La derecha y la izquierda del debate.

Leo en elmundo.es que lo único que queda por decidir para el debate de los dos candidatos a la presidencia, que se celebrará mañana,  es quién se sienta a la izquierda y quién a la derecha. ¿La derecha y la izquierda de qué o de quién?.

Plató del debate 2011
Plató del debate 2011

Sabido es que la derecha de alguien es el espacio -universalmente reconocido- como de más importancia. De eso sabemos mucho los que nos dedicamos al protocolo.  Siempre estamos buscando que nuestro «señorito» se coloque a la derecha, cuando no en el centro. Tanto es así que, si eres «importante», puedes sentirte ofendido si el anfitrión no te ofrece su derecha.

Sin embargo, al vincular comunicación, imagen y debate político ante las cámaras hay otros factores que forman parte del juego de la utilización del espacio. Veamos: el PSOE representa la izquierda y por lo tanto, su lugar natural debiera ser la izquierda «del observador» y no la izquierda «del presentador». Lo mismo ocurriría con el PP que debería situarse a la derecha «del observador».

Esta distribución de espacios es la que se ofreció en el primer debate de las anteriores elecciones generales. Moderador al centro, PSOE a la izquierda y PP a la derecha (del observador).

Primer debate Zapatero-Rajoy 2008
Primer debate Zapatero-Rajoy 2008

La colocación anterior es claramente ventajosa, desde mi modesto punto de vista, para el PSOE y perjudicial para el PP por tres razones:

1.- Los occidentales – y por lo tanto los españoles- leemos de izquierda a derecha y, por lo tanto, cada vez que realicemos un barrido visual a la pantalla de la televisión efectuaremos más «hits» sobre la imagen de Rubalcaba que sobre la de Rajoy.

2.- Si el candidato del PSOE se sitúa a la derecha del anfitrión –izquierda del observador-  ocupará un puesto «más relevante» que el situado a la izquierda.

3.- Mientras que el perfil bueno de Rajoy es el derecho (véase su cartel electoral), a Rubalcaba -por ser calvo (no es un insulto, es una realidad)- la simetría facial le facilita en igual medida un «tiro» de cámara de derecha o de izquierda.

En cuanto a las formas seguro que ambos candidatos vestiran traje oscuro con corbata. Rajoy aparecerá, como viene siendo habitual, con una corbata roja que desde mi punto de vista no es acertada. Supongo que algún aventajado asesor le habrá dicho que el color rojo simboliza el poder y que se asocia con la vitalidad y la ambición además de  presentar la confianza en sí mismo, el coraje y una actitud optimista ante la vida. Lo anterior es cierto pero, a mi entender, claramente subjetivo. Yo simplemente le diría que el color rojo es el color que identifica a las personas de ideología izquierdista y que sería mejor una corbata de tonos celeste que se asemeja más con el color PP y va muy bien para la luz artificial y los platós. Esto último me parece absolutamente objetivo.

Seguro que además Rajoy aparecerá con la americana sin abotonar porque algunos entienden – creo yo que equivocadamente- que de este modo se proyecta una imagen «más abierta» cuando lo que probablemente proyectará será una barriga más visible o la hebilla de su cinturón. Ni a Rajoy ni a Rubalcaba les gusta perfilar su barba lo que se traduce en una idea de «dejadez». Ambos permiten que le crezca por debajo de la nuez al contrario del comedido Mayor Oreja.

Es fácil vaticinar que los dos candidatos llevarán camisas lisas para evitar «el efecto moiré«, que contrasten con el traje oscuro. Se ayudarán, para hablar y evitar una excesiva gesticulación, de un boligrafo y presentarán diagramas – preferentemente de barras y circulares-  que apoyen sus tesis. Será imposible ver los detalles, pero se utilizarán los colores rojo, azul y verde preferentemente además de utilizar escalas que correlacionen con la idea que se quiere reforzar. Rajoy presentará, sin duda datos de paro. Rubalcaba acentuará los logros sociales conseguidos en la legislatura y cómo en la autonomías gobernadas por el PP, se están mermando lo conseguido por el PSOE.

