Un cero pelotero y patatero.

Hoy no es día de manifestar otro sentimiento diferente al de pésame por los muchos fallecidos en el descarrilamiento del tren Alvia en Santiago de Compostela. Aun así, no me resigno a ser crítico no ya con la actitud de los políticos sino con sus asesores. Los políticos están demostrando su pesar públicamente además de cumplir con su obligación de hacer todo lo humanamente posible para minimizar daños y dolor. Puedo imaginar la cantidad de asuntos serios que han debido y deben atender desde el momento de la tragedia. Ellos no pueden estar en el control de todos los detalles. Para eso, están los asesores.

Desgraciadamente, aun cuando la formalidad exigida por la importancia de lo acontecido debe ser tenida en cuenta en grado máximo, los asesores no han respondido a las expectativas y a la cualificación que cabría esperar de ellos. Digo lo anterior porque parecería que un asesor tiene la obligación de responder y cubrir certeramente cuantos espacios no pueda cubrir su señorito*. Además se les supone, para ejercer la actividad de asesor, una cualificación que no demuestran tener.  Lo de hoy, siento ser tan directo, es imperdonable para un asesor de comunicación y para un responsable de protocolo. Las equivocaciones se disculpan cuando se es neófito, cualidad ésta que debiera ser ajena a la condición de asesor. Los pequeños fallos son soslayables siempre y cuando no se multipliquen a diario o menoscaben de forma contundente la imagen institucional. Pero lo de la penosa Nota de Prensa de La Moncloa, está al borde de la más alta y manifiesta ineptitud. La prensa internacional se ha hecho eco del tremendo fallo y las redes sociales van a necesitar los aviones apagafuegos para extinguir el incendio. Juzga por ti mismo.

Una penosa nota de prensa de Moncloa
Una penosa y poco cuidada nota de prensa de Moncloa: no es solo el final, por tres veces se expresan condolencias…..

Por otro lado, la fotografía y vídeo institucional que se ha ofrecido en la comparecencia del Presidente Feijoo para anunciar siete días de luto oficial en la Comunidad gallega, demuestra la escasa pericia y poca aptitud del responsable de protocolo: las corbatas -que no lazos negros- no se sitúan sobre el paño de la bandera sino en la base de la moharra. Echa un vistazo.

Las corbatas no se "cosen" al paño de la Bandera.
Las corbatas no se “cosen” al paño de la Bandera.

Para aquellos que no den importancia a estos “pequeños fallos”, es necesario recordar que la simbología es componente esencial de lo observado y tiene por sí misma un alto valor comunicativo. En este caso, la presencia de símbolos adaptados a la situación de luto, incluso en ausencia de autoridades y de sus declaraciones, demuestra el estado de pesar de una colectividad. La negligencia en la redacción del comunicado y la dejadez en la representación simbólica del Estado español y la Comunidad gallega hablan muy mal de los supuestos profesionales de los que se rodean las altas autoridades. Así que mi nota para los que hoy han asesorado a los Presidentes Rajoy y Feijoo, es cero patatero y pelotero.

España y Galicia están de luto pero hay formas y formas de demostrarlo.

* Señorito: En argot protocolario, apelativo cariñoso y respetuoso que se da al más alto responsable de la institución a la que un responsable de protocolo sirve.

 © Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.