Protocolo para un cónclave (III)

Poco a poco se van descifrando cuestiones relacionadas con el futuro protocolario de S.S. Benedicto XVI. El día 26.02.2013 se hizo público que el, hasta ese momento, Papa seguirá vistiendo de blanco (sin esclavina) y utilizará el tratamiento de Romano Pontífice emérito o Papa emérito. He tenido que corregir mi primer post relacionado con su renuncia –Detalles de protocolo para una renuncia papal– por temor a llevar el error a alguno de vosotros.

Tras mis anteriores post relacionados con la renuncia del Papa Benedicto XVI –  Protocolo para un cónclave (I) y Protocolo para un cónclave (II), – creo que escribiré al menos otros dos para cerrar la serie (¡gracias a Dios!, pensaréis algunos) de mis artículos que no han tenido más pretensión que la de esclarecer algunas curiosidades sobre el protocolo de la Iglesia Católica aplicable al antes, durante y después de que se produzca la renuncia del Santo Padre que dejará de ser infalible a las 20:00 horas de mañana 28.02.2013.

Continuo así con el resumen y comentario de los siguientes capítulos de la Constitución apostólica UNIVERSI DOMINICI.

CAPITULO III

Todos los Jefes de Dicasterios -organismos y departamentos de la Curia Romana- cesan en sus funciones con excepción del Camarlengo, el Penitenciario Mayor, el Cardenal Vicario General de la diócesis de Roma,  el Cardenal Arcipreste de la Basílica Vaticana y Vicario General para la Ciudad del Vaticano, los Representantes Pontificios y el Limosnero. Cabe decir, aún temiendo no ser preciso en mi descripción, que un Dicasterio podría asimilarse al ministerio de un gobierno. Sirva, como ejemplo, señalar que Moseñor Cañizares, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, cesará en su cargo.  La intención de tanto cese, creo yo, podría estar en la intención de liberar al Papa entrante de la carga de nombramientos anteriores a su elección. Viene así, el Papa electo, a gozar de la liberad de nombrar el nuevo Gobierno para la Iglesia. En resumidas cuentas, todos los “altos cargos” del Vaticano cesarán en sus respectivas responsabilidades.

El Cardenal Cañizares cesará en su cargo en el momento de la renuncia de Benedicto XVI
El Cardenal Cañizares cesará en su cargo en el momento de la renuncia de Benedicto XVI

Insisto en el valor protocolario de esta Constitución Apostólica toda vez que, según se profundiza en su lectura y emana de la investigación, determina la forma de proceder para un elevado número de casos. Es fácil observar la preocupación por controlar toda la casuística que se pueda producir en el entorno del Papa fallecido y ofrecer una solución a todos y cada uno de los casos que pudieran aparecer.

Destaco, en este momento, el importante cargo que desempeña el Cardenal Camarlengo cuya responsabilidad se acentúa en este capítulo, detallando su modo de actuar a la muerte del Papa. Curioso es observar que “El Camarlengo debe además sellar el estudio y la habitación del mismo Pontífice, disponiendo que el personal que vive habitualmente en el apartamento privado pueda seguir en él hasta después de la sepultura del Papa, momento en que todo el apartamento pontificio será sellado” Observo y deduzco que el Camarlengo vendría a ser como el Vicepresidente del Gobierno de un Estado que ante el fallecimiento del Presidente, o en este caso renuncia, toma las riendas del poder en asuntos menores. No deja de tener importancia, también, el Decano del Colegio de Cardenales quien debe informar, entre otros, al Cuerpo Diplomático del fallecimiento (en este caso renuncia) del Papa.

El Cardenal Camarlengo desempeña un importantísimo papel a la muerte o renuncia de un Papa
El Cardenal Camarlengo desempeña un importantísimo papel a la muerte o renuncia de un Papa. Observa “la pose” del Cardenal que está especialmente diseñada para dejar ver su escudo de armas.

Finaliza el capítulo afirmando que “todo lo concerniente al gobierno de la Ciudad del Vaticano, corresponde al Colegio de los Cardenales

CAPITULO IV

En este Capítulo, se trata particularmente las facultades de los Dicasterios que no cesan en sus facultades (ya hemos señalado que sus primeros responsables sí). No obstante solo harán uso de ellas para conceder gracias de “menor importancia”. Es decir, el funcionamiento de la maquinaria en la Iglesia Católica no se para aunque hasta que se haya elegido un nuevo Papa las decisiones importantes no se pueden tomar.

CAPITULO V

En este Capítulo la norma pretende evitar el uso inadecuado de la imagen de un Papa ya fallecido o en estado agónico. Juan Pablo II dejó bien claro que no se podía grabar o fotografiar la imagen del Papa enfermo en la cama o grabar su voz. En cualquier caso es el Camarlengo es el que autoriza la toma de fotografías siempre que el Sumo Pontífice esté revestido con los hábitos pontificales. 

Juan Pablo II, ya fallecido, es trasladado en andas por los Gentilhombres del Papa
Juan Pablo II, ya fallecido, es trasladado en andas por los Gentilhombres del Papa que yace “revestido con los hábitos pontificales” y todos los atributos de Papa menos el pescatorio, destruido por el Camarlengo poco después de su fallecimiento.

Finalizo con este post el resumen y los comentarios a la Primera Parte de la Constitución Apostólica UNIVERSI DOMINICI GREGIS. Espero terminar, para no cansarte mucho, con el siguiente. Saludos.

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

8 comentarios

  1. ¡Mil gracias de nuevo, Juan de Dios!

    Interesantísimo, más aún cuando queda cerca la elección de este Papa. Ya estoy deseando leer el siguiente.

    Recibe un afectuoso saludo.

    Ana Belén.

  2. Estoy en ello. Espero publicarlo a las 20:00. Por cierto que mereces el premio al seguimiento del blog. Gracias por estar ahí.
    Saludos afectuosos.
    JDD. Orozco.

  3. ¡Mil gracias, Juan de Dios!

    Ocurre que sé de tus posts por las redes sociales, pero no siempre me es posible leer el contenido detenidamente. Y, obviamente, es un blog en el que se aprende muchísimo por lo importante e interesante, la claridad de la exposición y redacción de ideas y las ilustraciones con las que los acompañas.
    Lo recomiendo siempre. Así que mis agradecimientos para ti.

    Recibe un afectuoso saludo.

    Ana Belén.

  4. Mil gracias Juan de Dios
    ¡Qué gusto leer un artículo trabajado y bien escrito!
    Un cordial saludo

  5. No sabes cuanto agradezco tus halagos.
    Saludos afectuosos.
    JDD Orozco.

  6. Yo creo que no he establecido ninguna relación ni con los evangelios ni con el siglo XXI. Yo solo escribí sobre protocolo y ceremonial. Lamento haber ofrecido otra impresión.
    Saludos cordiales Joaquín.
    JDD Orozco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.