De la importancia del protocolo….

De nuevo se ha hablado más de los fallos de protocolo en la visita de Obama al Reino Unido que de los supuestos aciertos de su estancia. No es la primera vez que los Obama son criticados por su  escasez de conocimientos en esta materia, en especial cuando tratan con la realeza. Nadie nace adiestrado en estas lides pero resulta extraño que un Jefe de Estado cometa tantos fallos relacionadas con las formas de ser y «actuar».

Desde los Estados Unidos, muy especialmente desde el Partido Republicano, se critica duramente la escasa preparación que tiene la familia presidencial para representar adecuadamente a su nación fuera de sus fronteras. Varias han sido las ocasiones en las que, tanto el Presidente como su esposa, han sido señalados por el dedo acusador en relación con sus pocos conocimientos de los modos, usos y costumbres exigibles a un responsable de su altura. Entre sus fallos podría destacar el abrazo de Michel Obama a la Reina de Inglaterra o las exageradas inclinaciones, interpretadas como gesto explícito de sumisión, de Obama al rey de Arabia Saudí y al emperador del Japón.

En el caso de Michel Obama, sabido es,  que el saludo correcto a la Reina de Inglaterra de una Jefa de Estado no va más allá de estrechar la mano, naturalmente cuando de Her Majesty parte el saludo. En cualquier otro caso – entiéndase «pueblo llano»- hay que remitirse a la página web de la Casa Real Británica en la que se sugiere, como forma correcta de saludar a la Reina «…women do a small courtesy»  y  «…for men a neck bow».

En relación con el Presidente Obama, no parece muy acertado ofrecer una imagen de sumisión ejecutando un saludo que en USA ha sido calificado de «pérdida de dignidad presidencial». Recordemos que los gestos tienen, en determinados contextos, más valor comunicativo que las palabras.

Dignidad Presidencial
Dignidad Presidencial

Desconozco si, antes del brindis que ejecuta Obama con tanto desacierto, debería haber sonado el “God save the Queen”. Si así hubiese ocurrido, es obligación de los asesores de Obama haber explicado la secuencia del acto correctamente a Obama. Fallo sería, entonces, de organización pura y dura. Pero, por romper una lanza en favor de Obama, no parece lógico que un himno suene antes de haber finalizado el brindis, en cuyo caso el fallo es de la organización británica. Alguien dio al botón «play» antes de tiempo.  El error no sería, entonces, de la parte USA sino de la parte UK. Por otro lado, si Obama hubiese reconocido el himno británico – circunstancia que parece no se dió- debería haber interrumpido su discurso para, una vez finalizado, continuar con el brindis.

Como primera conclusión creo que, pese a la tan manida idea de que el protocolo no sirve para nada, los hechos que anteriormente he citado corroboran que las formalidades, la adecuación y la adaptación a los modos ajenos son de especial importancia si se desea tener éxito en cualquier tipo de relación.

En segundo lugar es manifiesto que la inmensa mayoría de los miembros de una nación desean que sus dirigentes sepan representarles correctamente fuera de las fronteras, proyectando una imagen de credibilidad. Las faltas de los dirigentes son faltas de toda una nación.

Finalmente: Ensayo, ensayo, ensayo y ¡¡¡¡ PROFESIONALES QUE SEPAN HACER LAS COSAS BIEN Y ASESORAR A SUS SEÑORITOS!!!.

Digo yo. ¿Tú qué piensas?

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

7 comentarios

  1. Ensayo y ensayo, SI, pero… ¿A ti te hacen caso?.

    En las poquitas cosas que yo organizo (y por supuesto, nada que ver con Casas Reales ni Presidencias de Gobierno), cuando hablo de ensayar …se ríen de mi. No aparecen ni la mitad de los convocados. Nunca lo ven necesario.

