplo.

Incluso algunos políticos consideran que hacer protocolo es gastar ingentes cantidades de dinero en comer, beber y viajar a costa de los contribuyentes.

Para justificar errores, ahora se aminoran los gastos que ellos consideran de  protocolo y que no son más que gastos de representación. Han sabido desviar la atención y venden esa reducción de gastos como un logro social, una meta que se ha alcanzado por su buena gestión. Pero ni las comidas, ni los viajes, ni los gastos en regalos institucionales ni los coches de lujo son gastos de protocolo, término que ellos han escogido para justificar el derroche de antes e impulsar su buena imagen ahora..

Más les valdría invertir en protocolo y dejar a un lado la soberbia que les nubla el juicio y les hace cometer fallos como el ocurrido a la Ministra de Transporte Británica cuando regaló un reloj al Alcalde Taipei. Es interesante observar las declaraciones de la Ministra al enterarse que, con ese magnífico regalo, poco menos que estaba deseando la muerte al Alcalde. No es menos significativa la declaración del Alcalde de Taipei que afirmó que no necesitaba el reloj y que se lo daría a alguien, lo llevaría a un chatarrero o lo vendería al peso. Muy contento. El Alcalde de Taipei estaba feliz como una perdiz.

Nunca pasa nada, pero poniéndome en el papel de uno y otra creo que se pueden destacar las siguientes ideas:

  1. La Ministra no da valor al protocolo porque no se ha rodeado de un experto que le indicara algo tan básico como que regalar un reloj a un chino es lo mismo que ofrecer unos garbanzos con chorizo, morro y panceta de cerdo ibérico a un musulmán. La intención puede ser buena pero el resultado será nefasto.
  2. Si la Ministra da valor al protocolo, el Jefe de Protocolo de su ministerio debiera permanecer en su puesto el mismo tiempo que un caramelo en la puerta de un colegio. Es decir: cese fulminante.
  3. Al Alcalde de Taipei no le ha gustado nada el regalo. En privado puede que esté pensando lo que en otras culturas podrían identificar con vudú, magia negra….. o desactivación de chancras. De hecho, la declaración del Alcalde sobre lo que va a hacer con el reloj es muy elocuente.

    Lo que la Ministra británica ha regalado al Alcalde de Taipei puede ser interpretado como vudú o magia negra en otras culturas.
  4. Lo que para un occidental no tiene la menor importancia, para un oriental puede ser decisivo a la hora de tomar decisiones. Lo anterior se da, también, en sentido contrario. De hecho la contestación del Alcalde también se puede interpretar como muy poco protocolaria.
  5. Todo tipo de relación, sea diplomática, comercial, empresarial o política -lo he dicho muchas veces- comienza por un acercamiento personal y costará mucho que esta relación, que no ha comenzado bien en lo personal, tenga resultados positivos en un tiempo razonable. Quizá sea necesario reconstruir la relación personal para comenzar la relación comercial o política.
  6. Lo mejor es que la Ministra aprenda algo de protocolo o que se rodee de algún experto. Me permito recomendarle los muchos que en España hay y que lo harían de maravilla.
  7. Si eres de Albacete o Toledo no regales una espada, una navaja o unas tijeras a un chino. Son muy bonitas y típicas pero a ellos les recuerda a la muerte.

Pues eso: Menos samba y más protocolo.

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

19 comentarios

  1. Parece mentira que precisamente sea una ministra británica, con lo que se supone que cuidan el protocolo!

  2. Querido Juan: ¡¡¡Genial!!, acertado, prudente, claro, conciso…en ese estilo tuyo que tanto me gusta. ¡¡ Dios nos coja confesados con tanto “enteradillo” de la cosa, que dicen pasar y cometen este tipo de desatinos. Como dirían nuestros comunes amigos, – autoridades en comunicación y protocolo, además de ejercientes de gallegos-, Mar Castro, Olga Casal y Fernando Ramos, entre otros, ¡haberlos, háilos!
    Te sigo, te seguimos, aunque por discreción no nos hacemos notar.

  3. ¡Mil gracias, Juan de Dios!

    Siempre aprendiendo.
    No entiendo cómo algunos cargos no tienen suficientes conocimientos de Protocolo ni alguien que sepa algo de la materia.

    Recibe un cordial saludo.

    Ana Belén.

  4. Juan de Dios Orozco López ! Excelente!!!
    Felicitaciones
    PEBR

  5. Gracias Ana Belén por tu comentario. Los altos cargos no entienden de protocolo porque no le dan valor hasta que surgen problemas. Sólo entonces buscan quien les asesore correctamente.
    JDD Orozco.

  6. Muy buena nota. Aquí en Argentina, por ejemplo, los políticos muchas veces creen que el protocolo es antipopular y lo suelen dejar de lado por ese motivo, sin darse cuenta que pueden cometer errores irremediables. Saludos desde Argentina!

  7. Estimado Leonardo, los políticos en general no tienen la más remota idea del valor que proporciona el protocolo a su actividad pública. Cualquiera, además, se autodenomina asesor de protocolo y les conduce al más grande de los desastre como es el caso de la Ministra de Transportes británica.
    Saludos cordiales desde España.
    JDD Orozco.

  8. Estimado. Juan Gracias por tus aportes, es muy Bueno Difundir estos conocimientos para que llegue a miles de personas que piensan que Protocolo es algo para pocos. Saludos Cordiales Anibal Ruben Espejo. Argentina

  9. Muchas gracias por tu post.
    ¿Podrías indicar alguna publicación donde se recojan agravios de este tipo en las diferentes culturas?
    gracias

  10. Es una lástima que agunas Instituciones no tengan un buen departamento de protocolo. Se evitarían muchas situaciones incómodas y ridículas. Me pregunto en qué estaría pensando el responsable de protocolo de la Ministra Británica.

  11. Ayyy….esa soberbia de la ministra de Transportes de la Pérfida Albión…..muchas gracias por tu magnífico articulo del que siempre saco una lección y además me deja con una sonrisa, Maestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.