Consecuente con sus carteles electorales, Rubalcaba «peleará» mientras que Rajoy, sabedor de la clara ventaja que tiene,  se mostrará moderado.

Primeros planos horizontales (nada de «picados» y «contrapicados») será lo que nos proporcione el realizador…En fin, todo encorsetado, encajado y absolutamente medido y previsible.

Al menos eso es lo que yo creo. ¿y tú?.

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

7 comentarios

  1. Si hay dos debates, debería existir alternancia entre la derecha y la izquierda.

    Comparto contigo los detalles «estéticos» de las barbas y el de la chaqueta abierta, que, más que restarle seriedad al candidato, lo afea.

    En cuanto a las corbatas, me parece que los tonos lisos y claros son más acertados, pero no comparto el azul o el rojo como marca de la casa, por sus ideologías. Las corbatas corporativas resultan reiterativas de lo que uno mismo es y todo el mundo ya conoce de sobra.

    Un abrazo, Juan.

  2. A diferencia de lo que ocurría antaño donde lo importante era el contenido, ahora estamos en una nueva fase ya que hay que sumar al contenido (que tiene que ser muy claro y muy directo) la imagen y sobre todo las posturas.

    Desde mi punto de vista y pese a estar todo encorsetado y estudiado milimétricamente, creo que va a ser un gran debate, muchos españoles estaremos pendientes de lo que ocurre esta noche (aunque incluso tengamos el voto decidido), pero no hay que dejarse embaucar por los cantos de sirena que digan esta noche ambos candidatos.

    Lo que sí esta claro, y a diferencia de lo que ocurrió en el 2008 es el debate paralelo, va a ser en directo a través de las Redes Sociales, Twitter es el principal ejemplo, para mí va a ser incluso más importante que lo que digan los candidatos, pues los votantes van (vamos) a dar valoraciones directas, breves y concisas (140 caracteres no dan para mucho)

  3. Sin duda, José Luís, vamos a asistir a un interesante debate en las redes. Acabo de oír a Soraya Saenz de Santamaría en la radio y afirmaba que las redes sociales está jugando un papel importantísimo en la campaña. No sólo porque el debate llegará a lugares y personas donde la radio y la televisión no alcanzan, sino por el feedback que proporcionan estos medios a los responsables políticos.
    Gracias por tu comentario.
    Juan de Dios.

  4. Estoy de acuerdo en cuanto a la manipulación por parte de los organizadores del debate para los públicos que ven a sus candidatos , ya que por costumbre occidentales es verdad acondicionamos a nuestro cerebro a leer y tener prioridades para ello como es la forma de izquierda a derecha, pero también hay una costumbre muy oriental que no toma en cuenta el politico zapatero y es la tecnica del fein chui que tiene que ver con el color del vestuario de los participantes especificamente el color de las corbatas; e l color rojo según el fein chui da fuerza , activa energía, atrae con facilidad a las personas mientras que el color azul , negro, colores oscuros pasan desapercibidas las personas.
    Igualmente la posición de las manos, su dirección es importante para hace dirigir al público la mirada y denotar el poder sobre la persona como lo hace el periodista.
    Cordial Saludo
    desde Bogotá Colombia , mucha suerte

    Sara Helena

  5. Gracias Sara por tu aportación. Quizá, los asesores actuales de nuestros políticos debieran tener en cuenta, también, las técnicas orientales.
    Saludos desde España y gracias, además, por tus buenos deseos a los que correspondo de igual manera.
    Juan de Dios.

  6. Siempre a tu orden Juan de Dios. Espero sigamos aprendiendo y aportando actualizaciones tan importantes e interesantes para todos los que estamos en este grupo. Amo el Ceremonial, el protocolo y la etiqueta, para ello la estudié, y porqué no compartir con todos un poco de nuestra área.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.