Protocolo, les hace falta mucho protocolo.

Todavía hay gente que desprecia el protocolo en todas sus acepciones. Algunos desconocen de qué va esto del protocolo, y yo no se lo reprocho…..siempre que no tengan responsabilidades públicas. Sin embargo, otros son ignorantes del protocolo -de las normas de cortesía y de la normativa oficial- y esto sí que es, desde mi modesto punto de vista, punible.

Despreciar las normas de protocolo es un insulto a la propia sociedad -que se dota de los usos y costumbres para convivir- y a la legalidad establecida que contribuye a que los intereses propios no prevalezcan sobre el común de los mortales. Por eso, para un político, el protocolo no solo no debería ser ajeno a sus intereses sino que siempre debiera estar presente en sus actuaciones. Solo acatando y haciendo suyas las normas sociales no escritas y las legales se es un político ejemplar.

Nos alarmamos de lo que ocurre en otros lugares pero no vemos lo que aquí acontece, simplemente porque no nos interesa. A algunos se les llena la boca de «normalidad democrática» y no hacen lo más mínimo por ella.

Una pena. Pincha aquí y verás que ya no existen lugares sagrados para la democracia, como podría ser el Parlamento Gallego, porque los bravucones mercachifles quieren imponer sus ideas, sus criterios y sus formas. Es el caso de Beiras, un político maleducado que ha faltado al respeto no solo a los miles de gallegos votantes del Presidente Feijoo sino a los suyos y a los del resto de partidos representados en la Cámara gallega. Llevar el pelo blanco, ser nacionalista, parlamentario y gozar del calificativo de «político histórico» no da derecho a actuar como un  mandril donde se toman las más importantes decisiones que afectan a la vida de los gallegos. Públicamente se ha producido el insulto y el menosprecio. Públicamente debe ser reprendido no por el fondo -que me importa ahora un pepino- sino por sus formas.

Pero ahí no han terminado Sus Señorías -algunos de SEÑORES tienen muy poco- porque antes de Beiras ha aparecido Baldoví quitándose la ropa en el Congreso de los Diputados como si de una timba de amigotes reunidos para una partida de strip-poker se tratara. Tristemente, lo podrás ver durante toda la vida aquí. Así no es de extrañar que nadie nos respete fuera, dado que dentro no hacemos más que burla a los ocupantes y al lugar donde reside la Soberanía Nacional. ¿Es así como queremos hacer Marca España?

Protocolo. Les hace falta mucho protocolo….»y bergüensa, Güandedió, bergüensa» afirma mi amigo Juan de Sevilla.

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

12 comentarios

  1. Estimado Juan de Dios:

    Yo no sé si es que por la situación actual a la gente que hace esto le parece que todo vale para expresar su opinión.
    Ambos casos me dejan de piedra al mismo tiempo que sintiendo pavor.
    En el primero, es «a la salida te espero» y en el segundo «soy un crack, me atrevo con todo y a todo». Me quedo sin palabras y alucino, perdón por el término, y me indigna ver cómo los demás diputados les ríen las gracias y no afean la conducta. Hubiera esperado silencio al menos, pero aplaudir, no. Ni en favor ni en contra.
    Antes las malas conductas se afeaban y quienes mal obraban se retractaban, al menos se avergonzaban. Creo que ya he dicho lo que les falta.
    No todo vale y lo peor es que en este país no entendemos la importancia de las formas.

    Hoy triste por estos hechos, te envío un afectuoso saludo como siempre.

    Ana.

  2. Querido Juan de Dios:
    Una vez mas totalmente de acuerdo contigo, pero ahora parece que a los que nos importa ni somos nadie o no existimos, nadie protesta ni dice ni mu.
    Me parece totalmente reprochable y sancionable ademas de por el hecho en si, por la repercusión que tiene al tratarse de personajes públicos cuya conducta y comportamiento deberían ser una referencia ejemplar, pero al parece eso es otra buena costumbre que ha caído en desuso..
    Al decir de tu amigo sevillano, yo soy cordobés, «tienen menos bergüensa que un gato en una matansa» que decía mi abuelo.
    Un fuerte abrazo

  3. Apreciado Juan, me temo que los gato en las matanzas tienen más dignidad que muchos políticos.
    Un abrazo y gracias por tu comentario.
    JDD Orozco

  4. Querida Ana Belén, a mi me queda poca tristeza que sentir por los políticos. Ahora tengo, como ellos, rabia. Pero no todos los que tienen este tipo de sentimientos saben controlarlos. La gran diferencia entre unos y otros está en la educación o «filtro»
    Saludos afectuosos.
    JDD Orozco.

  5. D.Juan vergüensa ajena es lo que sentimos ayer todas las personas de «BIEN» al comprobar la MALA EDUCACIÓN que todavía impera en este país. Pero menos mal que aún hay gente serena y elegante que sabe y puede mantener el tipo ante semejantes atrocidades al buen gusto, al saber estar y al mismísimo protocolo.

    Gracias por esta siempre ahí!

  6. Gracias Soledad por tu comentario. A pesar de lo que venimos escuchando últimamente, todos no somos iguales.
    Saludos cordiales.
    JDD Orozco

  7. Estimado Juan de Dios:

    No me dan pena los políticos; lo digo porque percibo que pueda ser la tónica general en todos los ámbitos y gentes.

    Un afectuoso saludo.

    Ana Belén.

  8. Apreciada Ana Belén, no se porqué pero intuía tu respuesta.
    Afectuosos saludos.
    JDD Orozco.

  9. Estimado Sr. Juan de Dios, colega si se quiere en la interesante aunque despreciada por algunos, disciplina del protocolo; me encuentro en el fin del mundo, Argentina, desde aquí comparto con usted la idea de la falta de respeto por las normas y creo que los intereses individuales sobrepasan la idea de respeto. Está desapareciendo el valor de la palabra y lo que queda del concepto de compromiso. Admiro su punto de vista, si me permite lo voy a citar. Y le invito a que pase a mi blog. Justamente he escrito mi opinión sobre el tema:
    http://www.mlaetiqueta.com/mlaetiqu_blog/
    Mi twitter: @MLAetiqueta
    La realidad, resulta ser un desafío para nosotros, los protocolistas. Adelante!
    UN GRAN SALUDO

  10. Apreciada María Lucrecia, estoy muy honrado de tenerla por colega en estas artes del protocolo y ceremonial. Muchas gracias por la invitación a su blog del que, en este mismo momento, soy seguidor.
    Afectuosos saludos desde España.
    JDD Orozco

  11. Estimado Juan: !Que vergúenza, que horror¡ Hace ya años que se permite todo en este país: la mala educación, la soberbia, la prepotencia…todo en defensa de una mal entendida «libertad de expresión». Seguro que con este comentario ya me tachan de «fascista» «nazi»…..Que a todos estos seudo-progres se les permita todo, a ver quien hace la «escena» más llamativa para salir más en la prensa y en los periódicos….Y todos o casi todos riéndoles las «gracias». Damos la imagen de una perfecta república bananera…..!Que tropa! y esto va a peor…..Un abrazo muy fuerte y magnífico artículo, como siempre.

  12. Querida amiga Ekintza, te echaba de menos. Gracias por tu felicitación por el artículo y gracias, también, por seguir ahí.
    Afectuosos saludos.
    JDD Orozco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.