Michel Obama, el Ministro Blanco, la Boda Real y “tuitear”.

Pertenezco a un grupo profesional internacional relacionado con el protocolo, cuyos integrantes desarrollan o han desarrollado su labor profesional ligada al protocolo en las más altas instancias del Estado en diferentes naciones. En muchas ocasiones, como es la que nos ocupa ahora, intercambiamos artículos de los medios de comunicación de nuestros respectivos países. Hoy me ha llegado este en el que se aconseja, entre otros, no “abrazar afectuosamente a la Reina” y “no tuitear desde la iglesia” en la próxima Boda de Kate Middleton y el Príncipe Wlilliam.

Del abrazo a la Reina , únicamente practicado en público por Michelle Obama, no hablaré pero del tuiteo sí porque no sé quién me ha enviado una fotografía del Ministro D. José Blanco quien, durante el desarrollo de un acto relacionado con la religión – me da igual que sea católica, musulmana, hebrea o sintoísta-,  se dedica a contestar correos o a tuitear y a adoptar una postura – véase el modo de cruzar las piernas- más apropiada para tomar pinchos y vinitos en tascas que para asisitir a un oficio religioso o a cualquier acto que requiera o exija un mínimo de modales.

Michel abraza a la Reina
Michel abraza a la Reina
Blanco tuiteando.

Pertenecer al Gobierno implica, desde mi modesto punto de vista, la renuncia a privilegios tales como  “hacer lo que quiero, cuando quiero y donde quiero”.

Los políticos están “OBLIGADOS NO SÓLO A SER, SINO A PARECER”. Pero algunos no se enteran…..lo que me ha llevado a pensar que nuestro Ministro José Blanco no podría asistir a la boda de Kate Middleton y el Príncipe William……. y que Michelle Obama tampoco podría hacerlo…..claro que a ella sí la invitarán.

Yo no podré asistir porque tengo barbaoa con mi amigo Juan de Sevilla…

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

5 comentarios

  1. Magnífico e incisivo artículo, querido Juan.
    PD. ¿Cuando me va a presentar a su amigo Juan?

  2. No sólo los políticos no pueden hacer “lo que quiero, cuando quiero, donde quiero”; ninguna persona puede comportarse así en sociedad, Esto lleva a la anarquía, o sea, a la falta de civilización, que es lo más anti-humano que hay.
    Excelente artículo, Juan.
    ¡Pásalo bien en la barracoa! Yo estaré pegada al televisor, seguro.

  3. Muy ilustrativo y con gran trasfondo este artículo. Gracias de nuevo por hacernos recapacitar sobre nuestros comportamientos. Un abrazo.

  4. Es un verdadero placer. Me siento muy honrado con vuestros comentarios. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.