El saludo correcto.

Se ha escrito mucho sobre la forma correcta de saludar a algunos dignatarios. La verdad es que salvo para el caso de los miembros de las Fuerzas Armadas, la forma de saludar se basa más en las tradiciones que en la exigencia que impone una norma legal. Que yo sepa, ninguna ley en ningún país democrático exige ejecutar un saludo a una autoridad o representante institucional o político que vaya más allá de la mera expresión de respeto. En el saludo se ofrece, como poco, respeto y cordialidad. Acabo de ver en las redes sociales un debate relacionado con el cómo se ha de saludar a un rey y el significado sumiso de determinados gestos. Permíteme que te ofrezca mi opinión no solo en lo que se refiere a la realeza de cualquier país sino a diferentes tipo de saludo. Pongamos como ejemplo a la monarquía británica que en su web oficial afirma: There are […]

Continue Reading

La banalización del protocolo.

Me temo que o mucho cambian los tiempos o alcanzaremos un punto de no retorno en el que los modales, la etiqueta y la correcta ejecución de los actos atenderán a criterios partidarios, del momento o simplemente al gusto personal e interesado de unos pocos. Si seguimos así, tendremos que hablar de otra cosa e inventar nuevas definiciones para lo que hoy denominamos protocolo. Quien así lo admita deberá dedicarse a aceptar lo que “la moda”  y un nutrido rebaño de borregos pretenda imponer.  Si ese es el camino, yo me bajo en la siguiente parada. Ahí no estaré. No es una cuestión de gusto, lo es de convicciones. Si comenzamos a saltarnos las normas que han sido aceptadas por convención social  y a romper con lo que se hacía ayer y funcionaba, perderemos definitivamente nuestra identidad cultural. El olvido es un cáncer para el protocolo y creo que no es necesario recordar que […]

Continue Reading

La noble profesión de protocolo.

Quería disculparme por el retraso en la publicación de un post pero, como ya imagino que sabes, he estado en Cuba casi tres semanas formando a más de 100 mayordomos de la multinacional Blue Diamond. Ya te contaré más detalladamente porque las oportunidades que se presentan en América del Sur son cada vez más interesantes para profesionales de protocolo, con y sin experiencia. El caso es que no he tenido más remedio que dejar otros asuntos para dedicar tiempo a escribir un post a demanda de mi amigo Juan de Sevilla. Ya sabes que es mi oráculo y también el más temible y crítico de mis amigos. “Güandedió se be que tu lla tiene una hedá porque aze ma de un mez que noescrives. Deves zentirte canzao o hindigesto” Le he dicho que no, que he cumplido 54 años en Cuba, que me siento joven  y que, afortunadamente, no estoy ni cansado ni indispuesto. Lo que sí tengo […]

Continue Reading

El estilo permanece.

Ya estoy preparando mi segundo libro sobre protocolo. Estoy escribiendo sobre protocolo aplicado al liderazgo y las relaciones internacionales, empresariales, personales, diplomáticas. Por eso estoy volviendo a leer -junto con otros tantos “incunables”- el libro “Código de etiqueta y distinción social” del Duque de Camposol que unido al artículo de Arturo Pérez Reverte “No era una señora” , me han dado una idea sobre la que escribir otra vez: los buenos modales. La educación y la cortesía siempre fueron cualidades premiables y muy valoradas por las sociedades avanzadas. La sociedad prestigiaba y valoraba a quienes, además de cumplir con las leyes, cumplían con sus deberes de ciudadano. Se trataba de agradar a los demás y el único premio era la consideración de los demás y la satisfacción personal. La actitud de agradar y de no distorsionar la normal relación de personas -aunque sus posiciones personales, ideológicas y de religión sean distantes- […]

Continue Reading

Protocolo en El Quijote.

El Quijote, Parte 2, Capítulo 10 “No comas ajos ni cebollas, porque no saquen por el olor tu villanería. Anda despacio; habla con resposo; pero no de manera que parezca que te escuchas a ti mismo; que toda afectación es mala. Come poco y cena más poco; que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago. Sé templado en el beber, considerando que el vino demasiado ni guarda secreto, ni cumple palabra. Ten cuenta, Sancho, de no mascar a dos carrillos, ni de eructar delante de nadie”. Don Quijote y Sancho Panza. Foto de Bea Burgos. Pues he hecho caso a mis amigas y compañeras de protocolbloggerspoint y me he puesto a buscar en la web frases del Quijote relacionadas con el protocolo, la cortesía y la etiqueta. Me parece que la que os dejo es -por sencilla-  brillante y viene a demostrar que el protocolo -en tanto que […]

Continue Reading

Diez preguntas insolentes y una respuesta protocolaria.

