Abuchear al Rey y al Himno Nacional no es delito.

Abuchear al Rey y al Himno Nacional no es delito, así lo ha determinado la Audiencia Nacional.Y es que nosotros -los españoles- somos así de modernos. Yo diría que, además de modernos somos maleducados, irreverentes, libertinos y gilipollas. Sí, gilipollas, porque no somos capaces de respetar ni siquiera nuestro propio himno, ni al Jefe del Estado, ni a las demás autoridades que se encontraban en el palco del estadio donde se celebró el partido de fútbol de la Copa del Rey. Somos, perdón, son tan cínicos que primero faltan al respeto, para después luchar por un trofeo que lleva el nombre de S.M. El Rey. La mayoría de los «abucheadores» no son más que borregos que, amparados en la masa, se divierten ofendiendo al Rey y a los demás españoles. Mi padre diría que ellos, estos modernos de «boquilla», son unos mulos, perdón otra vez, acémilas, que suena más moderno.

Estos bocazas abochanclados son los que, más tarde, exigen respeto a su condición, a su ideología , a su progresía y a la madre que los parió. Pues bien, no caigamos en su mismo defectillo. Ante sus voces, RESPETO. Ante su desplantes , RESPETO. Ante sus insultos, RESPETO. En alguna ocasión he leído – y creo que en alguna entrada lo he incluido- que una sociedad es tanto más avanzada cuanto más capacidad tiene de dotarse de normas y sus componentes de acatarlas libremente. Esta ideita da cuenta del nivelazo de la sociedad española, de su urbanidad y su grado de cultura. Aquí nadie respeta nada. Cada uno a lo suyo, es lo que tiene la libertad de expresión mal entendida. Eso sí, para que se permita a niñas de 16 años abortar sin conocimiento de sus padres o para que tengamos que soportar ver cómo se consumen drogas a plena luz del día en la calle, para esto, somos los primeros. Somos la vanguardia de la modernidad, el «santa santorum» de la libertad. Por eso nos eligen los británicos y alemanes para sus vacaciones…..¡pues claro, para emborracharse y formar unos saraos impresionantes! porque las nomas de sus países no se lo permiten.

Hemos pasado de ser la «reserva espiritual de occidente» a ser la casa de putas más barata y menos higiénica a toda mecha, sin prever las consecuencias. Y ahí están, niños de 15 años que violan a niñas de 13 e inducen a otros a hacer lo mismo. ¿Dónde están los valores?. ¿Dónde la ética?. ¿ Dónde la educación para la ciudadanía?    ¿Dónde coño estamos nosotros?

Envidio profundamente a los países cuyos nacionales, cuando asisten a cualquier acto público, dejan de hablar, se levantan y adoptan una pose decorosa ante lo que significa entre otras cosas, la unidad de valores: el Himno Nacional. Una norma básica: RESPETO.

Y como ahora EE.UU está de moda -antes no, porque presidía Bush- quiero dejar bien claro que todos sus nacionales, sean republicanos o demócratas, se ponen en pie cuando suena el Himno Nacional o su Presidente hace acto de presencia. En muchos otros países ocurre lo mismo. Enhorabuena a los premiados.

Y como siempre, una fotografía explícita. Es la de Obama en el backstage de un acto en el que suena su Himno. La mano al corazón, los ojos cerrados y todos, hasta su guardaespaldas, respetuosamente escuchan su Himno. RESPETO y OLÉ.

146-1

También te puede interesar.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.