10 ideas sobre moda y códigos de indumentaria.

Como ya sabes el día 14 de enero pronuncié la última de las conferencias que fueron dictadas en el Museo Thyssen, con ocasión de la maravillosa exposición que sobre Hubert de Givenchy se ha llevado a cabo. Mi amiga y colega María de la Serna ha hecho una crónica excelente de lo que acontenció en ese día y reconozco que su delicadeza, a la que acompaña el conocimiento, me ha permitido valorar aun más la calidad de todo lo que en ese día se dijo y que yo, por obligaciones profesionales, me perdí.

En la jornada, con el título “El Espíritu de Givenchy”, me precedieron distinguidos periodistas y expertos en diferentes materias relacionadas con la moda, la innovación y el arte. Mi ignorancia es grande sobre algunos de los temas que se trataron y admito que jamás hubiera podido imaginar que de un perfume, una película, una pintura o un tejido se pudieran enumerar y describir tantas y tan interesantes cualidades, atributos, particularidades, adjetivos, calidades, rasgos, características…. Resulta fascinante aprender cuando un experto desmenuza, hasta llegar a sensibilidades microscópicas, la materia de su exposición oral y visual. Estoy de acuerdo tanto con María de la Serna como con María José Canser en que estar en el Thyssen y oír a quienes hablaron allí mereció la pena.

Fui el único ponente que no estaba ligado a la moda directa o indirectamente y espero, con absoluta modestia, haber contribuido al éxito de la jormada aportando un punto de vista diferente como lo es el del protocolo.

Mucho me temo que tendré que dar la razón a Monsieur Hubert de Givenchy cuando afirma que ya no existe la elegancia. Los vestidos pueden ser lujosos, exquisitos y maravillosos pero quienes los llevan no disponen de la elegancia conductual que permite lucir un diseño con la distinción que lo hacia Audrey Hepburn.

Por si fuera de tu interés, te dejo las “ideas fuerza” de mi conferencia y algunas fotografías que por su impacto visual resultan muy ilustratuivas. Siento no tener la facilidad de describir con letras cuanto en el Museo Thyssen dije.

Sólo 10 ideas que creo que merece la pena resaltar:

  1. La moda es un término ligado a la industria y a la empresa.
  2. Moda no es sinónimo de elegancia.

    Marc Jacobs se presentó de esta guisa en un acto donde se pedía acudir con esmoquin. A mi mode de ver, es una falta de respeto para los invitados y el anfitrión.
    Marc Jacobs se presentó de esta guisa en un acto donde se pedía acudir con esmoquin. A mi modo de ver, es una falta de respeto para los invitados y el anfitrión.
  3. La moda es efímera, pasajera y adopta múltiples formas, significados e intenciones.
  4. El punto de desencuentro principal entre la moda y los códigos de indumentaria está en que mientras que aquella es pasajera, estos -como cualquier otro código- pretenden perdurar.
  5. El protocolo es el exponente máximo de la codificación de normas para la convivencia. Los códigos de indumentaria se ven influenciados por las normas de protocolo.
  6. La elegancia va más allá de la mera apariencia y se podría resumir como el cóctel de actitudes y convicciones personales que exterioriza una persona para agradar a los demás.

    Hubert de Givenchy y udey Heobun
    Hubert de Givenchy y Audrey Hepburn representan el binomio y la simbiosis perfecta entre una mujer de gran elegancia conductual y un escultor de vestidos.
  7. Los códigos de indumentaria tienen la doble finalidad de comunicar y establecer normas para la integración social en determinados contextos.

    Evo Morales codificó su indumentaria de manera que todo el mundo entendiera su procedencia de la clase trabajadora.
    Evo Morales codificó su indumentaria de manera que todo el mundo entendiera su procedencia de la clase trabajadora.
  8. Entre los elementos que codifican la indumentaria podemos citar desde las prendas de cabeza a los lagos de la ropa, pasando por la presencia de complementos como joyas y condecoraciones o la forma, tamaño y color de las corbatas cuando están presentes.

