Protocolo, formalidad y legitimidad democrática.

En democracia existen instrumentos de comunicación que contribuyen a legitimar determinados hechos. Los acuerdos o desacuerdos, las victorias o las derrotas son trasladadas a la sociedad no ya con la difusión de los documentos legales sino con la generación y distribución de imágenes de actos institucionales que son creadas por los departamentos de protocolo. Sin la difusión gráfica de lo que acontece, parecería que un hecho no es legítimo. Podríamos decir que en democracia, lo público ofrece legitimidad mientras que lo secreto, lo oculto es sinónimo de poco democrático o ilegal. Legitimar un acto en democracia requiere tiempo y plazos legales que son, precisamente, los espacios temporales que utilizan los equipos de protocolo para que, lo trasladado a la sociedad desde las instituciones, responda exactamente al objetivo institucional de comunicación. Nada debe quedar al azar porque, de lo contrario, toda o parte de la legitimidad que se persigue con la difusión, quedaría menospreciada. […]

Continue Reading

Razón, corazón e imagen pública.

Sentimientos y sentido de la vista. A través de ellos se llega a influenciar. La capacidad de razonar y los demás sentidos tienen poco peso a la hora de tomar una decisión. Es más importante lo nos agrada y nos hace sentir bien que lo que, analizado fríamente y desde la razón, nos conviene. Así tomamos las decisiones que afectan de manera importante a nuestras vidas. Cualquier pequeño detalle afecta a la percepción de manera que si la suma de esos pequeños inputs nos resulta atractiva, reaccionamos de forma positiva al estímulo. Si, por el contrario, lo observado nos resulta desagradable lo rechazamos. En resumidas cuentas, lo que nos mueve en uno u otro sentido, a la hora de tomar decisiones, es el corazón y las emociones y no la razón. Que no seamos conscientes de todo lo que influye en nuestra mente no quiere decir que no se esté […]

Continue Reading

El saludo correcto.

Se ha escrito mucho sobre la forma correcta de saludar a algunos dignatarios. La verdad es que salvo para el caso de los miembros de las Fuerzas Armadas, la forma de saludar se basa más en las tradiciones que en la exigencia que impone una norma legal. Que yo sepa, ninguna ley en ningún país democrático exige ejecutar un saludo a una autoridad o representante institucional o político que vaya más allá de la mera expresión de respeto. En el saludo se ofrece, como poco, respeto y cordialidad. Acabo de ver en las redes sociales un debate relacionado con el cómo se ha de saludar a un rey y el significado sumiso de determinados gestos. Permíteme que te ofrezca mi opinión no solo en lo que se refiere a la realeza de cualquier país sino a diferentes tipo de saludo. Pongamos como ejemplo a la monarquía británica que en su web oficial afirma: There are […]

Continue Reading

Más de lo mismo.

Me cuesta creer que no lo hacen conscientemente. Un jefe de estado que recibe a su homólogo dejando que su perro se acerque a olisquear y pose en una fotografía; una primera dama que acude a mostrar su apoyo a los damnificados en una catástrofe con unos stilettos, como si de un acto social divertido se tratara. O sus asesores son unos lerdos o ambos descuidan aspectos que afectan a la credibilidad de los más altos dignatarios. El presidente Macron, en busca de la cercanía, de la humanización de lo que representa y en un claro intento de copiar al maestro de la imagen pública – Barack Obama- ha incorporado su perro al séquito de recepción de los Jefes de Estado en visita oficial a Francia.  ¿Qué hubiera pasado si el perro comienza a ladrar o, incluso, hubiera mordido en ese momento no ya al Jefe de Estado visitante sino a cualquiera de los presentes? Qué gracioso si se hubiera […]

Continue Reading

Mi nombre es Juan, Juan de Dios.

¡Hombre ya!….. que hasta los que me conocen me llaman Antonio (Orozco)….. y yo no soy cantante. A veces canto en la intimidad de la ducha pero solo cuando el aparato de radio tiene tal volumen que opaca mi trino. De otra manera, ni yo me soportaría…..Todo esto viene porque desde hace algún tiempo, cuando alguien me menciona o se dirige a mi me llama Antonio. Esto es lo que le ha ocurrido, entre otros, a Carlos Fuente que me menciona en uno de sus post como Antonio, aunque ya lo ha corregido. Bueno esto es mera anécdota que me da pie y sirve para ahondar un poco en las afirmaciones de mi post “Sin protocolo no hay comunicación”. Lo que escribo me lleva mucho tiempo de meditación, razonamiento -intento ser racional- y prudencia sin que ello menoscabe la libertad que me proporciona mi independencia, de la que tanto alardeo y orgulloso estoy. No obstante, reconozco que lo […]

Continue Reading

Sin protocolo no hay comunicación.

