Protocolo, formalidad y legitimidad democrática.

En democracia existen instrumentos de comunicación que contribuyen a legitimar determinados hechos. Los acuerdos o desacuerdos, las victorias o las derrotas son trasladadas a la sociedad no ya con la difusión de los documentos legales sino con la generación y distribución de imágenes de actos institucionales que son creadas por los departamentos de protocolo. Sin la difusión gráfica de lo que acontece, parecería que un hecho no es legítimo. Podríamos decir que en democracia, lo público ofrece legitimidad mientras que lo secreto, lo oculto es sinónimo de poco democrático o ilegal. Legitimar un acto en democracia requiere tiempo y plazos legales que son, precisamente, los espacios temporales que utilizan los equipos de protocolo para que, lo trasladado a la sociedad desde las instituciones, responda exactamente al objetivo institucional de comunicación. Nada debe quedar al azar porque, de lo contrario, toda o parte de la legitimidad que se persigue con la difusión, quedaría menospreciada. […]

Continue Reading

Trump, siempre Trump.

Me imagino cómo han de estar los asesores de Trump. No hay comparecencia pública del Presidente de los EE.UU de Norteamérica que no tenga una “trumpada” -término acuñado, creo, por mi amiga Marita Serna- que finalmente difumina el verdadero objeto de la reunión.  Es lo que tiene no confiar en el protocolo o, lo que es peor, desafiarlo y obviarlo. Para mi es inevitable establecer comparaciones entre Obama y Trump. Mientras que aquel no se enfrentaba a un grupo de cámaras y personas hasta no conocer el más mínimo detalle y movimiento que debía o podía ocurrir, éste continua despreciando su puesta en escena, desafiando las leyes básicas del saber ser, saber estar y saber actuar que todo dirigente, se supone, debe poner en práctica. No parece que Trump tenga propósito de la enmienda. Todas las ideas, propuestas e intenciones que pueden estar incluidas en un acto quedan minimizadas por […]

Continue Reading

Macri y el protocolo en su visita de estado a España.

Acabo de leerlo en el diario argentino la nación en el que se escribe sobre el protocolo -referido a la indumentaria y otras normas de cortesía- que regirá los actos con los que SS.MM Los Reyes de España han honrado al presidente de mi muy querida Argentina. Me piden en las redes sociales que de mi opinión porque el artículo, aunque cargado de verdades, necesita aclarar algunos detalles. Tengo la inmensa suerte y el verdadero honor de haber servido en la Casa de S.M El Rey y mi opinión, creo yo, puede ayudar a comprender y a ampliar lo ya explicitado en el artículo. Confieso que lo escrito me ha gustado y debo destacar una frase que hago mía: “…los códigos de ceremonial adquieren un valor semántico de relevancia: cumplirlos o transgredirlos será una declaración de principios“. Por eso, el presidente argentino y su esposa, con su indumentaria, contribuirán a facilitar las […]

Continue Reading

Una protocolaria protesta.

No te preocupes. Yo no tengo ni idea de moda, así que no voy a escribir sobre la alfombra roja de los Premios Goya y lo ridículos que resultaron algunos supuestos expertos organizadores que, pretendiendo “chupar cámara” yendo de un lado a otro con los nervios descompuestos -My God!-,  deslucieron y menospreciaron con su grosera actitud de “acomodador distinguido” a la propia organización y desde luego a los verdaderos protagonistas: los actores. Ya sabes que este no es espacio para la política pero sí me interesan las formas con las que algunos la hacen. Si te dedicas al protocolo y la organización de actos, sabes que lo mío -creo que lo tuyo también- está más centrado en los modos de comunicar que en cualquier otro condicionante. De nada sirve el contenido si este no se hace comprensible a quien es objeto del mensaje. De eso se trata. Si un acto está bien organizado y […]

Continue Reading

Premeditación o casualidad en protocolo.

La escalera por la que no bajó Obama del Air Force One en la cumbre del G-20 de China está dando mucho que hablar. Demasiado. Ya sabes que el presidente de EEUU no pudo bajar por la puerta que utiliza normalmente sino que se vio obligado a hacerlo por otra “menos distinguida” y en la que la prensa estadounidense y la autoridades de EEUU que lo esperaban, no pudieron estar presente con la comodidad y antelación suficiente. He leído en algún lugar que miembros del equipo del Presidente de EEUU tuvieron que levantar los cordones de acotados para acercarse a Barack Obama. Ello motivó las quejas de los norteamericanos, el enfado de los chinos que reclamaban las prebendas de su papel como anfitriones  y proporcionó un elemento de discordia en la relación EEUU-China. Echa un vistazo a esta fotografía que de sencilla y explícita lo dice todo. Lo cierto es -según la prensa norteamericana- que la disputa […]

Continue Reading

Elegancia, estética y perfección.

