PP.

Supongo que has creído que hablaría del Partido Popular y, como podrás apreciar más adelante, «PP» nada tiene que ver con la política ni con el partido. PP son las siglas de «Preocupación por la percepción»  o lo que es lo mismo la preocupación por la imagen.

Me encuentro en estos días preparando unas charlas que, sobre estos asuntillos, ofreceré a políticos en activo. En el diseño de una trasparencia me preguntaba ¿ qué aspectos pueden influir en lo que los votantes, ciudadanos, afines y no afines perciben de un político? .  Quería encontrar, como siempre , alguna de esas ideas fuerza que tan dificilmente descubres cuando pretendes resumir todo en uno.  Las encontré y ahí van.

Me parece que lo siguiente es igualmente válido en el diseño de un acto, el uso de una indumentaria, la relación con un amigo o en una reunión de negocios. No pretendo descubrir nada. Simplemente reflexiono y te lo escribo.

Partamos de la base de que la imagen se forma a partir de lo percibido através de los sentidos.

  1. La percepción es  diferente para cada uno de las personas y, de este modo, lo que para uno resulta agradable para otro puede no serlo.
  2. La imagen es fruto de la actividad sensorial y, por tanto, puede no corresponderse con la realidad.
  3. «A prioiri», no es tan importante el contenido como el contingente con el que lo presentamos.
  4. Una buena imagen siempre está ligada a la emoción.
  5. Si emocionas, es decir, si logras que los «sentidos hagan sentir», ganas adeptos.
  6. Las percepciones de los posibles votantes se construyen a partir de la apariencia física , estilo de vida, porte, acciones, conducta y modales.

Algunos ejemplos: Para alguno de vosotros, mi titular «PP» ha podido provocar aprecio (los adeptos al PP). A otros,  rechazo (los que no simpatizan con el PP). La mayoría de vosotros, al leer el titular, ha podido pensar: ¿ Qué querrá decir ahora Juan de Dios del Partido Popular?. La idea del titular es crear, precisamente, esa inquietud -surgida a partir del sentido de la vista-  para que me leáis y, por encima de ello, trasladaros la idea más importante del post: «Lo que se percibe no es necesariamente real». Si manejo las percepciones del receptor es obvio que puedo controlar e inducir la conducta en el sentido que me interesa. ¿ O no?. Recuerdo ahora a mi amigo y colega José Luís Delgado, profesor de la asignatua «Pensamiento crítico» en el Grado de Protocolo de la UCJC. Seguro que esta idea le vendrá bien para sembrar entre sus alumnos la inquietud por descubrir qué hay de cierto en lo que observamos y cómo se pueden modificar las percepciones en el receptor para modelar voluntades.

Echad un vistazo al cartel que ya he utilizado en otras ocasiones.

We can do it!

Lo que la inmensa mayoría de los observadores perciben en el primer vistazo es un «corte de manga». La realidad es que la chica se está  subiendo la manga de la camisa.

Quizá tu podrías aportar alguna idea a todo lo anterior. ¿Qué piensas? ¿ Estás de acuerdo?.

© Juan de Dios Orozco López.

También te puede interesar.....

4 comentarios

  1. Pues si de percepciones se trata, yo había visto a una chica queriendo demostrar que es tan válida y fuerte como un hombre al mostrarnos sus bíceps.

    Realmente el artículo es muy interesante y cierto,; yo lo acabo de comprobar con mi PP (propia percepción) de esta ilustración.

    Un abrazo.

  2. Pensé que tu PP era un amigo que se llamaba José. Es cuestión de percepción.
    Saludos.

  3. Magnífico Juan! Yo soy una persona muy simple y previsible…y si, cuando he visto «PP» me he lanzado a leer avidamente pensando que ibas a hablar de lo evidente….Touché.
    Un abrazo muy fuerte!

  4. Es verdad que cada persona tiene una percepción muy personal de lo que ve pero a su vez originar una contraversia que se reflejaría en persepciones colectivas y mediáticas. Son éstas las que como profesionales debemos buscar y manejar para beneficio de la imagen que queremos construir y proyectar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.