La cordura en la cuerda floja. La solución está en El Tío lavara

Algunas personas e instituciones hacen suya la frase -desde mi punto de vista poco afortunada- «que se hable de mi (de nosotros) aunque se hable mal». Es una forma de permanecer en el candelabro -perdón en el candelero- aunque «te dejes la piel en el pellejo».

Pasados unos días de la aparición de la imagen de S.M. El Rey colgado de una cuerda me pongo -ahora ya con la frialdad que me proporciona la reflexión y la distancia temporal- a escribir sobre ello. Para escribir algo siempre me propongo tener la cabeza fría y el corazón caliente. No se cual de mis dos vísceras ganará. Vosotros decidiréis al final.

Generar noticias, aun cuando carezcan de interés, es una necesidad de algunas empresas, partidos e instituciones y, sobre todo, de algunos de sus responsables. No ocupar espacios en los medios de comunicación es síntoma de desinterés por parte de la sociedad. Además, si no ocupas tu nicho otro se encargará de hacerlo y obtendrá los beneficios que tu no supiste generar.

Esto es lo que ha debido ocurrir en ERC cuando, haciendo uso de las normas democráticas que permiten la libertad de expresión, se ven obligados a  simular un ahorcamiento de  S.M. El Rey para estar en primera línea mediática.

Ya quemaron al Rey y la Reina y ………¡como el que tiene tos y se rasca los co….dos! Aquí no pasa nada. El insulto y vejación al Jefe del Estado, la Bandera o la Constitución obtienen «el premio» de la presencia en los medios de comunicación. Lo peor es que los responsables de ello se pasean pavoneándose orgullosos. Como siempre, no entro en el fondo sino en las formas. Se puede ser Republicano y digno, Republicano a secas, demócrata, creyente, ateo o vegetariano y también se puede ser «tontoelculo». Pero esta condición – la de «tontolculo»- no tiene, necesariamente, que afectar a todos los miembros de ERC.

No está de más recordar que la presencia en cualquier organización de un idiota, echa abajo el trabajo y la credibilidad de otros miles.

El caso es que nunca pasa nada. Seguimos a la vanguardia……….. de la mala fe; estamos por delante de todos los países………….en el mal uso de la libertad; creemos que somos superprogres, hablando de madurez demócrata, y no hacemos más que comernos los mocos.  Aquello del respeto por los demás ya no es importante. Sólo respetamos lo que «se sale de madre» porque es diferente y progresista. La tradición y el respeto por la norma de convivencia no está de moda. Es más «moderno» romper con todos los esquemas y atentar contra los cimientos que sustentan nuestra convivencia.

Para estos mentecatos de montaraz cultura – no me refiero a las cabras-  todos esto es muy «diver»(tido). Detrás de esta piara de indocumentados no hay ninguna conspiración judeo-masónica sino la más absoluta de las ignorancias y un interés desmesurado por la notoriedad. Pero claro, ¡de algo hay que vivir!.

Es curioso que éstos  -a los que se les llena la boca de Libertad y Derechos Humanos y ,por supuesto , de los derechos de todos los animales-  amparándose precisamente en sus derechos,  pongan al Rey sufriendo uno de los peores tormentos a los que se puede someter a un hombre: la horca. No deja de ser paradójico, que muchos de los que se manifiestan «en pelotas» llenos de pintura roja -o tinto con casera, no sé-  contra las corridas de toros,  también condenen a la horca al Jefe del Estado.

Estos son los que están en contra de las masacres contra las focas y de la persecución sistemática del Abejaruco azulón en el río Mekong. Son los de la igualdá porque sí para todos, pero para ellos más. Son aquellos cuyo único mérito es «estar a verlas venir» (las subvenciones, claro está); estos son los que se aprovechan de la oportunidad con más eficacia y eficiencia que Raúl metiendo goles.  Y es que, como ya he mencionado, en ausencia de ideas cargadas de creatividad e imaginación que consigan embelesar al público, unos se ven obligados a insultar con bajeza y mezquindad  para poder llegar a fin de mes, mire usted.

La cordura y el sentido común están en la cuerda floja y yo creo que esto sólo puede arregralo el «Tío La Vara».

Tio La Vara, Tío la Vara...¡Salvanos!
Tio La Vara, Tío la Vara...¡Salvanos!

También te puede interesar.....

3 comentarios

  1. Excelente observación: Con ironía y sentido común.

    Eso si: aquí no pasa nada si publican una foto de S.M el Rey con una soga al cuello o en ropa interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.