Protocolo y el arte de ser cursi.

Últimamente mi capacidad para reírme de mismo ha aumentado insospechadamente hasta cotas tan altas que producen, a veces, dolor. Me río tanto -incluso solo- que finalmente alcanzaré a tener unos abdominales como los de “Harnor Shuashernerguer”, que diría mi  querido amigo Juan de Sevilla. Ahhhhh, Juan de Sevilla!!! ¡qué sería de mi sin su oráculo! ¡Mi alter ego!….que siempre suena más intelectual y, desde luego, más cursi. La verdad es que esto de ser cursi debe ser más o menos un arte porque no todo el mundo sirve para ello. Cuando se descubre a un cursi y se le hace partícipe del descubrimiento, deja de serlo. Al contrario, al cursi que se mantiene siendo cursi durante mucho tiempo o toda la vida, debería reconocérsele el valor como a los militares un acto de servicio ante el enemigo. Es más, deberían ser reconocidos como artistas y, por lo tanto, con derechos de […]

Continue Reading

Política y modales.

Sin crucifijo y sin Sagrada Biblia. Lo normal en estos casos. Tenemos un nuevo presidente que no es creyente y que lo ha querido poner de manifiesto en el primer acto público en el que actúa como tal. No hay que rasgarse las vestiduras y este hecho debiera haber pasado desapercibido para todos sino fuera porque significa la ruptura total con lo que se ha venido haciendo. No es tanto la demostración del sentimiento agnóstico como el deseo expreso de quiebra con el pasado, creo yo. Romper con todo lo anterior, por los hechos ejecutados en público, es parte de una estrategia -aún por definir- que deberá contentar a unos y otros. Tanto es así, que incluso nuestro nuevo presidente no ha querido ni siquiera girarse ante S. M. El Rey para hacer una leve inclinación de cabeza -nunca un gesto de vasallaje- que unos interpretan como de sometimiento y […]

Continue Reading

Emoción, credibilidad y aceptación Real.

Lo hemos visto en la Boda Real británica. Aunque no pude verla en directo, desde ayer en la noche y ahora de viaje, no he dejado de leer y corroborar lo que ya era un éxito de comunicación Real cantado y coreado por todo el mundo. El juego de las miradas, las lágrimas, la sonrisa y el beso -ah! el beso de amor que se echó tanto de menos en el boda del Rey Felipe VI- son parte del kit emocional que hacen de un acto sin interés político y cargado de religiosidad, un hecho mundialmente seguido y aceptado tanto por monárquicos como por republicanos. Por encima de los 1300 millones de €uros que ha dejado en beneficios una boda Real a la que no ha asistido ningún miembro de familia real conocida, la celebración de esta boda ha supuesto un impulso a la aceptación de la monarquía británica que […]

Continue Reading

Una intervención quirúrgica de éxito para un problema Real.

Esta claro que el Palacio de la Zarzuela no podía dejar pasar el tiempo sin intentar dar solución al desafortunado incidente de la Misa de Pascua que en tan mal lugar ha dejado a La Reina Doña Letizia. Los responsables de Palacio se han enfrentado a un creciente murmullo en el que la indignación de los monárquicos y el oportunismo republicano han sumado -de forma inauidita- contra de la Reina. La crisis que de forma rotunda se ha desatado, no debía ir a más y la oportunidad para disminuir el impacto negativo de un gesto terriblemente desafortunado, ha aparecido con la operación de D. Juan Carlos. Ha sido la solución inmediata para comenzar una campaña de imagen que durará mucho tiempo y que cicatrizará las heridas en la opinión pública pero no eliminará las marcas. Se sabía que D. Juan Carlos debía operarse pero no cuando. Este hecho ha sido […]

Continue Reading

Doña Sofía, La Reina de España.

Siempre afirmé con rotundidad y defendí que ella ha sido la mejor Reina que jamás tuvo España, después de Isabel La Católica. Y es que su majestuosidad nunca pudo ponerse en entredicho ni cuando fue Princesa de España -en el régimen de Franco- ni durante todos y cada uno de los 39 años en los que ha sido Reina de España. No he encontrado ni un solo gesto público, ni un solo despropósito, ni una sola palabra que pudiera poner en evidencia a D. Juan Carlos o a un miembro de la Familia Real y no le falta carácter ni firmeza. Doy fe de ello. Incluso D. Juan Carlos la calificó como “una gran profesional” que supo representar su papel con una elegancia de carácter, distinción, abnegación, credibilidad y gentileza nunca vistos antes. Es una dama educada, amable, firme, desenvuelta, culta, afectuosa y exigente, cualidades de las que solo las grandes de espíritu y miras pueden alardear. No […]

Continue Reading

Llegar el último y marcharse el primero.

