A bombo y platillo: ¡V.E.R.D.E!

Cetro y corona españolas.

Hoy sí. Hoy sí que hablo de la proclamación de D. Felipe como Rey(*) de España. Yo no me resigno a callar. Lo hago porque observo que son muchas las actitudes relacionadas con la proclamación de D. Felipe que ya chirrían. Muchos los saben pero miran hacia otro lado temerosos de que posicionarse públicamente del lado de la monarquía e ir en contra de la corriente les señale como apestados. A eso se llama deslealtad, en unos casos. En otros, es pura cobardía.

Pero allá ellos. A mi lo que me preocupa es esta desaforada actitud por desperdiciar todas las oportunidades para vender la imagen de España. Una de ellas es no dar la debida dimensión mediática de la proclamación de D. Felipe como Rey de España. Parecería que, en lugar de una proclamación estuviésemos hablando de una destitución. Pero lo realmente increíble es que sigamos estando cargados de complejos que nos impiden contar al mundo que nos va bien siendo diferentes. En realidad lo que nos ocurre es que unos pocos, que saben que resortes tocar, llevan adelante una clarísima estrategia para minimizar y desprestigiar la monarquía. Con la burda excusa de la crisis pretenden hacer de un acto histórico un momento intrascendente. Para satisfacción de los republicanos, los actos de proclamación se están escondiendo a la opinión pública española y al mundo. Ya verás como algunos intentarán “liarla parda”

Cetro y corona españolas.
Cetro y corona españolas.

Se está dando espacio a los vocingleros y bocachanclas que, sin pudor ni temor, nos insultan y llevan la atención a debates sin sentido como lo es el que D. Juan Carlos esté aforado o no. Con el debido respeto por la distancia existente entre uno y otro, resulta paradójico que el Alcalde de Marinaleda sea aforado y que la persona que más a contribuido a la democracia en toda la historia de España no pueda serlo.

Pero yo lo que quiero es recordar que ahora sí se puede hablar de tratamientos, indumentarias, protocolo y todo lo que rodea a la proclamación de D. Felipe. Ahora sí podemos criticar y comentar porque ya nos han contado qué es lo que se va a hacer y cómo se va a hacer. Por si no te has enterado?????, te resumo algunos detalles.

  • El Rey D. Felipe VI va a ser proclamado Rey vestido -e investido- de Capitán General como corresponde a su calidad y cualidad y porque para algo la Constitución determina que le corresponde, en su art. 62 h), el mando Supremo de la Fuerzas Armadas. D. Juan Carlos le impondrá el fajín de general en un modesto acto que se celebrará en La Zarzuela previo a la proclamación. 
  • La ceremonia de proclamación será (afortunadamente) solemne y no habrá misa. Al parecer se suprime el crucifijo al ser España un Estado aconfesional.
  • La solemnidad del acto de proclamación requiere sobriedad, elegancia y respeto por la tradición así que afortunadamente no habrá focos de colorines ni experiencias extrasensoriales propias de actos más modernos.
  • El Rey D.Juan Carlos seguirá siendo Rey de forma honorífica y su tratamiento será de Majestad por mucho que les pese a unos. 
  • D. Juan Carlos pasa, dentro del ordenamiento general de precedencias, a ocupar el lugar inmediato a sus nietas. Alguien puede ser más elegante. 
  • Doña Elena y Doña Cristina dejan de ser Familia Real para pasar a ser Familia del Rey.
  • S.M. El Rey D. Juan Carlos ha vuelto a dar muestras de su GRANDEZA y ha renunciado a estar presente en la proclamación de su hijo.
  • Para la asistencia al acto de proclamación se ha recomendado a los parlamentarios que vistan traje oscuro (ellos) y traje corto (ellas). Yo lo voy a explicar un poco más porque algunos no se enteran: ellas no deben ir vestidas de flamenca y ellos no deben ponerse camisetas para ir a la playa o para tomar chatos en la taberna. “Güandedió el Kode drez ezta claro: arreglao y formá como pa una voda” Dice mi amigo Juan de Sevilla.

