Protocolo internacional, gestos y cochinillo.

Ayer lo comentaba en una Seminario que, sobre protocolo internacional ofrecí a más de una docena de directivos de una empresa del IBEX 35 en EOI (Madrid). La verdad es que no sé si en algún post anterior lo dejé escrito: cualquier tipo de relación, ya sea diplomática, empresarial, política… comienza con un «acercamiento social», por la demostración con «gestos» de la buena intención de las partes.

No. No me estoy refiriendo a los gestos que se puedan hacer con las manos o la cara. Ahora lo hago respecto a los hechos consumados con los que hacemos sentir cómodos o incómodos a determinadas personas y, por lo tanto, a lo que esas personas representan. Son esos actos que se ejecutan para reforzar vínculos o lo contrario. Me permito presentaros un ejemplo que suelo utilizar en mis conferencias: no es precisamente un gesto positivo el que, ante la visita de una delegación de un país de religión musulmana, la primera comida se realice en el Mesón de Cándido en Segovia, donde lo más típico es el cochinillo. Implícitamente estamos enviando a la delegación un mensaje: «No nos interesa establecer relaciones con vosotros». Pues esto, precisamente, es lo que está haciendo el Gobierno Británico con España y «Su Graciosa Majestad» – que de graciosa y simpática no tiene nada- con nuestros Reyes. Sus gestos, como lo fueron siempre, lo son de soberbia y menosprecio a España, nuestro Gobierno y nuestro Jefe de Estado. Para ello, como les importa un pepino que las relaciones personales con SS.MM. Los Reyes y las diplomáticas con el Gobierno de España sean buenas, The Queen (la Reina de Inglaterra, no el conjunto musical) nos envía a su nieto para dar por…..Gibraltar un paseo.

La diplomacia impone la política de gestos pero, tanto a mi amigo Juan de Sevilla como a mi, nos gusta de vez en cuando comer cochinillo de Segovia. No obstante, si el nieto de S.G.M no visitase El Peñón –demostrando con su gesto una clara intención de acercamiento a España- Juan de Sevilla y yo renunciaríamos -como gesto conciliador-  a  comernos el cochinillo en Segovia ¡ y nos lo comeríamos en Gibraltar!. 

Juan de Sevilla me ha enviado esta fotografía del nombre de una calle en Torrijos (Toledo) que, por cierto, se encuentra muy cerca de la Calle del Orozco.

Gibraltar Español en Torrijos (Toledo)
Gibraltar Español en Torrijos (Toledo)

Yo te dejo una fotografía de la Bandera ondeando sobre El Peñón que fue tomada por mi muy respetado y apreciado jefe, Capitán de Navío Ángel Liberal, y que me dedicó cariñosamente.

Bajo los plieques de la bandera de Angel Liberal
Bajo los plieques de la bandera de Angel Liberal

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

9 comentarios

  1. Es una lástima, pero ya tenemos antecedentes, como el del Príncipe de Gales que decidió partir de luna de miel con la malograda Diana desde la base de Gibraltar. Consecuencia: SSMM Los Reyes no acudieron al enlace.

    Hoy se repite la historia.

    Un abrazo, Juan.

    Post-data: ¡Qué gracia la calle ala lado de «tu» calle! Y bonito recuerdo el de tu amigo. ¿Cuándo nos tomamos un cochinillo?

  2. Hablando de gestos, no renunciéis a uno de los mas sublimes de la gastronomía mundial como es el de comerse un cochinillo en el templo gastronómico por excelencia de Segovia y de toda Castilla como es el restaurante «Cándido». Un autentico placer degustar ese emblema de la gastronomía Segoviana y nacional con permiso de los valencianos y su paella. Si es en Segovia y a los pies del Acueducto, inolvidable. Y a los ingleses que les den.

  3. Esta mañana oí en un programa matinal de una televisión que S.M. La Reina no viajaba a Londres por motivos de «enfado» con S.M El Rey por el famoso viaje a Botswana. Sería conveniente que los periodistas ayuden a defender el verdadero motivo y no quede como un mero cotilleo de la prensa rosa.El tema es mas serio de lo que parece.Apoyo la decisión del gobierno.

  4. Señor Orozco:

    Aprovecho su post para entrar “a matar”. Me explico, ¿cuántos políticos de nuestra amada España apoyan al Gobierno y a SS.MM. en este conflicto? No he escuchado todavía ninguna palabra o gesto de apoyo. Todavía colea lo de los elefantes y la gente, nuestros políticos, con tal de aprovecharse electoralmente son capaces de todo, incluso de defender a la pobrecita pérfida Albión ante la injusta y desmesurada reacción del Estado Español.
    Si tenemos partido de la selección (de la Roja como le llaman ahora), ¡fenomenal!, sacamos banderas, engalanamos balcones, nos sentimos patriotas a más no poder. Pero si la cosa viene del Gobierno, ¡eso es inadmisible!
    ¿Qué hacemos?, ¿nos ponemos el trapo en la espalda como el de Marinaleda? ¿Por cierto, Gibraltar está en Andalucía (aparte de España) y el señor Gordillo dice que defendería su país Andalucía, a más no poder. Ya puede empezar.
    Esto no tiene solución.
    Un saludo.

  5. Estimado José Juan: Esperemos que esto sí tenga arreglo. Desgraciadamente no es suficiente con la intención y esfuerzo de los españoles de a pié. Saludos cordiales.

  6. Es lo que tiene el llamado periodismo amarillo, rosa o «colorao». El periodismos real no tiene color y basa sus informaciones en datos contrastados. No inventa noticias y no las modifica a su antojo. La libertad de emitir juicios se ha convertido en libertinaje para enjuiciar.
    Gracias Teresa por tu comentario.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.