    A mi me gusta hacer las cosas con precisión y puntualidad militar (no siempre lo consigo, desde luego). Quizá sea porque pongo excesivo celo en lo que hago y también porque quiero inyectar a mis actos una «chispa especial», «alma», algo que los haga diferentes. Me cuesta mentalizar a los organizadores de la importancia de la imagen escénica, de la estética y que esa imagen representa a la ENTIDAD U ORGANIZACIÓN.

    Y para más INRI, la mitad de las veces llegan los concejales del Ayuntamiento de turno y hacen lo que les apetece haciendo caso omiso a mis indicaciones. ¡Vamos, el tócame roque!
    ¿Sólo a mi me pasan estas cosas o es algo habitual?
    Un saludo

  2. Que los errores no son de la familia Obama, en este caso, sino de sus asesores, que parecen no tenerlos, en general, en USA. El discursito del brindis también se las trajo…

    Sin protocolo no hay manera de entenderse, porque la educación y el respeto son fundamentales para la buena convivencia entre las personas, bien sean actos de Estado o actos en nuesta casa.

    Saludos

  3. Hola Juana. La verdad es que a mi suelen hacerme caso las personas que me contratan, y además mucho caso. De otra forma ¿para qué me llaman?. Yo he ensayado actos incluso con Consejeros autonómicos y han salido agradecidos, quizá porque en su propia organización no existen profesionales del protocolo que tengan suficientes conocimientos para asesorales correctamente. Sólo una vez tuve que poner los trastos sobre la mesa diciendo que me marchaba si no se hacían las cosas bien, después de haber explicado «los porqués». Debió dar resultado porque me siguen llamando y están contentos. Aún así, hay gente que, sin tener la más remota idea de lo que habla, en su calidad de «pagador», hace lo que le viene en gana. En otras ocasiones he tenido que lidiar con verdaderos profesionales de instituciones oficiales para hacerles ver que lo que proponían no favorecía a su «señorito». No siempre el que paga tienen la razón y, desde luego, la lealtad se demuestra diciendo al «señorito» incluso lo que no le gusta oír. No te desanimes. Sigue haciendo tu trabajo bien y demostrando tu profesionalidad.
    Gracias por enriquecernos con tu opinión.

  4. Aránzazu tienes toda la razón. Muy al contrario de lo que la gente piensa, tal y coomo aseveró M. Talleyrand, «Solo los tontos se burlan del protocolo. Simplifica la vida.»

  5. Os dejo varias direcciones de youtube para que veáis algunos videos en los que se explica muy brevemente (en inglés) en qué consiste la cena, quien asiste, cómo se ordenan las autoridades en el cortejo, quien abre el cortejo (Lord Chamberlain) etc.
    Creo que son bastante esclarecedores. La secuencia es la siguiente:
    * La Reina ofrece un discurso de bienvenida y de palabra – sin llegar a hacer el gesto- brinda por su invitado de honor.
    * Suena el himno nacional del país de procedencia del invitado de honor.
    * Se ejecuta el gesto de brindar. Aplausos
    * El invitado de honor corresponde con un discurso de agradecimiento y de palabra – sin llegar a hacer el gesto- brinda por su anfitriona.
    * Suena el himno God save The Queen.
    * Se ejecuta el gesto de brindar.Aplausos.
    De ello deduzco que el fallo está 1º en la Casa Real Británica. Alguien dio al “play” antes de que Obama terminase su brindis. Aún así, insisto en que Obama debió reconocer el himno, parar su discurso y continuar o simplemente ejecutar el gesto de brindar una vez el himno hubiese finalizado.
    Las direcciones son las siguientes:
    Visita de Putin con breve explicación del acto. http://www.youtube.com/watch?v=d3XaUqBmL24&feature=player_embedded
    Visita de Estado de la Presidenta de la India.
    http://www.youtube.com/watch?v=rQeXz2KqKC0&NR=1
    Visita de Estado del Presidente de Sudáfrica.

  6. ¡Me han encantado el articulo!. Magnífico. Y también las aportaciones y experiencias de las personas que han expresado sus opiniones. Muy enriquecedor. Enhorabuena Juan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.