El más absoluto de los ridículos.

Acabo de leer la noticia y, lo más importante, ver la fotografía. En muchas ocasiones he repetido que la imagen es importante como factor de credibilidad pública. Es necesario disponer de buen aspecto para tener éxito, pero sin llegar a los extremos de Berlusconi. Cualquier asesor obliga a su asesorado a maquillarse antes de «exponerse a la cámara» pero de ahí a maquillarse en directo, aunque sea de esta forma, va un trecho. Demasiado artificial. Primero un implante de pelo y después se maquilla en público. Está claro que quiere parecer lo que no puede llegar a ser: joven.

105-1

También te puede interesar.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.