Crisis?…… What crisis?

Estamos viviendo momentos de crisis en los que la información que es proporcionada por las autoridades, la destacada por los periódicos y medios de comunicación social y la percibida por el público nada tienen que ver.

De un lado las autoridades, puede que con la sana intención de no provocar la alarma, tratan de minimizar los riesgos del terremoto japonés, la contaminación nuclear  o la intervención en Libia.

De otro lado los medios de comunicación, a veces con información de primera mano y sin más sesgo y limitación que la que el tiempo impone en los informativos, presentan unas crónicas muy crudas de lo que los reporteros observan y sufren directamente.

Finalmente, algunos queremos enterarnos de todo, reclamamos la verdad y toda la verdad sin aditamentos ni colorantes “dorapíldoras”. Queremos ser dueños de nuestras propias decisiones basadas en información cierta en toda su dimensión. Pero realmente ¿queremos saber de todo, absolutamente todo lo que ocurre?; ¿estámos preparados para conocer y digerir toda la información por cruda que esta sea?; ¿dónde termina el derecho a la desinformación para la tranquilidad pública y comienza el derecho de la sociedad a la información exacta  y veraz?. ¿Debemos admitir, con todas las consecuencias, las medias verdades que nos pueden hacer llegar las autoridades para no provocar el caos?

Uno de los grandes problemas de la gestión de crisis es el tratamiento de la información que se pretende difundir. En países no democráticos no existen tales dificultades…. Crisis? What crisis?

Supertramp Crisis? What Crisis?
Supertramp Crisis? What Crisis?

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

1 comentario

  1. Sabias preguntas. No importa no tener respuesta para todas ellas; importa plateárselas y reflexionar. Gracias por brindárnoslas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.