Los pequeños detalles.

Cuando hablamos de protocolo – y lo hacemos desde la perspectiva del organizador de actos institucionales (ya sabéis que evento me suena a promoción nocturna de güisqui barato)- estamos obligados al cuidado y control extremo de todos los detalles, por pequeños que estos sean. En protocolo, el resultado final depende de la suma de pequeños y, aparentemente, nimios detalles. La distribución física del espacio determina no sólo importantes aspectos gráficos sino que , además, determina implícitamente la importancia de las personas. Así la distancia al que preside determina el rango de las personas que le acompañan.

Aquí se colocará el Presidente Hu
Aquí se colocará el Presidente Hu

Viene al caso lo anterior porque me he encontrado con esta fotografía de Pete Sousa, el fotógrafo oficial de la Casa Blanca, en la que un auxiliar coloca un letrero sobre el que «posó» el Presidente de la República China Hu Jintao. ESE ES EL SITIO y no más allá o más acá. En ese lugar debe colocarse. Y, como he escrito antes, los detalles son muy importantes. No parece decisivo que la alfombra sea roja y que el letrero sea de una tonalidad también roja y , sin embargo, incluso los colores deben tenerse en consideración. Si colocamos, tal y como lo hubiesen hecho muchos organizadores, una etiqueta blanca con el nombre en rojo, la señal que colocamos en el suelo «saldrá en la foto» y será interpreteda bien como la indicación para que nuestros «torpes» VIP sepan dónde colocarse o, peor aún, como un papel que ha sido abandonado en el suelo.

En otras ocasiones, cuando los que posan son de diferentes países, se llegan a colocar las banderas de las naciones a las que pertenecen los «señoritos». Craso error , porque el organizador obliga a pisar el más importante símbolo nacional: la bandera.

Un detalle poco acertado
Un detalle poco acertado

Así que, si te dedicas a esto de la organización de actos, piensa y cuida el detalle. Si lo haces tendrás éxito y si no, tu empleo corre peligro.
Observa las dos situaciones. ¿ Notas la diferencia?
© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

1 comentario

  1. Muchas gracias Juan. Siempre aprendo algo nuevo. Me encanta tu definición de «evento»: me he partido de risa. Muy agudo, como siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.