Últimamente escribo artículos en mi blog por inspiración de lo que leo y observo. Tengo tantos  asuntos en la cabeza que llego a creer que solo lo sencillo pasa el filtro que enciende la bombilla de mi interés. Cuando repasaba las redes sociales, me he topado con esta fotografía que he tomado de alguien de mi querida Argentina al que quiero pedir disculpas porque ahora no se de quién se trata. Tanto la elegancia de conducta como la estética, creo yo, residen en gran medida en el grado de sencillez de la persona. No se es elegante por fuera si se carece de un carácter afable y sencillo. No se puede acceder a la elegancia estética si, aun siendo sencillo de carácter, se es barroco en lo puramente visual. Por eso esta fotografía me parece cargada de significado y perfecta para hacer eficaz lo que yo denomino el discurso protocolario […]

Continue Reading

Que venga alguien de protocolo….

No era para darle palmaditas en la espalda, no. “El pequeño Nicolás” quería que viniese alguien de protocolo para que le franqueara el paso a la Fiesta del 2 de Mayo…y pedirle responsabilidades. Ja,ja.  Pensaba que, gritando, los de protocolo le iban a abrir las puertas de la sede del Gobierno de Madrid para que el pudiera disfrutar de la compañía de los altos cargos entre los que antes se movía como pez en el agua y ahora le dan la espalda con extrema desidia. Ya no tiene amigos que bailen a su ritmo, ni escoltas, ni coches de representación, pero sigue llamando a los de protocolo como si nosotros tuviésemos la solución a su más que reprochable actitud. Afortunadamente allí estaba la Guardia Civil, garante de la seguridad, que exigió respeto a la presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid a la que llegó, al parecer,  a insultar. Siempre hay algo de verdad en […]

Continue Reading

Pedid y se os dará…protocolo, mucho protocolo.

Reconozco que me gustan las frases lapidarias. Muchas de ellas dicen tanto en tan pocas palabras que son dignas de estudio….y además ahora están de moda. La verdad es que con pocas palabras se puede decir mucho. Permíteme un ejemplo: “Menos es más”. Tres palabras -juego de palabras- que tiene mucha validez en el mundo del protocolo. Menos tiempo de duración de un acto lo hace más dinámico, menos aburrido y reduce la oportunidad de que Murphy actúe. Pero menos protocolo….menos protocolo…aumenta los fallos organizativos -en el plano puro y duro de la operativa- y pone de manifiesto las carencias de respeto por los demás, además de la falta de responsabilidad institucional y deber de representación que venimos observando en nuestros políticos. Es curioso, lo que hemos visto días atrás en Vigo es difícil observarlo en el mundo de la empresa e incluso en encuentros sociales. La falta de organización y la mala […]

Continue Reading

Pobres necios.

Doña Letizia, con la cabeza cubierta, visita el mausoleo del primer Rey de Marruecos.

Está muy claro. Para agradar es necesario tener intención. Si uno no quiere, dos no pueden entenderse ni crear un clima de entendimiento que satisfaga a ambos. Por eso, en muchas ocasiones, el valor del gesto adquiere una importancia que supera las palabras que, como el aforismo reza, “se las lleva el viento” Muy al contrario, los gestos son acciones palpables y casi medibles. Además son observables. Si hiciéramos caso a Mehrabian aprenderíamos mucho, además de ganar eficacia, de comunicación. Si, hablando de gestos, nos referimos a la organización de actos en los que se solicita confirmación de asistencia, es de buena educación confirmar -de forma verbal o por escrito- la asistencia o la ausencia. A un acto formal el anfitrión puede invitar verbalmente pero ello no exime de hacerlo por escrito. Como gesto de cortesía, que corresponde equilibradamente a lo anterior,  se debe contestar verbalmente al anfitrión y por escrito a […]

Continue Reading

A bombo y platillo: ¡V.E.R.D.E!

Cetro y corona españolas.

Hoy sí. Hoy sí que hablo de la proclamación de D. Felipe como Rey(*) de España. Yo no me resigno a callar. Lo hago porque observo que son muchas las actitudes relacionadas con la proclamación de D. Felipe que ya chirrían. Muchos los saben pero miran hacia otro lado temerosos de que posicionarse públicamente del lado de la monarquía e ir en contra de la corriente les señale como apestados. A eso se llama deslealtad, en unos casos. En otros, es pura cobardía. Pero allá ellos. A mi lo que me preocupa es esta desaforada actitud por desperdiciar todas las oportunidades para vender la imagen de España. Una de ellas es no dar la debida dimensión mediática de la proclamación de D. Felipe como Rey de España. Parecería que, en lugar de una proclamación estuviésemos hablando de una destitución. Pero lo realmente increíble es que sigamos estando cargados de complejos que nos […]

Continue Reading