Globalización, Protocolo y Samurais.

De nuevo la globalización y los atentados contra los usos y costumbres de «los demás». Primero fue la Primera Dama de los EE.UU abrazando a la Reina de Inglaterra y ahora le toca a la Secretaria de Estado Hillary Clinton quien, en un mal entendido intento de cercanía hacia la emperatriz Michiko – yo diría de desprecio por la cultura nipona y por la institución – , se dedica al besuqueo y a la sobreactuación para la foto. No es la primera vez que lo hace. Mrs. Clinton ya puso de manifiesto sus dotes de actriz en el año 2009. Como podéis observar en las fotografías, su gesto es absolutamente aprendido, análogo, premeditado y repetido, además de incluir una finalidad mediática.

Lo más peligroso de estas pretenciosas y estudiadas cercanías de políticos pasajeros frente a instituciones milenarias es que, desde la perspectiva de los que disfrutan de estas tradiciones ancestrales, estos gestos tan familiares podrían ser entendidos -cuando menos- como manifiestamente descorteses.

Esta actitud e intención  -pensamiento único, economía única, tradiciones y peculiaridades culturales cero- nos convertirá a todos -espero que más bien tarde – en iguales, mejor dicho, en clones con diferentes caras pero con modos de actuación y modales parecidos.  La globalización afecta a  las relaciones políticas, económicas, comerciales, diplomáticas e incluso las relaciones sociales.

Mi amigo Juan de Sevilla me decía al respecto: “Eto no me gusta un pelo. Entre otra cosa porque la paeya savrá igual en Niullor quen Balencia; el cartusho de  “pescaito frito” de mi Cai lo mimo qer “chuchi” japoné, y los “mantecaos” de Antequera van a sabé igua que los porvorones de Estepa?. No te lo cree ni tu, mi arma. No, si ar finá, viá gritarle guapa a la reina de ingraterra y le aré una reverensia a la Macarena.Venga yaaaaaaaaa”

Yo quiero ser diferente y admitir y respetar las diferencias entre personas y culturas. No hablo de poder económico ni de estatus social. Me gusta la diferencia, conocerla, evaluarla, rechazarla con respeto o asumirla, en su caso,  por convicción. Quiero tener y mantener la capacidad de ser diferente. Lo común me aburre.

Mrs. Clinton, sin embargo, pretende –sin conseguirlo- asemejarse a la Emperatriz del Michiko poniendo de manifiesto su absoluto desprecio por la cultura y tradición de Japón. Quiere pero no puede….

¡Ay madre, si algún Samurai levantara la cabeza…….!

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

7 comentarios

  1. Estupendo y elocuente artículo, afortunadamente todavía algunas personas quieren diferenciarse manteniendo el debido respeto a las jerarquìas, tradiciones,… Un abrazo

  2. Los estadounidenses son muy prepotentes: Se creen que por ser aún la primera potencia mundial pueden faltar al respeto a los demás.

  3. No tengo palabras……miro y miro las fotos.
    Me estoy acordando del beso de Casillas a S.M. La Reina, cuando ganaron la Copa del Rey. (También lo hizo Puyol el año anterior). Eso si, Mourihho, besó la mano de la Reina. Me llena de vergúenza ajena, el relajo en este país desde hace ya muchisimos años de la más elemental educación y sobre todo respecto a la figura de la Familia Real: todos besuqueando y abrazandoles como si fueran amigos de toda la vida.
    Entiendo perfectamente que ganar la Copa del Mundo, puede llegar a perder «un poco» el protocolo: inolvidable la aparición de Puyol en el vestuario, ataviado con solo una toalla, mientras la Reina le esperaba para felicitarle. ¿NO HABIA NADIE q. le acercara ropa para que se la pusiera?
    Viene el prsidente francés con su mujer Carla Bruni y ELLA no le hace una reverencia a nuestros Reyes, pero si se lo hace a la Reina de Inglaterra.
    Con la futura boda del heredero al trono de Inglaterra, estan repitiendo sin cesar que no se puede «abrazar» ni «tocar» a la Reina y mucho menos dirigirle la palabra a no ser que ella tome la iniciativa, luego te llaman rídicula y rancia cuando comentas que no la han hecho una pequeña reverencia.
    Cuando vinieron al País Vasco, al igual que los Príncipes de Asturias, comentaron que no era obligatorio hacer la reverencia, preguntando a los escoltas, no se si los más adecuados en estos casos.
    También es una crítica a esa política de «acercamiento» que a mi humilde parecer están «sugiriendo» desde Zarzuela, desde hace ya por lo menos diez años…..
    Dentro de poco, no deberemos extrañarnos si alguien (políticos, deportistas, periodistas…etc) le da un «cariñoso» pellizco en la mejila a la Reina o al Rey….
    Se que te pongo en un brete, estimado Juan, pero ¿que opinas?
    PD. En el resto de los paises (Inglaterra y los países islámicos, o en algunos asiaticos se sigue el protocolo a rajatabla y con el «aliciente» de que como no lo cumplas, la consecuencias son la carcel o la muerte)

  4. Creo que los estadounidenses, al pertenecer a una nación muy joven y sin tradición protocolaria alguna, prima la igualdad de trato por confundirse con la igualdad legal, social, política, etc. Me da la sensación de que alguien debería explicar a sus dirigentes, sobre todo, que la igualdad no significa tener actitudes como la descrita tan elocuentemente por Juan de Dios.

  5. Muy acertado e interesante comentario, Ana. Creo que tienes muchísima razon, pero efectivamente eso no quiere decir que tengan que ningunear el respeto por otras tradiciones.
    ¿A que esto no hubiera pasado si estamos en un País Islámico? Ellos si que saben marcar la diferencia y que los demás paises, incluso Estados Unidos toman buena nota cuando van a visitarles. Han conseguido que el resto de Occidente conozca perfectamente sus costumbres y protocolos. Un cordial saludo.

  6. Estoy convencida que la Sra Clinton fue advertida por el Protocolo de Japón que no se debe besar en la cara a nadie puesto que la cabeza es la parte del cuerpo humano que nadie puede tocar en estos paises, al menos asi me lo advirtieron una vez que gané un premio en un hotel en Bali.Para agradecer solo debía dar la mano o inclinarme hacia adelante.

  7. Absolutamente de acuerdo contigo Teresa. Más aún, acabo de ofrecer un seminario de ocho horas de trabajo a Directivos de una gran empresa española y, analizando estas fotografías, tdos estaban de acuerdo en tus apreciaciones y en que la fotografía sirve para «consumo USA» y no para «consumo de Japón» u oriental.
    Gracias por tu participación y saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.