    Así deben ir vestidos los parlamentarios
    Así SI deben ir vestidos los parlamentarios
  • Y por último: Franco murió hace casi 40 años y no ha tenido nada que ver ni con la abdicación ni con la proclamación de D. Felipe. Pero alguno vendrá y verá la presencia franquista en el acto, en el reinado y en la monarquía. Ah y también nos recordarán algo lo de la Guerra Civil Española de hace casi un siglo…..

    Así NO deben ir vestidas las parlamentarias
    Así NO deben ir vestidas las parlamentarias

Espero que el ruido mediático que algunos intentarán hacer no desluzca en absoluto este momento histórico para España. Yo, mientras tanto, en honor a S.M. El Rey D. Juan Carlos y en el de D.Felipe escribo hoy en V.E.R.D.E(**) y lo anuncio ¡a bombo y platillo!

© Juan de Dios Orozco López

(*) Agradezco los comentarios en los que algunos me indican que Rey se escribe con minúscula. Soy consciente pero como este es mi blog, el que escribe soy yo y no hago mal a nadie, escribo Rey como me da la gana. Sobre todo si es el Rey de España.

(**) Viva El Rey De España.

También te puede interesar.....

4 comentarios

  1. ¡Mil gracias, Juan de Dios!

    Estupendo artículo, como siempre. A ver si alguien se contagia de tu sentido común y del de la Proclamación.
    Como he dicho esta mañana en una red social, éste es uno de los momentos en los que no sólo la opinión pública, sino también quienes la forman, van contra la palabra y significado del Protocolo, considerándolo algo caduco, complicado (cuántas veces me habré acordado de la frase de Talleyrand que nos enseñastéis!), algo que hay que desempolvar como si estuviese guardado en un arcón. Si no un rey no es proclamado todos los días, el Protocolo sí se utiliza de forma cotidiana.
    Me espanta y me preocupa cómo alguna parte de la opinión pública y quienes la forman van contra corriente y opinan de lo que desconocen (ayer la última vez, un periodista nacional preguntaba a qué venía “lo del fajín”), se mezcla una ceremonia de Estado con lo familiar (¡menuda me ha caído por expresar que es “lógico” que S.M. el Rey D. Juan Carlos no asista al Congreso! ¿Acaso lo hicieron la ya Princesa Beatriz o el Rey Alberto de Bélgica en las correspondientes Cámaras? No, porque carecía de sentido). No se piensa y se protesta por todo. Y si protestaran los contrarios a la Monarquía, pero es que también lo hacen los que están, en cierto modo a favor.
    Te agradezco nuevamente este artículo en el que utilizando el acrónimo V.E.R.D.E. tan inteligentemente y el color de la fuente (el símbolo del color con el que firma S.M. el Rey), arrojas luz y esperanza. A ver si es posible que la Marca España sea lanzada y relanzada de una vez.

    Recibe un afectuoso saludo.

    Ana Belén.

  2. Admirado Juan De Dios: Excelente y brillante artículo como siempre. ¡¡¡Basta ya de complejos!!! Yo soy monarquica y no tengo que pedir perdón a nadie. Estoy hastiada y cansada de las sandeces, barbaridades y tonterias que se está hablando y publicando con motivo de la proclamación de D. Felipe VI. Tengo preparado en mi whaupp el escudo real de la Casa de nuestro futuro Rey (si, si yo TAMBIEN lo escribo con “R” mayúscula porque me da la gana) para que TODOS lo vean. ¡Viva España! ¡Viva el Rey!

  3. ¡Otra más! Tenemos que hacer más ruido que los que pretenden desprestigiar al Rey y a la Corona. ¡Viva España! y ¡Viva El Rey!.
    Gracias por estar siempre ahí.
    Afectuosos saludos.
    JDD Orozco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.