Comportarse o no….he ahí la diferencia

A veces, las frases consideradas dignas de ser grabadas a fuego aparecen con tal naturalidad que parecieran cotidianas. Claro está que no todos los mortales somos capaces de extractar, cual perfume, la esencia de las ideas. Aún disponiendo de conocimiento y experiencia sobre una determinada materia, es difícil realizar aseveraciones que por su contenido y brevedad sean capaces de perdurar o provocar la reflexión.

Hay personas -genios- que tienen la virtud, la sabiduría y el conocimiento para emitir frases lapidarias. D. Felio Vilarrubias forma parte de ese reducidísimo número de personas cuyas afirmaciones, para el caso del protocolo, se convierten en axioma de manera inmediata.

Viene al caso lo anterior porque hace unas semanas, en la celebración del XX Aniversario de la fundación de la Asociación Española de Protocolo, tuve la suerte de oírle afirmar: “El protocolo es consustancial a la condición humana”. Una frase que destaqué, de entre su magistral discurso, en twitter y que me hizo reflexionar sobre la necesidad – quizá obligatoriedad-  de mantener presentes las normas de urbanidad  para el éxito en las relaciones humanas.

El saludo es necesario para el éxito del proceso de sociailización
Un “educado y correcto”  saludo es necesario para el éxito de una relación

Es obvio que el éxito de las relaciones personales se mueve siempre en un marco de aceptación implícita de normas consuetudinarias libremente aceptadas. Su conocimiento y aplicación son herencia no escrita y sus particularidades hacen diferentes una culturas de otras. Son pautas de actuación que nos diferencian de los animales y por lo tanto son “consustanciales” a la condición humana. No se trata de poner en práctica modales barrocos y rebuscados sino de adaptar nuestra conducta a los demás pese al esfuerzo y renuncia que ello pueda suponernos. Acatar ese marco normativo de comportamiento nos hace humanos y nos diferencia de los animales como lo hace el dedo pulgar oponible o la capacidad de hablar. 

Gracias en varios idiomas
Gracias en varios idiomas

Lo que se consigue, admitiendo y poniendo en práctica libremente estas normas de protocolo social no es más que el poner de manifiesto la condición humana haciendo sentir cómodos a los demás y renunciando conscientemente a nuestra propio bienestar, provecho o conveniencia en beneficio de la solidez de la relación personal. De igual forma debe actuar la otra parte. Todo se reduce a comportarse o no…. he ahí la diferencia. 

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

2 comentarios

  1. Hola Juan, me encantan los comentarios que tan a menudo tienes tiempo de publicar. En este último y en varios otros haces referencia a Don Felio Vilarrubias y me maravilla, la mayoría de los que hemos sido sus alumnos cada tanto nos surge de nuestra memoria hermosas y claras frases que nos ayudan en nuestro trabajo

  2. Estimada María Angélica: gracias por tu comentario. Es verdad que D. Felio es una personalidad digna de admiración. Aún mantiene la vitalidad que está reservada solo a los superhombres. Pedí su discurso que con su permiso publicaré, si logro hacerme con el.
    Un afectuoso saludo desde España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.