Llegar el último y marcharse el primero. Eso es lo que hace la persona de más rango cuando asiste a un acto ya sea público o privado, oficial o social. Es un derecho que le distingue del resto de los invitados y que todo el mundo acepta, salvo los más ignorantes, descorteses o maleducados que piensan que ellos, y solo ellos, son los importantes. Hoy he leído, de nuevo, que la Reina de Inglaterra ha roto una sola vez el protocolo. Me parece un doble contrasentido en primer lugar porque esto de romper el protocolo es una memez inventada por los medios de comunicación y en segundo lugar -y quizá sea más importante- porque no es que la Reina de Inglaterra o un dirigente rompan el protocolo, sino que ellos son realmente el protocolo. Aquí encaja perfectamente la frase adaptada de Gustavo Adolfo Becquer que se podría dirigir a la Reina […]

Continue Reading

Sin pasión no hay combustión.

No son planos. No. En el Reino Unido y la Casa Real británica saben manejar los asuntos de comunicación y pocas acciones se acometen sin antes haber estudiado muy en detalle las ventajas e inconvenientes de dar un paso. Todo el que conozca cómo funciona esto de la credibilidad institucional sabe que hay algunos elementos indispensables. Preparar el camino y buscar un combustible adecuado para el motor monárquico es fundamental. Desde la muerte de Lady Di, en la que la monarquía británica se dio cuenta que necesitaba contratar a expertos y no solo valerse de leales servidores, el camino a seguir está marcado: solo profesionales para tratar su comunicación e impulsar su imagen pública.  El combustible en estos días lo está proporcionando Meghan Markle y así, el motor de la monarquía funciona a la perfección. Lo tienen claro y para ellos lo importante es la institución y no el medio […]

Continue Reading

La mejor manera de pagar un traje.

Que Obama se sirvió de las técnicas de marketing político para su éxito es una realidad y que Macron, el Presidente de la República francesa, ha copiado lo mejor de Obama es una evidencia. Hasta la llegada de Obama, ningún político reciente del mundo se preocupó tanto por su imagen pública  y a ninguno le dió unos resultados tan beneficiosos. Macron se ha valido de un discurso innovador en Europa que conecta emocionalmente con la sociedad, y de una coherencia personal que no se corresponde con su coherencia política. A la vista está que la coherencia política tiene menos valor que la personal y que, por ejemplo, demostrar amor por una mujer que podría ser su madre ha hecho que la aceptación emocional y pasional del observador sobrepase en mucho a la razón que imponen los hechos y sus ideas poco ortodoxas. Macron se ha convertido en un líder moderno que […]

Continue Reading

Protocolo en términos de futuro.

Todo va demasiado rápido. La sucesión de momentos destacables, la velocidad a la que se desarrollan, la rapidez de la difusión en los medios de comunicación y los numerosos frentes que se crean, hacen casi imposible disponer de tiempo para dedicar a la reflexión sosegada. No hay tiempo para determinar, con visión de futuro, la estrategia que se ha de seguir en la actividad pública de dignatarios y personalidades públicas. Ello hace que, en la mayoría de las ocasiones, quienes tienen la responsabilidad de dirigir los Gabinetes de políticos o empresarios no tengan tiempo más que de poner parches a las novedades que ocurren. Mucha actividad pública de la autoridad y poco personal para diseñar, gestionar y actuar hacen un cóctel peligroso.  Más bien pronto que tarde ese cóctel se convierte en altamente explosivo, detona y se producen daños irreparables a la reputación del dirigente y por extensión a la […]

Continue Reading

Un asiento Real.

Este va a ser el primer artículo del año y más que opinión -que es lo usual en mi- quiero llevar a tu atención alguna anécdota que ya puedo contar porque es de dominio público el hecho que la motivó. Tu ya sabes que mi máxima y la de todos los que nos dedicamos a esto de estar cerca de los dirigentes – los de protocolo siempre estamos ahí- es “VER, OIR Y CALLAR”. Naturalmente seguiré teniendo siempre presente este principio pero hoy voy a contarte una anécdota que solo unos pocos conocen y que puede ser ilustrativa de nuestro trabajo protocolista, protocolario, protocolero o protocolar……. como quieras llamarlo. Lo hago porque es -yo creía que no era así- de dominio público. Me ocurrió en la Boda de Su Alteza Real la Infanta Doña Elena en Sevilla. Nunca lo hice público en el blog porque pensé que, salvo los que […]

Continue Reading