Una foto para la historia (II): De Charles de Gaulle a Francois Hollande.

Continuo con mi post anterior y desgrano lo relacionado con las fotografías de los Presidentes de Francia que me quedan.

Por orden cronológico le toca a François Mitterrand. 

El Presidente Mitterrand
El Presidente Mitterrand

Mitterrand vuelve a la biblioteca, el lugar más frecuentemente elegido por los presidentes de Francia. Mira al frente tal y como lo hiciera su predecesor y toma un libro con la intención de reforzar la idea de que era una persona culta e intelectual. Las cejas sutilmente arqueadas le dan un aspecto que parece preguntar ¿pero tu qué te crees?. Mitterrand fue, al parecer, una persona soberbia que menospreciaba – al menos lo intentaba- a aquellos Jefes de Estado o Gobierno que no consideraba a su altura. Creo que Inocencio Arias, en su último libro, cita un caso relacionado con Adolfo Suárez.

Las fotografías tienen, a veces, la capacidad de dejar entrever la personalidad de los fotografiados. Creo que esta podría ser un ejemplo.

El siguiente fue Jacques Chirac. Un hombre alto, bien parecido, que conoce el poder de las técnicas de imagen y que no puede evitar aparecer en este magnifico retrato como lo que el siente que es: Un gran hombre.

El presidente Jacques Chirac
El presidente Jacques Chirac

 Algunos detalles delatan su carácter arrogante. Se gira ante la cámara para ofrecer menos “silueta”. Crece ante el observador (hombro derecho más bajo que su hombro izquierdo), mira de frente, media sonrisa y, por encima de todo, las manos en la “pose de poder”. Hay un detalle importante que es la bandera de Francia, situada a la altura de su cabeza, que ha crecido notablemente respecto a su tamaño natural.  Más adelante veremos que la fotografía de Hollande también contiene la bandera, esta vez, a tamaño natural. A partir de Chirac, la bandera de Francia siempre estará presente.

Y llegamos a Sarkozy. Un presidente acomplejado por su físico, que además se casa con dos mujeres más altas que el y bellísimas. Sarkozy usa tacones, además de alzas, en sus zapatos. No le importa subir a cajones para parecer más alto y no se le caen los anillos para retocar fotografías cuando se trata de disimular michelines.

Su fotografía oficial es un quiero y no puedo, además de un despropósito en lo que se refiere a diseño de la imagen.

Foto oficial de Nicolas Sarkozy.
Foto oficial de Nicolas Sarkozy.

 Utiliza las técnicas básicas para mejorparecer.

 Se gira, crece, mira a cámara, utiliza la biblioteca pero la manga de la americana le queda grande (no se ven puños de camisa) y de las banderas mejor no hablar porque le hacen parecer a David el Gnomo, a pesar que el tiro de la cámara es contrapicado. Lo dicho: un absoluto desacierto. Mucha bandera para tan poco presidente.

Llegamos a Hollande que se ha fotografiado al “estilo Chirac”, aunque con una pose diferente, y que ha utilizado hasta el vídeo de “Así se hizo la fotografía oficial del Presidente Hollande” como palanca mediática. La fotografía inicial que te dejo aquí tiene mal colocadas las banderas de acuerdo con la legislación francesa que, por cierto, las distribuye al contrario que España. Sus manos semiabiertas, en lugar de semicerradas dan sensación de querer tomar una carretilla… Además la bandera cuelga de lo que parece un balcón, podría confundirse con las bandera de los países bajos y, para ser bandera debe estar enastada o endrizada en un mástil. De lo contrario. más parecerían reposteros que banderas.

Foto Oficial de François Hollande
Foto Oficial de François Hollande

Hollande tiene, también, la bandera de Francia a la Altura de la cabeza pero esta vez, como a su derecha tiene las banderas en un tamaño importante, la bandera del tejado no se ha ampliado. Me temo que esta no será, muy a pesar de su fotógrafo, la fotografía oficial del actual Presidente de la República Francesa.

Mañana escribo sobre el Presidente Rajoy.

© Juan de Dios Orozco López

 

También te puede interesar.....

1 comentario

  1. Hola Juan:
    Es realmente interesante como no son sencillamente fotos. La importancia de los detalles es esencial. Un ojo agudo y entrenado lee todo lo que nos compartes con cada foto. Al igual, el jefe de protocolo, el encargado de imagen, el responsable de “entrenar” a la figura en cuestión debe de estar atento en todo momento a este tipo de cosas. Quizas a la mayoría de la gente le parezcan cosas triviales, sin sentido y hasta ridículas el no permitir que una foto salga “natural” pero el mensaje subliminal está y se lee aunque creas que no sabes de estas cosas. Por otra parte, el mensaje de la “foto oficial” (que por algo debe de llamarse oficial) es un mensaje directo a otros dirigentes, jefes de estado y personalidades de influencia a todos los niveles. Hay algunos que sí están pendiente de hasta el último detalle y para esto tienen, se rodean y se dejan llevar del gabinete creado para ello.
    Te agradezco que hayas compartido esto porque aparte de la información que proporcionas lo haces con un lenguaje cándido y clarísimo para que se entienda. Escribes de una manera muy agradable a la vez que pasas información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.