Despotismo y Chandalismo.

Hugo Chávez fue intervenido de un absceso pélvico en La Habana y posteriormente ha confesado que también le ha sido extirpado un cancer. En su estancia el país de los Castro, el presidente de Venezuela ha hecho suya  esa máxima que se ha de utilizar siempre que se desea actuar como perfecto invitado: “Donde fueres haz lo que vieres”…y la cortesía y buenas formas de Chávez han hecho honor de tan magno lema. El «Compañero Comandante Chávez» – CCC-  ha debido pensar que, dado que su anfitrión viste de chándal, el debiera hacer lo mismo. Pues eso, de chándal. “Arreglao pero informá”. Quizá veamos próximamente a otros dirigentes políticos del cono sur, cuando caigan enfermos (Dios no lo quiera), disfrutar de las bondades de esta indumentaria que sirve tanto para hacer deporte como para ir a la compra o estar recuperándose de ulceras sangrantes, abscesos pélvicos y cánceres en un hospital. Prenda multiusos ésta del chándal.

El Chandalismo escenificado por los presidentes Castro y Chávez
El Chandalismo escenificado por los presidentes Castro y Chávez

Esta nueva tendencia de la indumentaria presidencial la denomino yo “Chandalismo”. El Chandalismo vendría a ser  algo parecido al Despotismo Ilustrado de Luis XIV (todo para el pueblo pero sin el pueblo -que para eso estoy yo-) pero sin peluca, amaneradas poses ni polvos de arroz. Aquello ha sido sutilmente sustituido por el chándal, una prenda cada vez más en boga – que no en Vogue-. La evolución- ya se sabe- es inexorable.

Luis XIV no utilizaba chándal.
Luis XIV no utilizaba chándal.

El Chandalismo sólo surge en situaciones clínicas y de salud adversas y tiene dos corrientes, ramas o facciones. A saber: la corriente Chandalocastrista que utiliza chándal “de marca” y camisa (puede ser a cuadros o rayas) y la rama Chandalchavista de corte más institucional al contar inexcusablemente con los colores de la bandera del país del que se es nativo y cambiar la camisa por una camiseta tipo abanderado (se pueden utilizar con distintos colores) .

Chávez y Castro posan con un periódico.
Chávez y Castro posan con un periódico.

Así, el Chandalochavismo ha sido utilizado para salvaguardar la imagen del Presidente y demostrar que el CCC -Comandante Compañero Chávez-  está recuperándose con normalidad. Para demostrar que todo ha sido un éxito, su Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información – doy mi palabra de honor de que este es su nombre-, lo pone a posar con Castro con un periódico del día y hace público un documento (por favor no te lo pierdas) firmado por el propio Presidente el día 27.06.11.  Observa, también, el detalle de la «C» de Chandalocastrista en la gorra de Castro.

Este documento no se "Twitea", dice Chávez.
Este documento no se Twittea, dice Chávez.

«No pasa nada. El compañero Presidente está en La Habana tan bien como si estuviese en su casa durante el fin de semana pasando la aspiradora a su coche». Ese es el mensaje???.

El día 30, sin embargo, Chávez reapareció con un discurso muy medido que, al contrario de lo que viene siendo su costumbre, fue leído. Chavez estuvo muy serio, también.  Abandonó el Chándal institucional y lo cambió por la camisola azul y su camiseta roja y se «adornó» de la símbología e iconografía institucional del que se viene rodeando cualquier responsable político que sepa un poquitín de imagen.  En este caso la Bandera nacional y Simón Bolívar.

Hasta el momento en que Chávez hizo público que padecía cáncer, llegué a pensar que todo era una operación de imagen para preparar su retorno el próximo 5 de julio, día de conmemoración del II Centenario de la declaración de la Independencia venezolana. Con ello, conseguiría hacer una aparición triunfal para contrarrestar las malas puntuaciones de encuestas para las próximas elecciones a la presidencia.

Estoy seguro que, en cualquier caso, el chándal le servirá para impulsarle mediáticamente y no debería descartar  que aparezca de nuevo con el. Si lo volvemos a ver con chándal, es probable que la cosa no vaya bien. Pero si le vemos sin el, podríamos pensar que se ha recuperado…. ¿o no?.

Sinceramente, espero que recupere su salud……… ¡y que abandone el chandalismo!.

© Juan de Dios Orozco López.

También te puede interesar.....

5 comentarios

  1. Divertido y serio artículo a la vez. Ameno en su forma y preocupante en su fondo.

    El chándal es de los «compañeros» y se ha democratizado tanto -cuestión que o comprenden muy bien estos dos «chandalistas»- que ya no sirve únicamente para hacer deporte, que sería su función, sino como muy bien describes para otras muchas situaciones…¡y menos mal que no son mujeres! pues lo mismo se lo ponen con tacones;)

    Estoy convencida de que a muchos «indignados» les gustaría este look que se acerca más al pueblo…Muy aguda la alusión al famoso Rey francés.

    Feliz fin de semana sin chándal.

  2. Querido Juan: No puedo más que decir que el artículo es MAGNIFICO. Irónico, pura metáfora, absolutamente genial la comparación cn el Rey-Sol…..Estoy totalmente de acuerdo con las acertadas apreciaciones de Aránzazu. Este artículo tiene que ser de publicación nacional. De verdad, creo que ni Alfonso Ussia lo hubiera hecho mejor. Debes enviarselo. Un abrazo muy fuerte de los Pueblos Bárbaros del Norte.

  3. No es para tanto amiga Ekintza. Tú que me miras con buenos ojos…..
    Saludos desde el sur (donde también hay bárbaros).

  4. Bueno, bueno….no me equivoqué ¡Chávez apareció trinfalmente!. Espero sinceramente que se mejore.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.