No me interesa – a los efectos de este cuaderno de bitácora- la política. Ya lo sabes. Sin embargo me parece que, para los que nos dedicamos al protocolo, es necesario la observación y la crítica de cuanto acontece públicamente a los dirigentes políticos nacionales e internacionales. Es tan importante la gestión de la presencia de autoridades en actos públicos que nada se puede dejar al azar porque todo afecta a la política, a la diplomacia y a las relaciones internacionales. Tanto es así que me atrevo a decir que donde se hace realmente protocolo puro es en las instituciones públicas. Ya sé que algunos me señalarán con dedo acusador pero, para mi, no es lo mismo organizar, desde el punto de vista del protocolo, un congreso de 1000 médicos que un encuentro del G-20. Aquello es un evento que requiere infraestructuras de todo tipo y esto es un acto que, además, necesita de la visión que […]

Continue Reading

Protocolo y posverdad.

Arturo Torres, psicólogo, afirma que “la posverdad (..) sirve para señalar una tendencia en la creación de argumentarios y discursos que se caracteriza por partir de la asunción de que la objetividad importa mucho menos que el modo en el que lo que se afirma encaja con el sistema de creencias que sentimos nuestro y que nos hace sentir bien”. De la utilización de ideas que encajan más con los sentimientos y creencias particulares que con la realidad y la verdad saben mucho los que se dedican a la comunicación política y la comunicación institucional. Así, se crean percepciones afines a ideologías, objetivos de partido o institucionales a partir de mediasverdades o mediasmentiras. La posverdad se diseña y adapta al público para, haciéndolo sentir bien, sumarlo como adepto o atraerlo hasta el terreno de conveniencia. Quienes utilizan la manipulación para obtener réditos, se apoyan en el concepto de posverdad. Si alguien no […]

Continue Reading

Porque lo dice el protocolo.

Al Congreso, con americana y corbata; a los Oscar, con traje largo; a la cena oficial que se ofrece a un Jefe de Estado, de frac; a la boda de mi hija de chaqué…y todo porque lo marca el protocolo. Ya lo he escrito aquí en otras ocasiones. El caso es que muchos hablan de protocolo sin saber ni siquiera qué es protocolo y, como ya sé que tu sabes de qué va todo este entresijo, no te lo voy a repetir. Lo que sí me parece importante es repasar a quién corresponde la responsabilidad de hacer protocolo o, lo que es lo mismo, quién es el propietario de los derechos de dictar las normas para el desarrollo de “SU” acto. Sí, ya sabes que hablo del anfitrión……debidamente asesorado por su Jefe de Protocolo que es quien conoce las respuestas a las “5 W” y la “H” famosas. Entre otros derechos del anfitrión podemos  destacar  […]

Continue Reading

Make the first lady great again

Artículo publicado en la revista CAREP Magazine nº0 La están preparando. Al menos eso es lo que parece que intenta el grupo de asesores de la Casa Blanca. Melania Trump aún no tiene un papel distinguido -de momento- en la política de comunicación de Trump como sí́ lo tuvo, desde el principio, Michelle Obama. La Primera Dama de los Estados Unidos – FLOTUS (First Lady Of The United States) – ha decidido mantenerse, este primer año, al margen de la actividad pública. En teoría lo hace para cuidar a su hijo pequeño. La realidad parece ser otra. Pretenden mantenerla al margen de la actividad pública de su esposo, mientras que su lugar es ocupado por Ivanka Trump quien dispone de una preparación cultural más amplia. Un año de paréntesis y alejamiento de la actividad de la Casa Blanca que coincide, casualmente, con el tiempo que Melania Trump pasará al cuidado […]

Continue Reading

Trump, siempre Trump.

Me imagino cómo han de estar los asesores de Trump. No hay comparecencia pública del Presidente de los EE.UU de Norteamérica que no tenga una “trumpada” -término acuñado, creo, por mi amiga Marita Serna- que finalmente difumina el verdadero objeto de la reunión.  Es lo que tiene no confiar en el protocolo o, lo que es peor, desafiarlo y obviarlo. Para mi es inevitable establecer comparaciones entre Obama y Trump. Mientras que aquel no se enfrentaba a un grupo de cámaras y personas hasta no conocer el más mínimo detalle y movimiento que debía o podía ocurrir, éste continua despreciando su puesta en escena, desafiando las leyes básicas del saber ser, saber estar y saber actuar que todo dirigente, se supone, debe poner en práctica. No parece que Trump tenga propósito de la enmienda. Todas las ideas, propuestas e intenciones que pueden estar incluidas en un acto quedan minimizadas por […]

Continue Reading