    Un sofisticado tocado, como el que luce Audrey Hepburn, contiene una información codificada que la mayoría e los observadores puedn decodificar para entender.
    Un sofisticado tocado, como el que luce Audrey Hepburn, contiene una información codificada que la mayoría de los observadores pueden decodificar para entender. Desde luego , con este tipo de prenda no se va al mercado.
  9. Siempre tenemos presente -de forma consciente o inconsciente- que para vestirnos tenemos en consideración el lugar donde vamos a desarrollar nuestra actividad, la hora del día, las personas con las que nos vamos a relacionar, el tiempo atmosférico y si la actividad es social o profesional.
  10. La codificación de la indumentaria siempre está presente en nuestras vidas y tiene por finalidad, entre otros, generar credibilidad, proporcionar coherencia, servir de impulso publicitario o propagandístico y manifestar la personalidad.

Espero que te sirva y que algo te quede claro.

 © Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

15 comentarios

  1. Tuve que volver el viernes al Thyssen por otros motivos y hable sobre la jornada, porque era inevitable, con varias personas del museo que habían asistido a la misma. La opinión hacia tu ponencia fue unánime, todos estaban encantados y sorprendidos y, digo sorprendidos, porque, a priori, no esperan que el protocolo tuviera mucho que ver con la moda. Se habían dado cuenta, por fin,de que el protocolo, como el amor, según dice la cancion, esta en todas partes. Les llamaba la atención que se pudiera hablar de protocolo, algo que para muchos, por desconocimiento, es sinonimo de rigidez, con tanta naturalidad y sentido común como tu lo hiciste. ¡Enhorabuena!

  2. Gracias, María José, por tu comentario. Se ve que me tienen estima. Me consta que algunas personas se sorprendieron por la validez del protocolo y la necesidad del mismo en la convivencia, los negocios, la diplomacia, la política y, en este caso, la moda. Seguiré en la misma línea.
    Gracias de nuevo y un afectuoso y atento saludo.
    JDD Orozco.

  3. Comprendo perfectamente que los asistentes comentaran tanto tu conferencia. Ademàs de ser muy interesante de por sí, ¡es que lo contaste con mucha gracia! Lo que me sorprende es que no le vean la relación con el protocolo! ¡Si es la exclamación básica cuando la gente se entera que somos protocoleros: los de las bodas, el qué me pongo…! ¡Por encima de los cubiertos que también salen siempre a relucir!
    ¿Será que la ropa no se diseña pensando en su uso? ¿Será que el diseño está por encima de la utilidad? No sé. Siempre he creído que diseñar era darle a la utilidad de los objetos -en este caso, prendas- un envoltorio bonito, pero es posible que a estas alturas “moda” sea sólo negocio. Y por eso, antes que renunciar a ella, renunciemos a cumplir esos códigos protocolarios que, para tanta gente, son sinónimos de constricción, de rigidez.
    Tu conferencia, por tanto, creo que les dio una nueva visión. Y eso siempre es bueno y ayudará, estoy segura, a darle ptros aires a las creaciones de los futuros modistos que estaban sentados en la sala.
    ¡Enhorabuena y mil gracias por tu mención!

  4. Creo que todos los que nos dedicamos a esto estamos haciendo un gran esfuerzo por explicar qué es el protocolo moderno. Lástima que en los medios de comuncicación social se da tan poca cabida a los que entendemos el protocolo casi como una técnica para la vida. Gracias María por tu comentario y un afectuoso saludo.
    JDD Orozco.

  5. Siento mucho no haber podido asistir! Enhorabuena por tu brillante aportación! Un saludo muy cordial Laura

  6. Lenguaje sencillo, callado, que engrandece el sentido de las cosas. Saber estar, comportarse, vestir correctamente…!!PROTOCOLO!!

    Enhorabuena!!!, Juan de Dios, que lastima no haber podido asistir.

    Un afectuoso saludo

  7. Admirado Maestro: Muchas gracias por compartir tus enseñanzas, tu saber estar, tu elegancia, discrección y exquisita educación con nosotros.

  8. ¡Mil gracias por tu post, Juan de Dios!

    Si leer el contenido de la ponencia en el Thyssen es un deleite,escucharlo seguro que más aún.
    Suscribo lo que dices acerca de la naturalidad.

    Recibe un afectuoso saludo.

    Ana Belén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.