Con el agua al cuello.

Aunque llego un poco tarde para escribir sobre la famosa fotografía en la que el Ministro de Economía de España se veía sorprendido por el desacertado gesto del Presidente del Eurogrupo, no me resigno a dejar de comentarla. Sobre todo por el tratamiento y el pié de la siguiente fotografía en la que se puede leer que el Primer Ministro de Luxemburgo “saluda”  al ministro de economía español.

Spain's Economy Minister de Guindos is greeted by Luxembourg's Prime Minister and Eurogroup chairman Juncker at a Eurogroup meeting in Brussels
Spain’s Economy Minister de Guindos is greeted by Luxembourg’s Prime Minister and Eurogroup chairman Juncker at a Eurogroup meeting in Brussels

A la interpretación que queda explícita en el titular del presente post podría añadir otras con significados mucho menos sutiles entre los que me permito sugerir el siguiente “Estoy harto de que la economía española vaya tan mal. Te voy a liquidar”.

Hay otras variadas interpretaciones. La de mi amigo Juan de Sevilla me parecía, en principio, muy alejada de la realidad. El sugiere que la intención y la interpretación es muy sencilla: “Mira Guandedió, la ente tiene lazezera embenená. Zinpremente esta harreglandole la corvata”.

En principio ni el gesto de Guindos ni el de Junker paracen amigables. Mucho menos, cercanos. Claro está que si fuese así, si se estuviesen saludando cordialmente y no cupiese lugar a dudas, la fotografía no hubiese sido portada en la mayoria de los diarios de España y Europa. Esta claro que los intereses de la prensa no son los mismos que los que ocupan a los que nos interesemanos por el cuidado de la imagen de responsables de políticos o empresarios. En gran medida, los culpables de que cada vez con mayor asiduidad aparezcan estas fotos en la prensa son los mismos protagonistas que, sorprendentemente, son capaces de gestionar un Ministerio con eficacia y unos completos ineptos al valorar las consecuencias de un mal gesto ante las cámaras.

No suelo conformarme con una sola evidencia, así que he buscado en internet hasta dar con la prueba que casi corrobora la tesis de mi amigo Juan de Sevilla. Echa un vistazo a este link donde sí puedes ver toda la secuencia del “saludo”. Comprobarás que son buenos amigos y cómo una fotografía no siempre lleva la totalidad de la información de un acontecimiento. Aún así, el gesto es muy poco protocolario.

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

1 comentario

  1. Aunque ya es una noticia pasada yo la vi completa en un telediario y considero que es una broma entre dos amigos en la que uno le quiere decir al otro te voy ahogar “cabroncete” por el compromiso en el que nos estas poniendo por no aceptar lo impuesto por Bruselas. Lo de poco protocolario quiza, pero yo tengo una sentencia de cuando ejercia como diplomado en relacciones laborales en la que un juez del supremo despues de haber ganado en primera instancia, nos la revoco al no considerar que llamar a un superior “eres un cabron y ya no trabajo más contigo” delante de varios jefes y empleados se consideraba despiso improcedente y no disciplinario porque se lo habia dicho en un tono distencido y coloquial,asi que aqui como era la reunion de unos amiguetes … vete a saber si el protocolo estaba de mas. ¡Pais!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.