Los políticos españoles sí cometen fallos (de protocolo)

He estado dando vueltas durante más de diez días. Recordaba que en algún lugar había leído que los políticos españoles visten adecuadamente en El Vaticano y sin embargo yo sé que en alguna ocasión no ha sido así. Me he puesto a buscar y he encontrado estas fotografías que demuestran que a nuestros políticos – algunos de ellos- no se les da muy bien los usos y costumbres que afectan a la diplomacia……

A) El que fuera Embajador de España ante la Santa Sede, Francisco Vázquez, se colocó la banda de la Gran Cruz del Mérito Naval al contrario de lo determinado por la norma, además de añadir una condecoración en tamaño normal en su frac cuando esta prenda solo admite en su tamaño las Grandes Cruces. Además se colocó una «pajarita» negra pensando, quizá, que debía llevarla de este color como la mujer española lleva la mantilla negra. Ahí va la prueba.

El que fuera Embajador de España ante la Santa Sede con la banda de la Gran Cruz al Mérito Naval mal colocada.
El que fuera Embajador de España ante la Santa Sede con la banda de la Gran Cruz al Mérito Naval mal colocada.

Esta no ha sido la única ocasión en que, vistiendo de etiqueta, el que fuera Alcalde de A Coruña y embajador (sin ser diplomático de carrera) se viste de forma estrafalaria por desconocimiento. En la boda de SS.AA.RR Los Príncipes de Asturias, sobre el chaqué, se colocó todas las medallas que tenía cuando sobre la «jaquette» de esta prenda no se lleva ninguna condecoración. Este hombre -político muy querido en A Coruña- nunca tuvo un buen asesor de protocolo e imagen.

Vázquez con chaqué y condecoraciones en la Boda de SS. AA.RR Los Príncipes de Asturia
Vázquez con chaqué y condecoraciones en la Boda de SS. AA.RR Los Príncipes de Asturias

B) La primera vez que la Vicepresidenta de la Vega visitó oficialmente el Vaticano, lo hizo vestida del color que tradicionalmente utilizan solo los cardenales y, por supuesto, sin cubrir la cabeza. Muy moderna y natural ella. Cuentan que a su llegada, el Cardenal Secretario de Estado le espetó: «Vicepresidenta ¿no tendrá, también, aspiraciones al cardenalato?» Esta es la prueba.

De la Vega de púrpura cardenal
De la Vega de «púrpura cardenal»

Tras las meteduras de pata, se corrige el error…..

Tras la metedura de pata la Vicepresidenta cubrió su cabeza y cambió el color de su vestido.
Tras la «metedura de pata»  la Vicepresidenta cubrió su cabeza y cambió el color de su vestido.

Ahí queda eso maestro.

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

6 comentarios

  1. Estimado Juan de Dios, en este caso tengo alguna discrepancia contigo no de fondo pero si en algún aspecto puntual.
    En primer lugar, el alcalde de A Coruña efectivamente porta mal las condecoraciones pero una cosa es eso y otra que el chaqué no admita llevarlas. Según las normas de protocolo y etiqueta, cuando se viste chaqué se puede lucir una o dos máximo condecoración en miniatura en la solapa de la chaqueta. Eso sí.
    Referente a María Teresa Fernández de la Vega, me toca directamente, ya que estuve con ella como Director de Protocolo. En la primera visita al Vaticano, no es que quiera excusarme, fue un paréntesis dónde me fui a la empresa privada, por dos años, pero tengo otra opinión diferente a la tuya. Primero, no es del todo color púrpura cardenalicio, sino naranja encendido, aunque a lo mejor hubiera sido mejor no llevar ningún color chillón. Por otro lado, la ex Vicepresidenta no estaba en el Vaticano sino en la Embajada de España en el Vaticano.
    http://elpais.com/diario/2006/03/26/sociedad/1143327611_850215.html
    Y además, se encontraban Cardenal Ángel Sodano como Secretario de Estado y número dos en la Jerarquía Vaticana y la Vicepresidenta Primera del Gobierno número dos de otro Estado; España.
    Siento, esta vez, no estar totalmente de acuerdo con quién estoy en la gran mayoría de sus artículos.
    Un saludo,
    Fernando Fernández

  2. Gracias Fernando por tu aclaración. En lo que se refiere a condecoraciones en el chaqué, por lo que yo se, sólo admite una miniatura en el ojal y no de una condecoración si no de una orden como por ejemplo el Toisón. A estos efectos siempre tomo como ejemplo a S.M El Rey que jamás lleva condecoraciones y sí
    el Toisón en miniatura y en el ojal de la solapa izquierda. A Francisco Vázquez no hay quien lo salve. Observa que también lleva una condecoración en tamaño normal (no es gran cruz). Y en la boda de D. Felipe no lleva ya dos condecoraciones sino 6 u 8. Un alarde de méritos…….
    En lo que se refiere a la que fuera Vicepresidenta, salvando la primera ocasión en la que tu no estabas con ella, sea donde fuere, en presencia de un cardenal me parece que la tradición, los usos y costumbres e incluso el derecho consuetudinario mandan no utilizar determinados colores (a políticos con un cierto grado de responsabilidad y tacto diplomático)
    Para finalizar, considero un honor que me leas y que, con tu experiencia y saber hacer, enriquezcas este blog incluso con tus discrepancias. Gracias por participar y saludos muy atentos.

  3. Hola Juan de Dios. El placer es mio. Siempre tus comentarios son muy interesantes y enriquecedores para todos nosotros. Un saludo, Fernando Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.