DIEZ PREGUNTAS 1.-¿Por qué tengo que recibir a quien me desprecia y pretende humillarme? 2.-¿Por qué tengo que agradecer un servicio cuando no solo no se me ha prestado sino que se me ha perjudicado? 3.-¿Por qué tengo yo que estar siempre sometido a la norma mientras que otros la desprecian? 4.-¿Por qué debo callarme cuando otros vociferan? 5-¿Por qué tengo que respetar a quien no me respeta? 6.-¿Por qué debo poner al mal tiempo buena cara? 7.-¿Por que tengo que ceder cuando ellos pretenden preceder? 8.-¿Por qué debo saber ser y aprender a estar estar mientras ellos solo quieren parecer y aparentar? 9.-¿Por qué estoy obligado a medir mis palabras cuando ellos vociferan e increpan? 10.-¿Por qué tengo que admitir, cien mil veces 100, pulpo como animal de compañía? UNA SOLA RESPUESTA Porque eso te hace diferente a ellos. © Juan de Dios Orozco López

Continue Reading

Feliz Navidad

En Irlanda se suele encender por Navidad, en cada casa, una vela cuando anochece para recordar que San José y la Virgen María buscaban posada para el nacimiento del Niño Jesús. Con las velas del Belén de mi casa quiero desearte que el Niño Dios ilumine tu camino y que el 2016 venga lleno de alegría, felicidad y prosperidad. Juan de Dios Orozco López

Continue Reading

Un café y la hoja de reclamaciones.

Hay  actitudes de personas que dan lástima y otras que, además, merecen la indiferencia, cuando no el desprecio. Nos quejamos con demasiada frecuencia de la lejanía entre las personas que nos representan y la sociedad. Queremos que tengan altas responsabilidades, que todas las actividades que ejecuten las hagan de manera excelente y, además, que cuando no estén desempeñando esas funciones se asemejen a nosotros, bajen del Olimpo de los dioses y nos den palmaditas en la espalda como si nos conociesen de toda la vida. Cercanía, demandan unos; naturalidad exigen otros….además de honestidad, capacidad, liderazgo, competencia…. El caso es que los que señalan con el dedo a los que ahora ocupan puestos de responsabilidad parecen ignorar que cuando estos abandonen sus puestos otros vendrán a hacer lo mismo, con mayor o igual dignidad, puntualidad y desvelo o quizá con ninguna de las anteriores. Nunca estamos conformes con quienes lideran instituciones, […]

Continue Reading

Tu mismo.

Lo hemos oído multitud de veces, “no hay una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión” Y es muy cierto. En multitud de ocasiones, los prejuicios nos hacen ver en los demás actitudes que no nos resultan agradables pero el examen del otro, y su aceptación o rechazo a priori,  es parte de la condición humana. Por eso es tan importante causar una primera buena impresión. Si no conseguimos la aceptación desde el principio, cuando menos, deberemos emplear tiempo y energías en cambiar la percepción negativa que de nosotros se tenga. Si, por el contrario, empleando un mínimo esfuerzo, la otra parte nos acepta, tendremos ganado un tiempo valiosísimo. Aprender a “caer bien” a los demás, desde el principio, es cuestión relacionada con la educación, con la urbanidad…..y con eso que llaman protocolo que algunos califican de “casposo” por pura ignorancia. Todo se aprende, siempre y cuando haya una predisposición a ello. Por eso, hacerse querer, respetar y apreciar […]

Continue Reading

Errores de protocolo y vudú intercultural.

Alguno anda por ahí creyendo que un error de protocolo es ponerse una americana amarilla para asistir a una recepción en una embajada. Pero eso es tener mal gusto. Otros piensan aún que un error protocolario es sorber la sopa, pero eso es una falta de urbanidad en occidente y no en algunos países africanos, por ejemplo. Incluso algunos políticos consideran que hacer protocolo es gastar ingentes cantidades de dinero en comer, beber y viajar a costa de los contribuyentes. Para justificar errores, ahora se aminoran los gastos que ellos consideran de  protocolo y que no son más que gastos de representación. Han sabido desviar la atención y venden esa reducción de gastos como un logro social, una meta que se ha alcanzado por su buena gestión. Pero ni las comidas, ni los viajes, ni los gastos en regalos institucionales ni los coches de lujo son gastos de protocolo, término que ellos han escogido para […]

Continue Reading